Familia busca a joven paisa desaparecido hace un mes en Alemania

  • Con pelo recogido, barba y bigote estaba Jacobo el día de su desaparición. Foto Cortesía Familia Montoya Vélez
    Con pelo recogido, barba y bigote estaba Jacobo el día de su desaparición. Foto Cortesía Familia Montoya Vélez
VANESA RESTREPO | Publicado el 13 de enero de 2017

La noche del pasado 16 de diciembre Jacobo Montoya Vélez, un paisa que desde hace dos años vive y estudia en Alemania, le escribió un mensaje a su madre a través de la aplicación Whatsapp en el que le contaba que estaría en una fiesta con sus compañeros de la Universidad de Heidelberg.

Ángela, la madre, una colombiana residente en Perú, se alegró y le dijo que disfrutara. Eran las 11:30 p.m.

Montoya desapareció esa noche. Los amigos le dijeron a la familia que durante la tarde habían estado en la casa de una de las compañeras y que cuando llegaron a la discoteca latina, el joven de 19 años dijo que no entraría porque prefería regresar a su casa.

Dos horas más tarde, Jacobo se volvió a conectar desde su celular -según consta en las notificaciones de la aplicación de mensajería- pero no se comunicó con nadie. Desde entonces no hay ninguna pista sobre su paradero.

“Yo le escribí por la mañana para saber cómo le había ido, y no respondió. Lo llamamos por teléfono, skype, whatsapp, y nada. Preguntamos y a su apartamento no llegó. Y los amigos tampoco saben para dónde se fue o con quién. Es como si se lo hubiera tragado la tierra”, contó Ángela vía telefónica.

La búsqueda

Los amigos de Jacobo reportaron la desaparición ante la policía alemana y la familia hizo lo propio ante el consulado colombiano en Frankfurt. Apenas unos días después, el padre del joven viajó hasta Alemania para comenzar su búsqueda, a la que Ángela se unió.

“Estuvimos tres semanas en Alemania buscando. La Policía fue hasta su apartamento y todo estaba ordenado, no faltaba nada. Hasta su computador y tableta estaban ahí, toda la ropa y los objetos personales”, explicó la madre.

La familia pegó carteles por todo Heidelberg, y en los pueblos vecinos. Tapizaron con su cara las estaciones de tren, tranvía, buses; y visitaron los hospitales, morgues, castillos y hoteles de todo el sector. Pero nadie parece haberlo visto.

Estuvieron tres semanas, hasta el pasado martes, cuando volvieron a Lima con las manos vacías. “La policía de allá avanza en la búsqueda, eso lo sabemos. Pero no nos dicen cómo ni hacia dónde, hasta que no tengan pistas concretas”, agregó Ángela.

La madre describe a su hijo como un joven aplicado, de pocas fiestas. “Un nerd, como llaman muchos, pero su círculo de amigos es igual... él era muy feliz en Alemania, estaba en el programa internacional de nivelación para ingresar al programa de Historia”.

El joven nació en Medellín en 1993 y vivió hasta los cuatro años en la ciudad. Luego se fue a Lima con la familia, y allí culminó su bachillerato. Más tarde viajó a Europa y en Alemania encontró la posibilidad de estudiar en una universidad de alto nivel.

Según la madre, Jacobo habla inglés, alemán, francés y español con perfecta fluidez; y durante su permanencia en la ciudad sirvió como guía para varios amigos y conocidos. “Él conoce la ciudad muy bien y con los idiomas no se enreda. No es de escaparse, consumir nada, o ir a fiestas. Por eso creemos que alguien lo tiene retenido por la fuerza, pero no sabemos quién ni por qué”, agrega la madre.

A casi un mes de la desaparición, la familia de Jacobo sólo sabe que él salió de su casa vestido con jean, tenis, una chaqueta ligera, y una bufanda. Su pelo largo lo llevaba, como siempre, recogido en una cola de caballo. Pero dicen que no pierden la fe de encontrarlo sano y salvo.

El joven tiene pelo largo, pero suele llevarlo recogido. Su familia no sabe nada de él. Foto Cortesía Familia Montoya Vélez
El joven tiene pelo largo, pero suele llevarlo recogido. Su familia no sabe nada de él. Foto Cortesía Familia Montoya Vélez

Contexto de la Noticia

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección