Decálogo por el aire, la herencia del día sin carro en Medellín

  • U. de A., donde el uso del carro bajó 70 %. Fotos Julio César Herrera y Edwin Bustamante
    U. de A., donde el uso del carro bajó 70 %. Fotos Julio César Herrera y Edwin Bustamante
  • Eafit, donde la jornada fue voluntaria y no se entregaron cifras. Fotos Julio César Herrera y Edwin Bustamante
    Eafit, donde la jornada fue voluntaria y no se entregaron cifras. Fotos Julio César Herrera y Edwin Bustamante
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 16 de noviembre de 2016
en definitiva

Para lanzar una alerta, las universidades de Medellín expidieron el decálogo por la calidad del aire de Medellín como resultado del Día sin carros y sin motos universitario.

Caminar en distancias cortas, ir en medios no motorizados en distancias medias y viajar en transporte público en las trayectos largos, son algunas de las recomendaciones que, en un decálogo, hacen ocho universidades de Medellín -públicas y privadas- que ayer realizaron la jornada Día sin carro y sin moto en sus instalaciones.

La jornada fue la expresión tangible de un grito, si se quiere desesperado, que lanza la academia por la calidad del aire de la ciudad, que ha sufrido un deterioro paulatino debido especialmente al crecimiento del parque automotor, teniendo en cuenta que las fuentes móviles aportan cerca del 80 % de la contaminación. En el Valle de Aburrá, hasta agosto, se contaban 1’347.067 vehículos matriculados.

“Somos un valle entre montañas y con condiciones desfavorables y cambiantes, y si llueve en el momento en que el aire no tiene su movimiento natural, esa lluvia, en vez de lavar la atmósfera, hace que los gases se queden acumulados por falta de movimiento y dispersión”, expresó Miriam Gómez Marín, docente del Politécnico Jaime Isaza Cadavid.

La decisión de realizar el Día sin carros ni motos se empezó a gestar en las de universidades de Antioquia y Nacional y se unieron Eafit, UPB, la de Medellín, la Escuela de Ingeniería de Antioquia (EIA), el CES y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid. Pero los académicos son conscientes de que no por dicha jornada se va a mejorar la calidad del aire, pues saben que es un asunto de tanta gravedad y que involucra a tantas instancias, que una sola golondrina no haría verano.

“Lo importante acá es que se representen distintas ideas de cómo mejorar la calidad del aire y cómo se van integrando elementos de salud importantes de vigilar, para tener una línea de base que permita generar acciones y políticas públicas de control”, advirtió Juan Gabriel Piñeros, médico con doctorado en Salud Pública de la Facultad de Salud Pública de la U. de A.

El académico llamó la atención sobre la importancia de tomar medidas en torno a la calidad del aire de Medellín, pues admitió que aunque aún se ignoran los reales impactos de la contaminación de la atmósfera en la ciudad, hay estudios que infieren que la situación debe ser crítica.

Indicadores críticos

“En Medellín no se han hecho estudios que permitan afirmar qué tanto la calidad del aire afecta la salud de la ciudad, pero hay estudios a nivel nacional y el Banco Mundial de 2014 que, en diferentes ciudades del mundo, demostró que existe gran impacto de la contaminación en la salud”, señaló.

Según el galeno y académico, en Colombia se cuentan 5 mil muertes anuales asociadas a la contaminación del aire, más de cien millones de problemas de salud están ligados al mismo mal y en la ciudad se realizan 7 mil consultas por enfermedades respiratorias asociadas a la contaminación.

El rector del Eafit, Juan Luis Mejía, alertó por el deterioro del aire basado en la contingencia ambiental de abril: “ese riesgo no ha desaparecido y si no tomamos medidas urgentes, será permanente”, dijo.

El vicerrector de la U. de A., Edison Neira Palacio, aclaró que, “buscamos generar una cultura favorable al aire, que se ha deteriorado por falta de planificación”.

Contexto de la Noticia

radiografía más píldoras del decálogo

De la jornada, que en la mayoría de universidades era voluntaria y solo fue obligatoria en la U. de A., aunque permitía el ingreso de vehículos compartidos y motos con parrillero, no se suministraron cifras consolidadas. El Alma Máter informó que el ingreso de carros bajó 70 % y de motos 50 %.

En el decálogo, además, se incluyen fórmulas benéficas para el aire, como compartir el vehículo privado; mantener en buen estado mecánico los vehículos; respetar las normas de movilidad que incrementen el bienestar ciudadano; respetarse todos los actores de las vías y aumentar los espacios verdes.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección