Hace 10 años no escurrían aguas del cerro Quitasol

  • De acuerdo con el reporte del departamento de Bomberos de Bello, 26 viviendas sufrieron inundaciones por la creciente de las quebradas aledañas. No hubo lesionados. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    De acuerdo con el reporte del departamento de Bomberos de Bello, 26 viviendas sufrieron inundaciones por la creciente de las quebradas aledañas. No hubo lesionados. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
Por DANIELA JIMÉNEZ GONZÁLEZ | Publicado el 16 de noviembre de 2018
Infografía
Hace 10 años no escurrían aguas del cerro Quitasol
en definitiva

En el Quitasol, la intensidad de la lluvia superó ayer la capacidad de infiltración del suelo. Las autoridades hacen un llamado para respetar la normatividad de las zonas de retiro de afluentes.

En medio de una fuerte precipitación y ante la mirada inquieta de los habitantes del sector, pequeños riachuelos y corrientes de agua descendieron el miércoles por el Cerro Quitasol, en el municipio de Bello.

El Sistema de Alertas Tempranas de Calidad del Aire del Valle de Aburrá, Siata, explicó que lo que se observó en el cerro es una situación normal causada por las lluvias y denominada escorrentía superficial. Autoridades locales manifestaron que no ocurría con tanta intensidad desde hace 10 años. Pero, ¿en qué consiste?

Verónica Botero, magíster en Estudios Geológicos y decana de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional, explicó que las precipitaciones se distribuyen en tres partes: una parte que se infiltra, o se absorbe por el suelo; otra que cae en las plantas para luego evaporarse y una última que se escurre por las laderas cuando hay saturación del suelo.

Una situación similar, agrega Botero, ocurre cuando una persona camina bajo la lluvia: las gotas empapan la ropa y, cuando la tela supera su capacidad de absorción, el agua se escurre.

“Es lo mismo que pasa en el suelo. .Como estamos en un periodo invernal, la mayoría de las laderas de nuestra ciudad están saturadas. Tienen mucha agua en el suelo y cuando llueve, como su capacidad de absorción está disminuida, la mayor parte de la precipitación se escurre”, agregó.

Respetar las zonas de retiro

El capitán Nelson Zuluaica, comandante del cuerpo de Bomberos de Bello, explicó que las aguas que descendieron por las cañadas del cerro Quitasol llegaron hasta la quebrada La Pachelly. Esta situación generó inundaciones en 26 viviendas ubicadas en la ribera del afluente, pero no hubo personas lesionadas.

Las fuertes lluvias produjeron afectaciones menores en otros sitios. En el sector de Valadares se presentó una obstrucción de los desagües en vía pública y hubo incremento en el cauce de las quebradas La Loca y Montañita.

César Augusto Arango, director de la Oficina Asesora de Gestión del Riesgo de Bello, enfatizó en que lo ocurrido el miércoles en el cerro es un evento natural que, sin embargo, hace 10 años no se presentaba en tal magnitud.

María del Pilar Restrepo, subdirectora Ambiental del Área Metropolitana, indicó que, en estos casos, el Amva le ha insistido a la ciudadanía evitar la ocupación en las zonas de retiro de las quebradas, no solo en aquellos cauces con presencia de agua, sino también en caños secos. En inmediaciones del Quitasol, agregó, existen ocupaciones que en temporada seca no corren peligro, pero que en época invernal enfrentan riesgo de desbordamientos e inundaciones, por su cercanía a los afluentes y al elevarse el nivel del agua.

Contexto de la Noticia

Paréntesis necesario reforestar los ecosistemas

María del Pilar Restrepo agregó que a través del Plan Siembra Aburrá se busca devolverle la cobertura vegetal y reforestar tanto al cerro Quitasol como también al resto de las cuencas del Área Metropolitana, zonas afectadas por la deforestación y la impermeabilización del suelo. “Con la vegetación apropiada es posible tener una amortiguación de las gotas de lluvia y un control de la escorrentia superficial”, explicó.

Daniela Jiménez González

Periodista del Área Metro. Me interesa la memoria histórica, los temas culturales y los relatos que sean un punto de encuentro con la ciudad en la que vivo, las personas que la habitan y las historias que reservan.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección