Con el Eln fue como empezar de cero

  • Antes de acabar el cese el fuego bilateral, Pablo Beltrán, jefe del Eln, aseguró que está preparado para la ofensiva militar. EL COLOMBIANO conoció cuáles serían los próximos pasos de ese grupo insurgente en medio de la confrontación armada. FOTO Federico RÍOS
    Antes de acabar el cese el fuego bilateral, Pablo Beltrán, jefe del Eln, aseguró que está preparado para la ofensiva militar. EL COLOMBIANO conoció cuáles serían los próximos pasos de ese grupo insurgente en medio de la confrontación armada. FOTO Federico RÍOS
Por Olga Patricia Rendón M. y Ricardo Monsalve Gaviria | Publicado el 10 de enero de 2018
en definitiva

Los aprendizajes que el Gobierno aplicó con las Farc no se reflejan en la negociación con el Eln, los meses han pasado y la agenda no avanza por discutir la suspensión de ataques.

A las 00:00 horas de este miércoles la Fuerza Pública y el Eln iniciaron las acciones ofensivas. El cese el fuego bilateral que silenció los fusiles desde el 1 de octubre del año pasado no fue prorrogado por las partes.

El fin del cese se dio pese a que desde varios sectores de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional enviaron mensajes a la mesa de negociaciones entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el Eln, para que buscaran estrategias para prorrogarlo y mantener los alivios humanitarios alcanzados en estos 102 días.

Ahora, que las partes se disponen a negociar una nueva metodología para decretar en el futuro otro alto al fuego, quedan las preguntas por los posibles errores y si esta fue una decisión apresurada.

El Gobierno cedió

Cuando el Ejecutivo inició el proceso de paz con las Farc, en 2012, el presidente Santos fue claro en decir que no habría un cese el fuego con esa guerrilla hasta que hubiera acuerdos sobre todos los puntos de la agenda de negociación.

Justificaba su decisión en que una tregua prolongaría el conflicto “de forma indefinida”, y que la guerrilla sabía aprovechar muy bien esos respiros para fortalecerse militarmente. Eran, según dijo, aprendizaje de todos los procesos fallidos que hubo en el pasado. Y esa posición fue sostenida hasta el final de la mesa, solo hubo desescalamiento después de seis ceses unilaterales y de un avance muy significativo en los acuerdos.

Sin embargo, ese no es el escenario con el Eln. El cese llegó a los ocho meses de instalada la mesa, y “logró reducir la confrontación violenta entre las partes a cero”, comentó Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis del Conflicto, Cerac. Pero no evitó el rearme de la guerrilla, según conoció EL COLOMBIANO (ver recuadro).

¿Era necesario?

Carlos Medina Gallego, del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la Universidad Nacional, aseguró que la tregua no fue una medida apresurada, ya que era un requisito fundamental para que pudiera darse la participación de la sociedad civil, tal y como está dado en la agenda y como efectivamente se empezó a hacer durante estos 100 días.

En ello estuvo de acuerdo Restrepo, quien consideró que, aunque debió haber sido mejor planeado para que no se presentarán diferencias tan marcadas entre ambas partes a la hora de evaluar las violaciones, el cese fue oportuno y necesario.

Sin embargo, hay que entender, insiste el director del Cerac, que “un cese el fuego no termina el conflicto, la negociación es la que lo acaba, y en la medida en que el enfrentamiento no interrumpa la negociación, las partes van a estar más concentradas en la mesa”.

Además, agregó, que el cese tal y como fue acordado no era sostenible y ahora la mesa tendrá que “negociar el fin del conflicto y desescalar la guerra”.

Para Medina, estos meses no fueron espacio para que la guerrilla se fortaleciera más de lo normal, sino que, por el contrario, “el cese el fuego crea una especie de pereza hacia la guerra”.

Lo que resulta claro es que, a diferencia de la negociación con las Farc, en la que se avanzó en una agenda definida. En esta ocasión han tardado cinco meses hablando del silencio temporal de los fusiles, pero los avances reales son nulos . n

Contexto de la Noticia

Autoridades en alerta por posibles ataques del Eln en el país

Tanto las Fuerzas Armadas como la Policía se encuentran en alerta máxima por las posibles acciones que Eln pueda perpetrar en diferentes departamentos del país como Arauca, Norte de Santander, Boyacá, Chocó, Cesar y Nariño, entre otros.

EL COLOMBIANO conoció un documento de los organismos de inteligencia del Estado en el que se realizaron proyecciones sobre probables ataques y atentados por parte de los diferentes frentes de guerra que esa organización insurgente tiene desplegados en las regiones mencionadas.

En el informe también se advierte de la adquisición de material bélico para reforzar algunas de las estructuras del Eln en el país, incluso se habla de la compra de 20 drones que habrían sido distribuidos para poder realizar inteligencia a los movimientos de las autoridades o de sus instalaciones.

El Ejército y la Policía mantienen operativos de control y de prevención para evitar que los frentes de guerra oriental y nororiental tengan la capacidad de cometer actos violentos contra la infraestructura oficial en los departamentos de Arauca, Boyacá, Cesar y Norte de Santander, especialmente en la región de Catatumbo.

Algo similar ocurre en el departamento de Chocó, de acuerdo con el análisis de inteligencia, el frente de guerra Occidental estaría listo para realizar acciones ofensivas contra la Fuerza Pública, la instalación de minas antipersonal en algunas zonas e incluso el aumento de los reclutamientos forzados en zona rural de varios municipios del centro de ese departamento.

En el suroccidente colombiano, la Fuerza pública está atenta a la vigilancia de la infraestructura petrolera de la región, específicamente la que está ubicada en la zona rural de los municipios Ricaurte y Junín, Nariño, donde hay presencia de una de las compañías del frente de guerra suroccidental.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección