Eln dejó en libertad a 6 plagiados

  • Al llegar a la comunidad, los recién liberados fueron atendidos por el CICR que les hizo un chequeo médico. La Defensoría y la Iglesia también participaron. FOTO Manuel Saldarriaga, Enviado Especial
    Al llegar a la comunidad, los recién liberados fueron atendidos por el CICR que les hizo un chequeo médico. La Defensoría y la Iglesia también participaron. FOTO Manuel Saldarriaga, Enviado Especial
Por ricardo monsalve gaviria Enviado especial a Quibdó, Chocó | Publicado el 13 de septiembre de 2018
16

secuestrados están en poder del Eln según informes del Ministerio de Defensa.

Las caras del soldado Jesús Ernesto Ramírez Silva, de los policías Luis Carlos Torres Montoya, Yemison Leandro Gómez Correa y Wilmer Rentería, y de los contratistas Edinson Cuero y Yimilson Delgado, eran de confusión.

Los seis llegaron escoltados por un puñado de guerrilleros del Eln a El Guamo, una comunidad indígena ubicada en zona rural de Quibdó, Chocó, donde eran esperados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Defensoría del Pueblo, la Iglesia, la sociedad civil y EL COLOMBIANO, que se encontraba allí junto a a algunos pocos medios de comunicación.

Una vez notaron que no se trataba de otro traslado en medio del cautiverio, en el que ajustaban 40 días, se dieron cuenta de que tocaban las puertas de la libertad.

“Nos dijeron en la mañana que nos iban a liberar, pero no lo creíamos. Fue otro cantar cuando vimos tanta gente”, dijo Edinson Cuero, recién liberado, mientras sus manos aún temblaban.

Luego de un chequeo médico realizado por el CICR, llegaron las primeras palabras en libertad: “Estamos muy agradecidos con todos los entes que participaron y todos queremos enviarles un saludo muy grande a nuestras familias. También unas gracias al Eln por entregarnos bien”, dijo Wilmer Rentería.

Por su parte, conocida la liberación, el presidente Iván Duque reiteró que las puertas al diálogo siguen abiertas siempre y cuando el grupo guerrillero cese el secuestro y las hostilidades.

“Celebro que haya personas que estén retornando a sus hogares después de haber padecido la tragedia oprobiosa del secuestro y ratifico hoy, ante los jueces de este país, que si hay genuina voluntad de paz, ahí estará el Gobierno”, expresó Duque.

A su vez, el defensor del pueblo, Carlos Negret, quien celebró la libertad de estas seis personas, pidió a los grupos armados ilegales que “borren las retenciones y los secuestros de la mente de Colombia”.

El grupo guerrillero afirmó que la liberación fue unilateral, “ya que para el Gobierno, sus soldados y policías no ameritan ni siquiera la firma de un protocolo que garantice una acción humanitaria”.

Y el Eln envió otro mensaje referente a las negociaciones: “A diferencia del Gobierno, tenemos claro que la dinámica de la mesa no debe condicionarse con chantajes”.

El Viaje por los retenidos

Con la misión de traer de regreso a los seis secuestrados, las lanchas con personal del CICR y la Defensoría del Pueblo salieron ayer antes de las 7:00 a.m. desde Quibdó.

El río Atrato fue la vía utilizada. Tras 25 minutos, la caravana dejó este afluente y se internó por el río Neguá. El cambio de ruta sorprendió a la comisión que daba por segura la liberación en otro sector. “Tocó el plan ‘B’”, dijo uno de los ocupantes de las lanchas, “parece que militarizaron el punto donde teníamos que llegar y por eso los planes cambiaron”, explicó.

Ese era uno de los riesgos del procedimiento al tratarse de una acción unilateral, por lo que el Eln, debía resolverlo. El desvío por el río Neguá trajo sus problemas, el cauce no era tan profundo y la embarcación tuvo que ser reemplazada. Se hizo una parada en el corregimiento San Rafael, de Quibdó, donde los lugareños instalaron motores en seis chalupas, aptas para sortear la sequía del afluente y avanzar contra la corriente.

Dos horas después, la misión humanitaria se detuvo en El Guamo, una comunidad indígena habitada por 90 familias. Allí el CICR y la Defensoría esperaron instrucciones del Eln. Los minutos fueron tensos por el ruido que generaron algunas aeronaves.

—Ya van dos sobrevuelos, ¿los escucharon? Eso me preocupa un poco”, exclamó Juan Carlos Cuellar, gestor de paz del Eln.

—Pero deben ser vuelos comerciales, por acá es la ruta de Quibdó, no estamos tan lejos, respondió un funcionario de la Defensoría.

—Ojalá no traiga inconvenientes, no para nosotros, sino para los muchachos que vienen, reiteró el integrante de la organización subversiva.

Por fortuna para los policías, civiles y el soldado liberados, pero más para sus familias, no hubo inconvenientes, y hoy, después del secuestro, celebran junto a sus familias la llegada a la libertad.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Así ocurrió el secuestro

El 3 de agosto, mientras se disponían a regresar a Quibdó luego de recoger algunos elementos logísticos del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Vidrí, en Vigía del Fuerte, guerrilleros del Eln secuestraron a tres policías y dos civiles, además al soldado, que era evacuado para ser atendido debido a que padece una enfermedad tropical que debía ser tratada de urgencia. A este plagio se sumó el de otros tres militares en Arauca por el mismo grupo guerrillero, un día después. Los nueve secuestrados ya están en libertad.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección