Las cinco escenas de la novela Farc

  • Jesús Santrich en la cárcel, e Iván Márquez, quien se fue de Bogotá hacia Miravalle, Caquetá, son dos de los referentes del partido de la Farc que agitan la actualidad del proceso. FOTO colprensa
    Jesús Santrich en la cárcel, e Iván Márquez, quien se fue de Bogotá hacia Miravalle, Caquetá, son dos de los referentes del partido de la Farc que agitan la actualidad del proceso. FOTO colprensa
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 23 de abril de 2018
en definitiva

La convicción de la Farc como partido político se reforzará si demuestran que superarán las dificultades en el camino, entre tanto, el Gobierno deberá respetar y dar garantías frente al Acuerdo.

Abril ha sido un mes convulsionado para la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) y eso que aún falta una semana. Todo empezó el lunes 9, cuando la Fiscalía capturó a Zeuxis Pausias Hernández, conocido como “Jesús Santrich”, acusado por Estados Unidos de mantener sus negocios ilegales y organizar el envío de 10 toneladas de cocaína a Norteamérica.

En este proceso la justicia americana fue la que investigó el caso y la colombiana simplemente cumplió. Hasta el momento, Santrich permanece en la cárcel y el que sería el testigo clave, Marlon Marín, está en Estados Unidos, a donde viajó desde el pasado lunes.

Otro punto clave es que Marín es primo de Iván Márquez, aunque la Farc ha dejado claro que no hizo parte del proceso y no está en las listas del grupo, ni armado, ni político. No obstante, estuvo en Cuba en varias ocasiones, como lo reflejó en fotografías que subió a sus redes sociales.

Esto, aunque no representa una fractura dentro de la Farc, pues todos han salido a defender a Santrich, sí deja un mal precedente. Para el analista político Miguel Silva, el narcotráfico representa uno de los temas más delicados del acuerdo, pues las Farc, armadas, basaban su economía en esta actividad.

“Acompañar el proceso de desmovilización con el del abandono de sus actividades de narcotráfico es uno de los retos. Esto ha implicado la posibilidad de que algunos de sus miembros sigan armados e incluso, sin estarlo, sigan vinculados a las economías ilícitas”, expresa Silva.

Prueba de esto es el número de disidentes –alrededor de 1.400 en total, según Ideas para la Paz– un porcentaje de estos en cabeza de Walter Arizala, alias Guacho, siguen sembrando temor, sobre todo en el sur, donde encontró la debilidad del Estado para mantenerse al margen de la ley y donde, la semana pasada, asesinó a tres miembros del diario El Comercio de Ecuador y secuestró a otros dos civiles ecuatorianos.

Por capítulos

Otras tres escenas han marcado el guión de la novela de la Farc en abril. El jueves, Márquez se trasladó al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (Etcr) de Miravalle, Caquetá, según él, para hablar con los excombatientes y revisar lo que piensan de lo que está pasando, mientras que Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, se fue de este sitio “hasta que liberen a Santrich”, según confirmó el propio Márquez.

En esta parte de la historia aparecen el protagonista y el antagonista de la novela.

El máximo jefe de la Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, les pidió a los excombatienes respetar la ley y esta frase es la que llama la atención: “quien no lo haga debe atenerse a las consecuencias y ahí difícilmente puede pedírsele solidaridad al partido”. El antagonista, es el disidente alias Guacho, quien sigue siendo el terror del sur del país y su poderío militar se refleja a través de ataques armados, narcotráfico, secuestros y asesinatos.

EL COLOMBIANO, con el análisis de los expertos Miguel Silva; Germán Sahid, docente de Ciencia Política, y Alejo Vargas, especialista en el proceso de paz, explica estos momentos clave, que han marcado la agenda de la Farc y lo que podría representar en el futuro de su participación en política.

Contexto de la Noticia

1. el agite por captura santrich

Coinciden en que nada justificaría que algunos de sus miembros sigan delinquiendo, a pesar de la vigencia del acuerdo de paz y de los beneficios recibidos, como su participación en política y los dineros que recibieron por crear su partido. Sin embargo, de comprobarse que Santrich siguió delinquiendo y que solo empleó las negociaciones de La Habana como una sombrilla para escapar de las posibles condenas a las que estaría expuesto, el Gobierno deberá mostrar firmeza y hacer cumplir la palabra de que quien delinca, después de firmado el Acuerdo, será procesado por la justicia ordinaria y, de ser posible, será extraditado a Estados Unidos.

2. marín, el testigo estrella

Marlon Marín dejó que se vencieran los términos de su proceso en Colombia para proceder a dialogar con la DEA. Por esta razón, los analistas aseguran que sería el testigo estrella en el proceso que se adelanta contra Santrich por narcotráfico. Para los consultados, en principio, llama la atención que Marín no fue cuadro, ni hizo parte de la estructura política ni armada de la Farc. Este caso representa un desafío para la justicia, que deberá definir si Santrich estaba “cuadrando los viajes de coca” y establecer que los diálogos solo fueron una “trinchera” para continuar en la ilegalidad con el narcotráfico, pero queriendo estar amparada bajo el Acuerdo.

3. márquez y el paisa se mueven

La poca legitimidad y desconfianza que se cierne sobre el proceso de paz se refuerzan con los movimientos de Márquez y El Paisa, pues representa un temor de que el proceso fracasó y podría ser una evidencia de que los “cuadros” no se piensan como políticos, sino que continúan viéndose bajo el poder militar que representaron y que pueden encontrar algún tipo de control en las zonas veredales. La Farc siente temor que eventualmente el proceso de paz se desmorone, lo que se podría percibir como que analizan un plan b, que no es más que regresar al monte, pues sus cabecillas se sienten más seguros con la tropa leal, que sentados en Bogotá.

4. guacho, el terror disidente

El poder armado y militar de Guacho estaría directamente relacionado con sus negocios con el Cartel de Sinaloa, según expuso el fiscal General Néstor Humberto Martínez, que es con el grupo delincuencial para el que estaría prestando sus servicios y el que estaría suministrado el dinero para mantenerse como una fuerza ilegal; sin embargo, el desafío está en la institucionalidad colombiana y el poder militar y de inteligencia para enfrentarlo. Por esto, es clave que haya un trabajo integrado con las fuerzas militares de Ecuador, pues aunque el problema fundamentalmente es de Colombia, Guacho mantiene su accionar en la zona de frontera de ambos países.

5. el mensaje de timochenko

Los consultados aseguran que el mensaje de Timochenko es claro: mantenerse en la legalidad y respetar lo que se acordó, aunque de una u otra manera demuestra las posibles divisiones del partido. Además, dicen, es algo a lo que el país no está acostumbrado, por la tradición armada de la Farc. “Timochenko sí ha hecho la transición y trata de mostrarse como líder de un partido político. Lo que llama la atención es que lucha con quienes integraron el secretariado, como Márquez y Santrich”. Otro punto clave es que el líder de la Farc está en las mismas condiciones que el presidente Santos: defendiendo la legitimidad que le queda al Acuerdo.

Richard Aguirre Fernández

Periodista nacido en Calarcá. Camino entre Antioquia, Caldas y Quindío.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección