Masacres aumentaron en 2018

  • Masacres aumentaron en 2018
Publicado el 09 de enero de 2019
Infografía
Masacres aumentaron en 2018
en definitiva

Con 16 masacres en 2018 el país volvió a repuntar esta cifra después de cuatro años. Los hechos han ocurrido en diferentes regiones, pero Antioquia es una de las más afectadas.

Los asesinatos colectivos, que por décadas se dieron en Colombia y que se esperaba desaparecieran con los avances ciertos en reconciliación, infortunadamente, después de cuatro años en franco descenso volvieron a tomar fuerza. Entre enero y noviembre de 2018 se dieron 16, que dejaron 78 víctimas, según el Ministerio de Defensa. En recuadros están las registradas por EL COLOMBIANO.

A pesar del Acuerdo con la guerrilla de las Farc, otras organizaciones armadas ilegales como el Epl, Eln, Clan del Golfo y las disidencias continúan en el escenario armado manteniendo la disputa del territorio. Esto ha desestabilizado la seguridad en muchas regiones, en consecuencia, los ciudadanos han llevado la peor parte.

Para el Ministerio de Defensa, se consideran masacres a partir de cuatro muertos. Sin embargo, en este artículo también incluimos los crímenes de los tres integrantes del diario El Comercio de Ecuador y los de los tres geólogos de la Continental Gold, asesinados en los departamentos de Nariño y Antioquia, respectivamente.

Las cifras que entrega el Gobierno confirman que 2018 se convirtió en el año más violento, en cuanto a masacres se refiere, de los últimos cuatro. En 2014 ocurrieron 8 que dejaron 37 víctimas, en 2015 fueron 11 casos con 46 asesinatos, en 2016 hubo 6 masacres con 26 muertos y 2017 terminó con 10 y 44 personas sin vida.

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, cree que la mayoría de hechos en los que se registraron homicidios múltiples tienen que ver con el crimen organizado y lo que genera ese mundo delictivo.

“Esto es típico de un proceso de transformación de la violencia en el que las prácticas terminan siendo utilizadas por grupos organizados que no hacen parte del conflicto armado”, explica Restrepo, quien agrega que esos crímenes se asocian a disputas de estas organizaciones. “No son casos de venganzas, riñas familiares o disputas de tierras. Es una pelea por territorios”, añade.

Por su parte, Jerónimo Castillo, director del Área de Seguridad y Política Criminal de la Fundación Ideas para la Paz, relaciona las masacres ocurridas con los movimientos civiles que hay en zonas donde se encuentran los grupos armados organizados ilegales.

“En regiones complejas, con presencia de grupos ilegales, hay unos movimientos de resistencia civil importantes y contra ellos se están dando ataques que han dejado personas muertas. Este es un fenómeno que pasa factura”, explica.

¿Cómo cambiar el rumbo?

Para los analistas, las soluciones que ha buscado el Estado, hasta ahora, para frenar el fenómeno no han sido suficientes.

Según Castillo, el aumento del pie de fuerza militar en zonas del país como el Catatumbo, Antioquia o Cauca, aunque es necesario e importante, no evitó que se presentaran ataques contra civiles, “por lo que es determinante una política del Gobierno para proteger a esas resistencias civiles. Ellos son la semilla de la civilización y de la paz en el país”.

Para Restrepo, las acciones contra el crimen organizado desde el fortalecimiento de la justicia serían claves para resolver el problema, “el ejemplo podría ser la ley de sometimiento”.

Una de las estrategias del Gobierno es la implementación del programa “Paz con Legalidad”, que tendrá como prioridad recuperar la confianza en los 170 municipios más golpeados por la violencia.

Esto plantea acciones específicas como: la intervención, fundamentada en los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, que benefician a 6,6 millones de personas. El tratamiento especial a víctimas en atención, reparación y apoyo de emprendimientos. Fortalecimiento del Fondo de Tierras que serán destinadas, precisamente, para los afectados en las regiones donde el conflicto arrecia, entre otros.

“Es una visión de largo plazo, con acciones concretas en los territorios y focalizada en los derechos de las víctimas, que articulará la presencia del Estado. El gobierno tiene claro el norte de la política de estabilidad: ya se hicieron los ajustes pertinentes y se definió su rumbo. Nos corresponde ahora a nosotros el trabajo de llevarla a cabo y convertirla en una realidad”, afirmó Emilio José Archila, Alto Consejero para la Paz.

Contexto de la Noticia

Paréntesis La fuerza pública también sufrió

Fueron al menos tres hechos durante 2018 en los que la Fuerza Pública también sufrió homicidios colectivos. El 27 de enero guerrilleros del Eln lanzaron un artefacto explosivo a una estación de Policía en Barranquilla, el hecho dejó seis uniformados muertos y cerca de 40 heridos. Justo un mes después, en zona rural del municipio de Tibú, Norte de Santander, otro ataque del Eln con explosivos le quitó la vida a cinco militares y dejó heridos a otros 10. Para el mes de abril el Clan del Golfo activó un explosivo al paso de una patrulla de la Policía en zona rural del municipio de San Pedro de Urabá. Allí murieron ocho policías.

Siete personas asesinadas en Yarumal

Tres hombres armados ingresaron al estadero Las Margaritas, ubicado en la vereda La Estrella, a las afueras del municipio de Yarumal, y dispararon de manera indiscriminada. En el hecho perdieron la vida siete personas, dos de ellos menores de edad. Las víctimas mayores de edad fueron identificadas como Édgar Enrique Ayala Rodríguez (32 años), Mirando Antonio Velásquez Valencia, (23), Walter David Ayala Velásquez (32), Jader de Jesús Barriento (25) y Jairo de Jesús Cardona López (68). Las autoridades aseguraron, en su momento, que se trató de un ataque del Eln con las disidencias de las Farc. Sin embargo, la Fiscalía no descarta la participación del Clan del Golfo, porque un mes después de la masacre, el CTI capturó en Valdivia a un individuo conocido con el alias de “Víctor”, quien sería uno de los autores materiales y pertenece a esta organización criminal.

Matan a cinco por disputa de combos

La ciudad de Medellín se estremeció por el hallazgo de cinco cuerpos envueltos en costales en diferentes partes de la ciudad. La investigación de las autoridades indicó que las víctimas fueron asesinadas en una vivienda del barrio El Pesebre, el 30 de enero. En los cuerpos había muestras de torturas. Cuatro de las cinco personas pertenecían a la misma familia: Jhon Esneider Colorado Herrera, su tío Sergio Andrés Herrera Martínez, el padrastro William Botero Duque y el cuñado Héctor Edilio Toro. La Alcaldía de Medellín responsabilizó a Cristian Camilo Mazo Castañeda, alias Sombra, uno de los principales cabecillas de la Organización Delincuencial Dedicada al Narcotráfico (Odin) de Robledo, quien fue capturado por la Policía el 21 de abril en una finca ubicada en el municipio de El Peñol.

Cinco hombres muertos en amalfi

Antioquia volvió a ser sacudido por una nueva masacre. En la vereda Los Monos, de Amalfi, cinco personas que se movilizaban en un vehículo fueron bajados del carro y asesinados a un lado de la carretera que comunica a esa población del nordeste con Vegachí. Tanto para las autoridades, como para los habitantes de la zona, el crimen fue todo un misterio, nadie conocía a las víctimas y tampoco a los agresores. Quienes murieron fueron identificados como Germán Alonso Restrepo Agudelo, de 46 años; Carlos Mario Jaramillo Castro, de 51; Feryesen Iván Jaramillo Hurtado, de 28; Samuel Andrés Tabares Hurtado, de 24; y Víctor Alexis Hurtado Ramírez, de 26, casi todos procedentes de Cisneros. Sobre los atacantes y el motivo del crimen poco se sabe, pues en esa zona del nordeste de Antioquia está el Eln, el Clan del Golfo y una disidencia de Farc liderada por alias “Luisito”.

Disidencias asesinan a periodistas

Este día se confirmó la noticia que nadie quería aceptar: las disidencias de las Farc en Nariño, lideradas por Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, asesinaron al periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y al conductor Efraín Segarra, trabajadores del diario El Comercio de Ecuador, quienes estaban secuestrados por ese grupo armado ilegal. Luego de la recuperación de los cuerpos, Colombia y Ecuador iniciaron una ofensiva, específicamente, dirigida a encontrar a los autores materiales del secuestro y homicidio, así como también a alias “Guacho”, el cerebro del crimen. Hasta la fecha han sido más de 40 los detenidos por los hechos, tanto del lado ecuatoriano como colombiano. Entre los capturados está alias “Reinel”, presunto disidente de las Farc señalado de ser el responsable de la custodia durante el secuestro de los comunicadores. “Guacho” murió luego de una operación militar en Nariño, el pasado 21 de diciembre.

siete personas muertas en cauca

En una de las vías de la zona rural de Argelia, Cauca, fueron encontrados los cuerpos sin vida de siete hombres. El hecho fue atribuido al Eln. Sin embargo, ese grupo guerrillero por medio de sus redes sociales desmintió la acusación. Después de realizada la inspección técnica a los siete cadáveres, se confirmó que ninguna de las víctimas era de la zona, la mayoría de ellos eran del municipio vecino de El Tambo y algunos habían sido combatientes de las Farc. Sobre este hecho, la Fiscalía anunció la imputación de cargos contra seis cabecillas del frente José María Becerra del Eln por su presunta participación en la masacre. Las personas asesinadas fueron identificadas como Idelber Gómez Ruíz, de 19 años; Fabián Alberto Guzmán, de 28; Jefferson Leandro Sánchez, de 25; Lisandro Muñoz, de 24; Ever Alfariz Gómez Samboni, de 24; Robinson Alberto Gómez Daza, de 23; y Luis Aurelio Bermúdez López, de 28 años.

En un billar matan a nueve personas

Hombres armados con fusiles y pistolas irrumpieron en el sitio, ubicado en el municipio de El Tarra, región de Catatumbo, Norte de Santander, y asesinaron a nueve personas. Entre las víctimas había siete excombatientes de las Farc. Sobre los hechos, las autoridades manejaron varias hipótesis que involucran a guerrilleros del Eln, Epl, disidentes de las Farc y paramilitares. “Entre las teorías que tenemos creemos que se deben a una lucha territorial por las rutas del narcotráfico, tanto domésticas como en Venezuela. Lo que estamos intentando establecer es si los responsables de la masacre son integrantes de las disidencias de las Farc o del Eln; también puede ser parte de la guerra que mantienen los del Epl y Eln”, dijo el entonces ministro de defensa Luis Carlos Villegas. Hasta la fecha, no se conocen capturas por este hecho.

Tres geólogos asesinados

Una de estas masacres que más indignó al país fue la de los tres geólogos que fueron asesinados por las disidencias del frente 36 de las Farc y el Eln en el corregimiento de Ochalí, municipio de Yarumal. La Fiscalía, Policía y Ejército lograron establecer, debido al relato de varios de los sobrevivientes, que el crimen fue cometido por orden de Ricardo Abel Ayala, alias Cabuyo, cabecilla de las disidencias, quien recibió apoyo de varios integrantes del Eln para cometer el crimen. Laura Alejandra Flórez Aguirre, Henry Mauricio Martínez Gómez y Camilo Andrés Tirado Farak, eran los nombres de los empleados de la multinacional canadiense Continental Gold que fueron asesinados. Por este hecho, la acción de las autoridades ha sido contundente, dos de los autores materiales ya fueron capturados y otros dos cayeron en combate, solo quedan por ubicar otro disidente de las Farc y el cabecilla alias “Cabuyo”.

Familia asesinada en Urabá

Las autoridades del municipio de San Juan de Urabá, Antioquia, fueron alertadas por la muerte de cuatro integrantes de una misma familia. Los hechos ocurrieron en la vereda Sinaí, y según la información suministrada por el coronel de la Policía de Urabá, Gerson Fajardo, varios sujetos llegaron hasta la vivienda y ultimaron con arma blanca a un adulto mayor, a una señora de 30 años, a un menor de 10 años y a un joven de 18. El secretario de Gobierno de esa población, Arlyn González, manifestó que “la vereda está ubicada a dos kilómetros del casco urbano. Estamos consternados, porque un hecho de esta magnitud nunca se había presentado acá. Esperamos que la Policía tenga información más precisa sobre el hecho y convocaremos a un consejo de seguridad para analizar la situación”. En esa zona hay presencia de la banda criminal del Clan del Golfo, aunque las autoridades aún no señalan sospechosos.

Seis hombres mueren en mapiripán

En una finca conocida Bahía Celeste, ubicada en la vereda La Realidad del municipio de Mapiripán, Meta, fueron hallados los cuerpos sin vida de seis hombres, quienes fueron asesinados, aparentemente, por un grupo armado ilegal. Tropas de la Séptima Brigada del Ejército encontraron los cadáveres en la madrugada del 18 de diciembre y desde ese momento se iniciaron las investigaciones para esclarecer el hecho. Pobladores de la zona afirmaron que las personas asesinadas no eran de la región. En el punto donde ocurrieron los hechos hay una organización delincuencial denominada Los Puntilleros, sin embargo, también se han presentado denuncias de la presencia de las disidencias de las Farc comandadas por alias “Negro Juan”. El ministro de la Defensa, Guillermo Botero, afirmó que si las personas asesinadas eran delincuentes o no, “no es justificación para que sean masacrados. Eso lo vamos a reprimir duramente. Aquí nadie puede tomar justicia por su propia mano”.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Análisis

Se requieren tareas de corto y largo alcance
Luis Eduardo Celis
Asesor Red de Programas Regionales de Desarrollo y Paz

Desafortunadamente, Colombia no ha logrado un orden de convivencia y pleno respeto por los Derechos Humanos, ese sigue siendo un desafío para el Estado y una responsabilidad para la sociedad. Si bien el Acuerdo con las Farc, ha puesto un gran avance en muchas dimensiones de la convivencia y la seguridad,...

Notas de la sección