Consulta liberal dejará un candidato para coalición

  • De la Calle junto a Juan Fernando Cristo durante el séptimo Congreso Nacional del partido Liberal. FOTO COLPRENSA
    De la Calle junto a Juan Fernando Cristo durante el séptimo Congreso Nacional del partido Liberal. FOTO COLPRENSA
Por óscar andrés sánchez á. | Publicado el 15 de noviembre de 2017
Infografía
Consulta liberal dejará un candidato para coalición
en definitiva

El Partido LIberal realizará una consulta abierta el próximo domingo para escoger candidato presidencial. Los resultados definirán su papel en una futura coalición para primera vuelta.

Contra viento y marea el Partido Liberal (PL) sostuvo y defendió la consulta abierta, que se realizará el próximo domingo, para escoger candidato presidencial. Si la reforma política pasa, será la última vez que un partido usa este mecanismo, porque esta reforma las eliminaría y, en adelante, tendrán que utilizar sistemas internos.

Ante las fricciones que se presentan en este proceso, polémico por su costo (45.000 mil millones de 85.000 que solicitó la Registraduría) surge la inquietud de si quedará un partido unificado y con candidato sólido para ir a primera vuelta en mayo, o si solo quedarán con un precandidato único que los conduzca a otra coalición que defienda la implementación del Acuerdo.

Aunque ambos precandidatos han hablando de coaliciones, quieren que gire en torno a ellos. La participación que obtengan en la consulta dará luces a la colectividad sobre qué camino tomar. De la Calle ha mostrado afinidad con la ‘Coalición Colombia’, integrada por Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Robledo, mientras Cristo se ha mostrado afín con Clara López.

Para Julian Mazo, docente del Centro de Análisis Político de la U. Eafit, los liberales ponen en juego el perfil de su candidatura. Con De la Calle la posibilidad de alianzas con los “NiNi” (ni con Santos ni con Uribe) es muy factible, capturando así mayor respaldo de votos de opinión.

Agregó que, por el contrario, con Cristo se perfila una candidatura propia del establecimiento y hasta continuista respecto al gobierno Santos, en donde se podría buscar el apoyo de la otrora Unidad Nacional (recordemos que La U no tendrá candidato y el conservatismo está dividido).

Según Jaime Duarte, docente del área de Gobierno de la U. Externado, en un sistema partidista, como el colombiano, lo que definirá el PL es un candidato para posibles alianzas, aunque la fuerza que muestre en la consulta dará cuenta de qué tan grande es y con qué margen de maniobra quedará para congresionales.

“Los liberales se están jugando su prestigio, al hacerse contar, han roto el partido por dentro, por las diferencias con los senadores Juan Manuel Galán y Viviane Morales. Si les va bien en la consulta, tendrán impacto y saldrán favorecidos. Si al menos no llegan a los 750.000 votantes, quedarán mal parqueados y el candidato saldrá a jugárselas en una alianza difícil de definir”.

¿Qué tan sólidos quedarán?

A la vista la campaña ha sido amigable y ambos precandidatos tienen buenas relaciones y se respetan, pues compartieron la tarea de sacar adelante el Acuerdo de paz con las Farc, uno como negociador y el otro como garante del respaldo político a lo pactado.

No obstante, en ambas campañas si hay denuncias de supuesta guerra sucia, que circula de manera subrepticia. Y, quieran o no, están compitiendo, y por eso Cristo dice que hay que refrescar el partido y que nunca se ha ido de la colectividad, y De la Calle se presenta como el que tiene la experiencia y capacidad.

Esta semana se presentó una nueva fricción. De la Calle le dijo a EL COLOMBIANO que en el hipotético caso de no salir victorioso en la consulta, apoyará a Cristo, como se lo manifestó en la convención liberal, pero que eso no quiere decir que ocupará algún cargo político dentro de la campaña.

“Mi plan es ganar, hacer una amplia coalición de los amigos de la paz, ganar la Presidencia y gobernar para todos. No tengo plan b”.

En contraposición, Cristo también en declaraciones a EL COLOMBIANO manifestó que va ganar, pero que el remoto caso que no, apoyará a De la Calle. “Siempre he sido respetuoso de las reglas de juego”.

Ese capítulo dejó dudas sobre qué tan sólido quedará quien resulte elegido el próximo 19 de noviembre.

Según Jaime Alberto Carrión, docente del área de Partidos Políticos de la U. Nacional, sede Medellín, el PL vive una profunda crisis hacia las elecciones del 2018, porque los dos precandidatos se muestran inseguros de que este sea el mejor mecanismo para tomar la decisión, lo que podría desestimular la participación.

“Ninguno de los dos representan plenamente la colectividad. De la Calle parece conversar más con la ciudadanía que con el PL, lo que da a entender que solo necesita su aval, y Cristo se convierte en un candidato apoyado desde la participación liberal en el Gobierno, en unos sectores que pueden no estar directamente conectados con las bases del liberalismo en el país”,

Carrión agregó que, adicionalmente, la exclusión de las senadoras Sofía Gaviria y Viviane Morales deja mucho que desear del compromiso de la dirección liberal con su ideario.

Saltando vallas

El proceso electoral no ha sido fácil en las toldas ‘rojas’. Primero sobrepasaron el obstáculo de la fecha, porque un sector la quería para marzo de 2018, y luego, en vista de que no había con qué hacerla, aceptaron castigarse en logística para bajar el presupuesto.

Aunque al inicio eran siete los precandidatos, tres se marginaron al no aceptar las reglas de juego, Morales, Gaviria y Galán, y dos renunciaron, los senadores Luis Fernando Velasco y Edilson Delgado. El primero se fue con Cristo y el segundo con De la Calle.

Hace una semana, cuando se empezó a ventilar la posibilidad de echar al traste la consulta, bajo el argumento de los costos, pero también ante el riesgo que representa competir con Juan Fernando Cristo y su estructura de base, este último le mostró los dientes al expresidente César Gaviria y las aguas se aclimataron.

Ya no hay vuelta atrás. En ocho días medirán pulsos, y aunque las encuestas las gana De la Calle, como la de esta semana del Centro Nacional de Consultoría, que le da un 44 %, frente al 13 % de Cristo, este puso a andar la estructura que cultivó como ministro del Interior. No obstante, ya no tiene mayorías parlamentarias: algunos están agazapados y otros se han deslizado.

En Antioquia, por ejemplo, De la Calle solo tenía el respaldo del representante Iván Darío Agudelo, de un total de seis congresistas, pero ahora lo acompañan los representantes John Jairo Roldán y Óscar Hurtado. Con Cristo está el senador Luis Fernando Duque y el representante Julián Bedoya. La senadora Sofía Gaviria no participa en la contienda.

Pero más que campaña por uno u otro, como lo afirma Hurtado, están es en sus propias campañas: “A mí me gusta más De la Calle, si gana Cristo, vamos con él. Esa es nuestra pelea. Tengo amigos de municipios que van Cristo y no voy a discutir con ellos por esa razón”.

Los que sí están en una contrarreloj son los precandidatos en una campaña intensa por el país, ubicaron vallas y pagaron publicidad en medios de comunicación. El Consejo Nacional Electoral (CNE) permite esta publicidad siempre y cuando se invite a votar en la consulta, y no para hacer campaña por la Presidencia, que fue por lo que generó polémica unas vayas de Cristo.

Riesgos y oportunidades

Al ser abierta, cualquier ciudadano inscrito en el censo electoral puede votar, incluso los militantes de otros partidos. Incluso, esta semana, el director de Cambio Radical (CR), Jorge Enrique Vélez, les pidió a los precandidatos no llamar a sus dirigentes a pedir votos, señalamiento que ambos negaron. Coincidieron en que están invitando a votar a todos los colombianos por igual.

Al respecto Germán Valencia, docente investigador del Instituto de Estudios Políticos de la U. de Antioquia, dijo que corren el riesgo de que la oposición apoye un candidato que, cercano a esta, piense en alianzas futuras y, por tanto, hagan una inversión inicial.

“Otro riesgo está en que en una consulta abierta puede participar muchas personas que luego no votan por el candidato elegido en la consulta. Esto genera poder, pero puede ser un falso capital político, que la oposición puede aprovechar para atacar a su contrincante. Y como dicen: el día de la quema se ve el humo”.

Antes de primera vuelta se sabrá si valió la pena la millonaria inversión en la consulta financiada por los colombianos, o si tuvieron razón quienes votaron por enterrar ese mecanismo.

Contexto de la Noticia

Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección