Por falta de planeación tambalea el desarme

  • En las zonas veredales los guerrilleros mantienen su armamento a la espera de sus superiores para entregarselos a la ONU. En la foto guerrillera del frente 18. FOTO Donaldo Zuluaga
    En las zonas veredales los guerrilleros mantienen su armamento a la espera de sus superiores para entregarselos a la ONU. En la foto guerrillera del frente 18. FOTO Donaldo Zuluaga
Por Olga Patricia Rendón M. | Publicado el 23 de febrero de 2017
en definitiva

El cronograma de la dejación de armas sigue corriendo, aunque las zonas veredales no estén listas, el 1 de marzo las Farc deberán dejar el 30 % de sus armas y no están de acuerdo.

El rosario de errores de las zonas veredales es largo y de todos los colores. El Gobierno cedió ante las presiones de la oposición para establecer veredas tan remotas a las que nunca había llegado el Estado, como sitios donde las Farc dejarían las armas; de esa manera quiso borrar el fantasma del Caguán, aseguran los expertos.

También se equivocó al ceder a las presiones de la oposición y de los medios de comunicación sobre el Día D: las Farc insistieron en que el conteo iniciara después de aprobada la ley de amnistía, pero el Gobierno “se ranchó”, en palabras de Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, en decir que fuera inmediatamente después de la refrendación.

“El Día D fue la primera equivocación. El Gobierno parece amarrarse por miedo a la oposición, el Día D debió ser el 1 de enero para que el desarme fuera hasta fines de junio. Han debido tomarse unas semanas y de común acuerdo definir cuándo se podía poner el Día D. Estamos viendo la crisis de esa definición apresurada”, señala Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la Universidad Nacional.

Y ahí están los resultados: las zonas veredales no están listas y, por determinación del Gobierno y en cumplimiento del acuerdo, el 1 de marzo las Farc deberán entregar el 30 % de sus armas. Para la ONU eso no es posible. En una comunicación aseguraron que no existían listas de guerrilleros y mucho menos del armamento. ¿Cómo se va a saber cuál es el 30 % de las armas?, pregunta el componente internacional del mecanismo de monitoreo.

Y las Farc responden, a su vez, con que la ONU ni siquiera tiene los contenedores para depositar las armas, ¿dónde las van a dejar?

Uno tras otro se “tiran la pelota” y lo cierto es que en la mayoría de las zonas veredales no hay alojamientos, no tienen agua potable, no hay energía, pero se mantiene la exigencia de cumplir con el plan acordado. Ávila anota que el cronograma de los 180 días no tiene que moverse si se logran terminar con prontitud las zonas veredales, lo que se correría sería la dejación de las primeras armas y se comprimiría la agenda para que al 1 de junio se entreguen todas.

Lo que sí es cierto es que las Farc temen que todo el proceso de paz sea solo para desarmarlos. EL COLOMBIANO habló en oportunidades diferentes con alias Alberto Cancharina, comandante del Bloque Magdalena Medio, y con alias Fabián Ramírez, líder histórico de la guerrilla y comandante del Bloque Sur, y ambos coinciden en que sería inconcebible que el único objetivo fuera la dejación de armas y que el Gobierno olvidara su compromiso con la implementación de todo el acuerdo.

¿Se improvisa?

Más de 53.000 millones de pesos fueron contratados (el 26 de noviembre de 2016) para la adecuación de las zonas veredales con firmas que al parecer no tenían la experiencia para ejecutar las obras.

Esta es solo una muestra de los problemas que ha tenido la gerencia de las zonas veredales. “En el Gobierno no hubo una definición clara y a tiempo de cuáles eran las unidades administrativas que se iban a ocupar de qué cosas. La preocupación de todos estaba en la publicidad y no se dieron cuenta la magnitud del proyecto”, dice Vargas.

Ariel Ávila, en cambio, va más allá: “Es un problema de reparto de funciones al que el presidente Santos ha contribuido, todo esto debía estar a cargo de Rafael Pardo (alto consejero para el Posconflicto) y decidió que lo hacía Sergio Jaramillo (alto Comisionado para la Paz), ese es el problema de no aclarar las funciones”.

Por su parte, Carlos Córdoba, gerente de las zonas veredales, explicó que la dejación de armas no está supeditada a la terminación de los campamentos., sin embargo, aclara que en este tiempo han cambiado las condiciones para los campamentos, tanto así que ya van en habitaciones de 24 metros cuadrados por guerrillero, “todos esos cambios han alterado el cronograma”

Contexto de la Noticia

OPINIóN El Gobierno carga con la mayor parte

Juan David García
Analista político de la UPB
“Si uno lee las 310 páginas del acuerdo ve que el Gobierno asume la mayor parte de los compromisos, las Farc asumen muy pocos compromisos, en particular en la dejación de armas ha sido una cuestión para la cual el Gobierno ha tenido que emprender una cantidad de esfuerzos logísticos y presupuestales, junto con la ONU, y las Farc solo se ha tenido que desplazar a su pie de fuerza a las distintas zonas veredales transitorias de normalización, eso desgasta a un Gobierno que no estaba preparado para atender la situación. Son 27 veredas remotas a las que tenía que llegar el Gobierno a solucionar todo tipo de problemas, yo creo que el principal error está no en haber concebido una sola zona de despeje sino dispersarlos por todo el país”.
Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección