El futuro de Savia Salud tiene en vilo a la región

  • Cientos de usuarios asisten cada día al centro de atención principal de Savia Salud, ubicado en el Centro. FOTO manuel saldarriaga
    Cientos de usuarios asisten cada día al centro de atención principal de Savia Salud, ubicado en el Centro. FOTO manuel saldarriaga
Por JUAN DIEGO ORTIZ Y VALENTINA HERRERA | Publicado el 05 de marzo de 2018
Infografía
El futuro de Savia Salud tiene en vilo a la región
en definitiva

En las sesiones ordinarias de la Asamblea de Antioquia y del Concejo de Medellín, programadas para este mes, se decidirá cómo se afrontará la crítica situación financiera de Savia Salud.

La mayor EPS del régimen subsidiado en Antioquia, con operación en 116 municipios del departamento, está al borde del colapso.

Savia Salud, de naturaleza mixta, con participación pública de la Alcaldía de Medellín (36,65%) y la Gobernación de Antioquia (36,65%), y privada de Comfama (con 26,7%), acumula pérdidas por $765.723 millones, según el gobernador Luis Pérez Gutiérrez.

Savia empezó su operación en mayo de 2013; sin embargo, desde el primer año tuvo pérdidas. Según el balance general, en diciembre de 2013 ya tenía pasivos por $135.520 millones; y en 2014, ese monto se elevó a $286.695 millones. El saldo en rojo siguió creciendo: a finales de 2015 fue de $359.546 millones.

La Superintendencia de Salud, mediante la resolución 2256 de agosto de 2016, impuso una medida preventiva para hacerle seguimiento al programa de recuperación de la EPS, durante un semestre.

Cinco meses después, en enero de 2017, la asamblea de socios de Savia Salud aprobó un plan de salvamento a 10 años, en el que el Gobierno se comprometió a aportar, a través de bonos convertibles en acciones (Bocas), $60 mil millones ese año.

Tres IPS de alta complejidad manifestaron igualmente su intención de participar en la capitalización (aporte de recursos a la entidad). El Hospital General de Medellín y la IPS Universitaria darían, cada uno, $20 mil millones; mientras que el Hospital San Vicente de Paúl, participaría con $15 mil millones. Otros $5 mil millones de pesos provendrían de Comfama, según reseñó el Ministerio de Salud.

Pero ninguna talanquera pudo frenar las pérdidas de la entidad. En agosto de 2017, al final de la medida preventiva, la Superintendencia presentó un crítico informe en el que señalaba que la EPS no cumplía con los indicadores financieros y de solvencia, al acumular, con corte al 31 de mayo de 2017, pérdidas por $541.834 millones, suma que comprometía su viabilidad financiera.

Debido al deterioro de los indicadores, tanto financieros como científicos, la medida adoptada por la Superintendencia pasó de ser preventiva a convertirse en vigilancia especial hasta el próximo 31 de marzo, con la orden para adelantar tres acciones prioritarias: la capitalización, que debía hacerse, a más tardar, el 28 de febrero pasado y que se incumplió; la realización de previsiones (consiste en reservar recursos para contingencias futuras); y la garantía del aseguramiento a los afiliados.

El 8 de septiembre de 2017, Savia Salud radicó ante la Superintendencia el plan de acción en el que establecía medidas para superar la compleja situación financiera.

Las acciones de dicho plan estaban encaminadas a la capitalización y a la construcción de un modelo que garantizara la atención de los afiliados. En el componente financiero se reiteró el compromiso de la IPS de la Universidad de Antioquia, la Fundación Hospitalaria San Vicente de Paúl, la Clínica del Norte, la Cooperativa de Hospitales de Antioquia y el Hospital General de Medellín, de capitalizar acreencias por $60 mil millones.

Además, el plan señalaba que ya se habían aprobado las capitalizaciones por parte de Comfama ($4.500 millones) y el Municipio de Medellín ($25 mil millones de vigencias futuras aprobadas), dinero que aún no ha sido desembolsado.

La polémica ordenanza

Para hacerle frente a la crisis, el gobernador Luis Pérez radicó, el 12 de febrero pasado, un proyecto de ordenanza ante la Asamblea en el que pidió autorización para vender la participación del departamento en la sociedad (36,65%).

Pérez justificó la intervención de la empresa, en que la EPS “está perdiendo seis veces el valor de su patrimonio” y en que “de no hacerse algo, las pérdidas al final de 2018 superarían el billón de pesos”.

Para debatir el proyecto de ordenanza se instalaron sesiones extraordinarias. Pese a ello, el pasado 26 de febrero se suspendió la plenaria en la Asamblea por una medida provisional, dentro de una acción de tutela, fallada por el juez 14 Penal Municipal de Medellín con función de Control de Garantías, debido a un error de trámite.

Luis Peláez Jaramillo, el diputado que interpuso la tutela, demandó que el proyecto debió radicarse ante la Comisión de Crédito o de Salud Pública, por tratarse de una EPS y de una sociedad de economía mixta, pero terminó en la Comisión de Códigos y Reglamentos. Según justificó la presidencia de la Asamblea, el proyecto se radicó en esa comisión porque es la encargada de conocer iniciativas que no estén expresamente asignadas a otra comisión.

Peláez dijo que si no hubiera presentado la tutela, ya la participación del departamento estuviera vendida. “El gobernador dice que no hay otra salida sino vender, pero sí existe otra alternativa que es la capitalización con recursos públicos (clínicas y hospitales con participación oficial). Van a utilizar el término de reorganización, pero el término es enajenar”, anotó el diputado.

El pasado jueves, la Gobernación volvió a radicar el proyecto de ordenanza para poder vender su participación en Savia, ya durante las sesiones ordinarias de la Asamblea. Pérez dijo que para que Savia pueda ser reorganizada se necesita que entren otros actores “que sepan del manejo de la salud” y acotó que solo hay dos caminos: “reorganización o nos vamos a la liquidación”.

Entre las opciones contempladas, según el mandatario, se crearía una nueva empresa en la que Savia sea socia, para que inversionistas que ingresen pongan recursos para pagarle a los acreedores. “Otra opción es una capitalización privada a Savia, a cambio de la operación”, afirmó.

El diputado Peláez no cree en las buenas intenciones de Pérez. “El gobernador dice que se aprueba la ordenanza o se liquida. Es algo erróneo, porque se debe tomar la decisión por unanimidad con los demás socios (Alcaldía de Medellín y Comfama)”, afirmó.

Reorganizar, no liquidar

El superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz, decidió no opinar sobre la voluntad de la Gobernación de vender sus acciones; sin embargo, dijo que ha habido avances en la reorganización de la EPS. “Los socios se han apersonado de liderar soluciones. En todos los escenarios se debe demostrar que las acreencias van a ser atendidas y que la prestación del servicio se garantice, porque hay una enorme población del régimen subsidiado que no puede quedarse sin aseguramiento”, expresó.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, explicó que la reorganización plantea la inyección de capital privado y, por eso, se presentó el proyecto de ordenanza, “para dejar ese tema institucionalmente resuelto, pero no es el centro de la solución”. El ministro dijo que esta semana vendrá a Medellín para “resolver la encrucijada que se planteó en la Asamblea”, pero reiteró que “la reorganización empresarial, acompañada por el Ministerio, es la única salida. Ni liquidación ni intervención”.

David Escobar, gerente de Comfama, coincidió en que la propuesta es apostarle a la reorganización que permita la continuidad de la EPS. “Comfama no está de acuerdo con la liquidación, creemos que hay que cuidar a los usuarios y a la red de IPS públicas, privadas y sin ánimo de lucro. Eso puede incluir, como herramienta, la posibilidad de que entren otros socios a la organización”, dijo.

El alcalde Federico Gutiérrez aseguró que la liquidación “no es una opción para el Municipio, como tampoco lo es una reorganización sin condiciones claras en la conformación de la entidad, el pago de acreencias, el modelo de operación, la administración del riesgo, el tema de tarifas. Es tan grave liquidar como una reorganización sin claridad”.

Frente a la deuda con los hospitales, detalló que una de las posibilidades que se estudiará es que los acreedores de Savia pasen a ser socios de esa empresa, con las condiciones claras de cómo sería su participación y cómo sería la forma de pago de las acreencias.

Contexto de la Noticia

radiografía Futuro de eps también llega al concejo

Paralelo al debate en la Asamblea, la crisis de Savia Salud se tratará a su vez en el Concejo de Medellín, por ser el Municipio propietario de 36,65% de la EPS. Aura Marleny Arcila, presidenta de la corporación, comentó que, hasta la fecha, no se ha radicado ningún proyecto de acuerdo sobre Savia, pero precisó que es un tema que hace parte de la agenda. “Primero se reunirán la Alcaldía y los demás socios para definir el proyecto a presentar. Es un tema de prioridad para nosotros. La principal propuesta está enfocada en adelantar una reorganización que le permita trabajar con costos mínimos y ofrecer mejores servicios”, dijo.

¿Qué pasará con los 1,6 MILLONES DE afiliados?

Del total de afiliados a Savia Salud, 95% son del régimen subsidiado y 5% del contributivo. Garantizar una atención oportuna y de calidad es el punto más neurálgico en el debate por el futuro de Savia. Juan Carlos Giraldo Valencia, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, indicó que los damnificados en una eventual liquidación serán, en primer lugar, los afiliados, pues llevan esperando largos períodos por una respuesta, mientras sus condiciones de salud se agravan. Para Germán Reyes, presidente de la Asociación Médica Sindical Nacional (Asmedas), los usuarios de la EPS sufrirán la parte más traumática si se da la liquidación, pues “Savia no es una entidad pública y los dueños responden solamente por el capital invertido, no por lo demás”. Sergio Tobón, director de Desarrollo Social de Proantioquia, planteó que Supersalud debe trasladar los afiliados a las EPS que tengan licencia en la región, aunque esto genere traumatismos con pacientes con tratamientos en curso.

La deuda con la red hospitalaria es prioritaria

Diferentes actores concuerdan en que se debe priorizar el pago de la deuda con los hospitales, independiente de la decisión que se tome. Germán Reyes, presidente de Asmedas, reiteró la necesidad de que los posibles compradores de la EPS también adquieran la deuda y aseguró que el proyecto de ordenanza presentado en la Asamblea es “una forma de salirse de la deuda, pues en antecedentes como Caprecom o Cafesalud, esta no fue pagada, a pesar de la venta de las entidades”.

Según Juan Carlos Giraldo Valencia, una de las estrategias implementadas en casos anteriores es que los hospitales acreedores aporten la cartera como capitalización. “Esto alivia algunos estados contables pero no cambia la realidad. El que llegue a aportar debe hacerlo con solidez y sabiendo que hay una obligación grande que no se debe ignorar”, dijo.

EL COLOMBIANO consultó a Savia por el valor de esta deuda pero respondió que solo hasta la asamblea de socios, el 23 de marzo, dará a conocer los pasivos.

“LA LIQUIDACIÓN COLAPSARÍA TODO EL SISTEMA”

Sergio Tobón, director de Desarrollo Social de Proantioquia, explicó que el caso de Savia Salud no se puede comparar con lo sucedido con la EPS Medimás, que en agosto de 2017 recibió a todos los usuarios de Cafesalud.

“Hay una gran diferencia: con Medimás hubo un arreglo en el que algunas IPS entraron a ser parte de la organización, capitalizando sus acreencias. Como este no es un escenario posible con Savia Salud, el caso sería aún peor en una eventual liquidación. La deuda acumulada seguiría remanente y si llega otra EPS, esta no va a entrar a responder por las deudas pasadas”, detalló. El experto consideró que “si se llega a liquidar Savia, colapsaría todo el sistema de salud de la región, tanto público como privado”.

Aura Marleny Arcila, presidenta del Concejo de Medellín, detalló que en esa corporación tampoco apoyan la idea de una liquidación, pues “por tratar de salvar a Savia, arrastremos a los hospitales a una quiebra y se verán afectados los usuarios”.

Valentina Herrera Cardona

Periodista con sueños de historiadora. Apasionada por la Medellín antigua, su memoria visual y sus relatos.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Redactor del Área Metro. Interesado en problemáticas sociales y transformaciones urbanas. Estudié derecho pero mi pasión es contar historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

OPINIóN

Ni liquidar ni intervenir
alejandro gaviria
Ministro de Salud

“La crisis de Savia Salud requiere una mirada retrospectiva, una mirada que vaya necesariamente más allá de la reestructuración de la EPS. Esta es una crisis que incluye factores externos e internos, y problemas acumulados del pasado que siguen repercutiendo en el presente.

Uno es el problema estructural...

Notas de la sección