¿Ser hijo de un presidente abre puertas en Colombia?

  • ¿Ser hijo de un presidente abre puertas en Colombia?
Por daniel palacios mejía | Publicado el 01 de febrero de 2015
en definitiva

En Colombia son muchos los casos de hijos de expresidentes que han tomado las banderas políticas de sus padres. En la actualidad ya se perfilan los delfines de los próximos años.

Uno de los males que padece la democracia colombiana es lo centralista y aristocrática que puede llegar a ser. Son muchos los ejemplos a lo largo de nuestra historia republicana de familias, generalmente de origen bogotano, que se han alternado el poder.

Y es que los grandes dirigentes políticos, sobre todo los presidentes, han visto en sus descendientes la manera por excelencia de mantenerse vigentes. Es por eso, que desde la cuna forman a sus primogénitos para que tomen sus banderas políticas y salten a la palestra pública.

En Colombia a estos herederos políticos se les denomina comúnmente delfines. Es así como Mariano Ospina Pérez logró capitalizar el poder político de su abuelo Mariano Ospina Rodríguez y de su tío Pedro Nel Ospina, ambos presidentes de Colombia, para llegar al Palacio de Nariño, en 1946, por el Partido Conservador.

Otro caso, más atípico aún, ocurrió en 1974. En aquel entonces, los candidatos más opcionados eran hijos de exmandatarios. Por el Partido Liberal, Alfonso López Michelsen, hijo del expresidente Alfonso López Pumarejo; por el conservatismo, Álvaro Gómez Hurtado, hijo del también expresidente Laureano Gómez; y María Eugenia Rojas, por la Anapo, hija del dictador Gustavo Rojas Pinilla. Finalmente, con casi tres millones de votos López ganó la carrera presidencial.

Los nuevos delfines

Aunque se creería que estas prácticas poco democráticas son cosas del siglo pasado, los delfines llegaron para quedarse. Incluso, el actual presidente Juan Manuel Santos sería catalogado como tal pues a pesar de no ser hijo de un expresidente, es descendiente de Eduardo Santos, quien ocupó el Solio de Bolívar (1938-1942).

Así, EL COLOMBIANO se puso en la tarea de identificar, en las familias de los presidentes que aún viven, si sus hijos aprovecharán esa condición para repetir la historia de sus progenitores.

ANÁLISIS

Angela Arbeláez

Profesora de la Facultad de Ciencias Políticas UPB

Los riesgos de la política en Colombia

Excepto por una fugaz participación como concejal de Engativá, en 1938, Alfonso López Michelsen quiso mantenerse alejado de la política mientras su padre, Alfonso López Pumarejo, fue presidente. Se dedicó a la academia, como profesor en la Universidad del Rosario y su única ambición era alcanzar la rectoría del Alma Mater. Como abogado representaba a los accionistas colombianos de la empresa holandesa Handel. En 1943, López Michelsen fue acusado en el Congreso de favorecerse con las transacciones económicas de la empresa y tuvo que enfrentar fuertes acusaciones en su contra. Sin embargo, la figura polémica en aquel momento no era él, sino su padre, López Pumarejo, quien ejercía por segunda vez la presidencia. López Pumarejo se había convertido en un político de masas y había llegado nuevamente a la Casa de Nariño, pese a la oposición de su propio partido, el Liberal, que en las elecciones de 1942, se alió con los conservadores en contra de López. Así, López Pumarejo escasamente pudo administrar lo que había hecho, porque buena parte de su energía la dedicór a defenderse de los ataques de sus opositores. Al final, López Pumarejo no aguantó y en 1945 presentó al Congreso su renuncia. La historia se ha preguntado si el escándalo de la venta de las acciones de Handel fue urdido por los opositores del presidente López Pumarejo para atacarlo en este caso, con su hijo, Alfonso López Michelsen. Pero más allá de juzgar el episodio de Handel como justo o injusto, nos sirve para recordar que en Colombia los hijos de los políticos siempre han corrido el el riesgo de verse involucrados en las pugnas por el poder. Así, los casos más recientes, como las acusaciones a los hijos de Álvaro Uribe , Gustavo Petro y Oscar Iván Zuluaga, no resultan una novedad en la marcha histórica de la política nacional. No sobra recordar, también, que por más alejado que se quiso mantener de la política, Alfonso López Michelsen se convirtió en una de las figuras más importantes de la oposición frentenacionalista y luego, por supuesto, como delfín, ocupó el honroso cargo de presidente de la República.

Contexto de la Noticia

Uno Por Uno Belisario Betancur Cuartas

Image
1982-1986
Expresidente
Del matrimonio del expresidente antioqueño Belisario Betancur con Rosa Helena Álvarez nacieron tres hijos: Diego, María Clara y Beatriz. Diego, agrónomo de profesión, estuvo siempre distanciado de las profundas convicciones conservadoras de su padre y militó en la izquierda con el Movimiento Obrero Independiente Revolucionario -MOIR-, de hecho, en un infructuoso intento por llegar al Concejo de Bogotá, encabezó la lista por esa colectividad. Años más tarde, durante el Gobierno de Álvaro Uribe, Diego fue nombrado como embajador de Colombia en Australia. María Clara, por el contrario, estuvo más cercana a la carrera política de su padre, pues ocupó el cargo de viceministra de Desarrollo Rural Campesino como cuota conservadora en el Gobierno de Samper. María Clara fue investigada por la Procuraduría junto con otros funcionarios, por irregularidades en la Caja Agraria, sin embargo la investigación no prosperó. Por último, Beatriz Betancur, más apolítica, se dedicó a la Fundación Carolina Colombia en calidad de directora fundadora, donde trabaja por la promoción de las relaciones educativas y científicas con España.
Image
César Gaviria Trujillo
1990-1994
El siete de agosto de 1990 el país estaba atento a la ceremonia de posesión del nuevo presidente Cesar Gaviria, sin embargo una inquieta niña de escasos tres años, con las travesuras y mofas propias de su edad, contrastaba con la solemnidad del acto. Se trataba de María Paz Gaviria, la hija menor del expresidente. Si bien María no fue la delfín política de su padre, sí supo usufructuar la experiencia y el poder del exmandatario en otro campo: el arte. César Gaviria es dueño de una de las galerías más importantes del país, lo que le permitió adquirir experiencia para luego ser nombrada directora de la feria internacional de arte artBO. Si bien no es política, su pareja es David Barguil, presidente del Partido Conservador. Por su parte, Simón Gaviria, el primogénito del expresidente, tomó las riendas políticas de la familia. Fue representante a la Cámara y ocupó la presidencia de esa corporación. También estuvo al frente de la dirección del Partido Liberal. Tuvo una salida en falso cuando votó la reforma a la justicia, sin leerla a fondo. Simón es hoy director de Planeación Nacional y se perfila a futuro como candidato presidencial.
Image
Ernesto Samper Pizano
1994-1998
Andrés, Felipe y Miguel, son los hijos de Ernesto Samper, uno de los presidentes más impopulares del país en los últimos años. Andrés Samper Arbeláez, el mayor de los hijos, fue fruto del primer matrimonio del expresidente con Silvia Arbeláez. Andrés es un respetado músico que dedicó su vida a la guitarra y a la docencia. No le llama la atención la política y es profesor en la Facultad de Artes de la Universidad Javeriana en Bogotá. Lo mismo sucede con Felipe Samper Strouss, hijo del expresidente Samper y la exprimera dama Jacquin Strouss. Felipe es graduado de la Universidad de los Andes y está concentrado en sacar adelante proyectos laborales en el campo de las telecomunicaciones, en el sector privado. Por el contrario, Miguel Samper, se perfila como el delfín político de la familia, pues en 2010, siendo muy joven, asumió la dirección de la unidad de Justicia Transicional del entonces Ministerio del Interior y de Justicia. Miguel, abogado de profesión de la Javeriana y con posgrados en el exterior, es actualmente viceministro de Justicia y se muestra como el llamado a continuar la dinastía política de la casa Samper.
Image
Andrés Pastrana Arango
1998-2002
“Nohora, los niños y yo”, es una frase con la que el expresidente Pastrana se refería frecuentemente a su familia y que los colombianos aún recuerdan. Y no era para menos, pues los tres hijos de Pastrana, Santiago con 15, Laura con 13 y Valentina con 3 años, eran apenas unos niños cuando llegaron a los pasillos del Palacio de Nariño. Por su corta edad, no llamaron la atención de los medios de comunicación ni se vieron envueltos en polémicas. Al salir de la Presidencia, los Pastrana han tenido poca exposición mediática, por ejemplo, de Laura se sabe que es una empresaria del mundo de la moda y las prendas de vestir con la boutique Qvit, de la que es socia fundadora. Valentina Pastrana es en la actualidad una adolescente y está terminando sus estudios, mientras que el mayor, Santiago, a pesar de contar en su hoja de vida con experiencia laboral en el BID y el sector privado, ya hizo sus primeros pinos en el conservatismo el año pasado, al asistir a un evento político en calidad de militante. En Bogotá se especula sobre una pronta candidatura. Está casado con Sabina Nicholls, bisnieta del expresidente conservador Mariano Ospina.
Image
Álvaro Uribe Vélez
2002-2006 y 2006-2010
Oriundos de Medellín, los dos hijos de Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo, llegaron con su padre a la Casa de Nariño cuando tenían 21 y 19 años respectivamente. Tanto Tomás como Jerónimo rompieron la tradición de los anteriores hijos presidenciales que optaban por mantener un bajo perfil. Durante los dos períodos en que su padre estuvo en el poder e incluso desde antes, los dos hijos del expresidente incursionaron en el mundo de los negocios y registraron varias sociedades a su nombre, lo que dio pie a que se sugiriera que estaban construyendo un emporio empresarial a la sombra del poder del presidente Uribe. Estuvieron en el ojo del huracán por la sociedad Zona Franca de Occidente, de la que son socios, pues a pesar de no figurar entre los miembros de la junta directiva de la empresa, no dejó una buena sensación que esa firma comprara terrenos en Mosquera Cundinamarca, a precios favorables, dos años antes del que el Gobierno declarara allí una zona franca. Aunque ninguno de los dos ha incursionado directamente en política, sí se les vio muy activos en la pasada campaña presidencial.
Image
Juan Manuel Santos Calderón
2010-2014 Y 2014-2018

Martín, María Antonia y Esteban son los nombres de los actuales inquilinos de Palacio. Al igual que los hijos del expresidente Uribe, los Santos han tenido bastante figuración mediática, sobre todo Martín y Esteban. María Antonia, con 25 años, ha estado más alejada de las cámaras debido al pregrado que cursó en Neurociencias en Brown University, una de las más prestigiosas de Estados Unidos. Por su parte, Esteban, el menor de los tres hijos, estudia Historia y Políticas Públicas, también en Estados Unidos y se vio envuelto en una polémica cuando a los 18 años decidió prestar servicio militar, pues se creyó que era una estrategia para favorecer la imagen de su papá. Entretanto, Martín, el mayor, al parecer, es el heredero de la vena política. También ha protagonizado hechos controversiales, como el uso de un helicóptero de las FM cuando su padre era ministro de Defensa, para un paseo con sus amigos, cuya foto aún circula en las redes sociales.


Son famosas también las polémicas que mantiene en Twitter con los contradictores del gobierno Santos. Hoy es el director de Buen Gobierno, la fundación desde la cual su padre ha impulsado sus campañas políticas.

Daniel Palacios Mejía

Politólogo y abogado. Ni derecha ni izquierda. Política y deporte, los temas que me gustan. Viendo los toros desde la barrera.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección