El arte no requiere visa

  • ilustración Elena ospina
    ilustración Elena ospina
Publicado el 07 de febrero de 2017
en definitiva

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, Moma, protesta contra las medidas del gobierno Trump contra los inmigrantes con una exposición de artistas de los países vetados.

Si hay un país que se haya construido con la fuerza, la inteligencia y la creatividad de los inmigrantes es Estados Unidos. Por eso resultó escandaloso que el presidente Donald Trump haya dictado un veto migratorio para ciudadanos de varios países, especialmente islámicos.

Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen son esas naciones rechazadas.

El arte, que tiene que ver con todo, es la forma como muchos le responden al gobernante.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, Moma, decidió abrir una muestra con obras de artistas oriundos de los países islámicos.

La muestra comprende obras de varios artistas. El pintor Ibrahim el Salahi, de Sudán, y seis iraníes: la arquitecta Zaha Hahid, la videoartista Tala Madani, el escultor Parviz Tahavoli, el dibujante Charles Hossein Zenderouidi, la fotógrafa Shirano Shahbazi y el pintor Marcos Grigorian.

A estas obras se suma una escultura ubicada en el patio del museo del artista nortemericano de origen iraní Siah Armajani.

Esta recarga de artistas iraníes no puede menos que recordar que es a los nacionales de ese país asiático a quienes el mandatario estadounidense más ha atacado la dignidad, puesto que además de denegarles la entrada, también ha amenazado a su nación por las pruebas nucleares de la semana pasada.

Para instalar estas obras, el museo neoyorkino desmontó otras de artistas celebrados como Pablo Picasso, Henri Matisse y Francis Picabia.

Debajo de cada una de las obras que ahora exhibe hay un cartel explicativo que dice:

“Esta obra es de un artista de un país a cuyos ciudadanos se les niega la entrada a Estados Unidos, de acuerdo con una orden ejecutiva presidencial dictada el 27 de enero de 2017. Esta es una de las muchas obras de arte de la colección del museo instalada a lo largo de las galerías de la quinta planta para expresar los ideales de acogida y libertad tan vitales para este museo como lo son para los Estados Unidos”.

Significado y alcance

¿Qué significado tiene la exposición con la cual protesta el Moma contra la muestra de xenofobia de parte del nuevo gobierno de Donald Trump?

Para la artista Beatriz González, pintora, grabadora y escultora colombiana, dueña de creaciones que reinterpretan la historia y la actualidad política nacional, ejercicios como este buscan retratar una situación para ponerla en evidencia.

Porque ella cree que el arte puede tener esa misión.

Recordó su obra Decoración de Interiores, en la que aparece un retrato del entonces presidente Julio César Turbay Ayala, en una cortina de baño. Es una serigrafía cosida sobre tela y esta a su vez superpuesta en la cortina de baño.

“La intención no era derrocar a ese Presidente, pero sí la de protestar contra sus políticas.”

Como con su obra, la intención del Museo de Arte Moderno de Nueva York con su muestra colectiva de artistas de países vetados, es dejar marcado en el imaginario colectivo, dice la maestra, la inconveniencia de esta medida decretada por “un dictador como este”.

Después de leer sobre la propuesta del Moma y la obra de la cortina que Beatriz González puso como ejemplo de la misión política del arte, queda claro que son dos maneras distintas mediante las cuales las artes contribuyen a expresar pensamientos.

Una, a través de una obra individual cuyo contenido tiene carga política. En el caso de la artista nacida en Bucaramanga, con el retrato de Turbay comenzó o afianzó un camino en el arte de ideología que la ha hecho reconocida.

La otra es la intención o el direccionamiento que le han dado los curadores a la propuesta del Moma. En este caso no es tan importante que cada obra tenga un contenido político, porque aquí lo político es el contexto y el propósito con el cual se están exhibiendo.

Expresión independiente

Para María del Rosario Escobar, directora del Museo de Antioquia, la propuesta de la institución de Nueva York es una muestra de cómo los museos han conseguido hacer vivas sus colecciones.

“Los museos dejaron de ser solamente los templos donde se conservan los bienes artísticos y los espacios de contemplación. Se han convertido en sitios de conversación sobre las realidades. Por eso es valiosa esa manera de responder a esas medidas gubernamentales”.

Explica que esta propuesta es resultado de un proceso curatorial, que expresa una postura crítica ante la historia o alguna situación actual.

Va más allá de mostrar la belleza del arte y, más bien, incorpora este a la vida cotidiana. Lo lleva a que trascienda a una escala pedagógica con la cual se busca crear conciencia sobre ciertas problemáticas contemporáneas.

“Un movimiento crítico que se le pide al arte, ya que este puede decir lo que otras formas o medios de expresión no pueden hacer o no lo consiguen de manera tan efectiva”.

Esa exposición, dice la directora del Museo , es resultado de la independencia ideológica del Museo. Y tal independencia, explica, se logra porque esa institución no depende del Gobierno —igual a lo que sucede con el Museo de Antioquia, agregamos nosotros—.

“Si una institución funciona con aportes oficiales, no puede poner en evidencia muchas cosas”, dice María del Rosario. De modo que esta es la ventaja de las instituciones privadas, que se sostienen con donaciones de empresas privadas o de personas naturales. Pueden así practicar una independencia política.

Dicho en otras palabras, es la sociedad civil, alimentada con recursos civiles, la encargada de divulgar tales mensajes que engrandecen a la sociedad civil.

“Los museos y las galerías son los espacios donde los artistas pueden expresar sus ideas”.

María del Rosario considera que resultan igualmente valiosas las creaciones artísticas individuales que expresan ideas políticas y los ejercicios curatoriales de los museos, como esta del Moma, en los cuales la acción política está en la intención y el enfoque de la muestra.

Al momento de pensar en otros ejemplos de exposiciones semejantes, dice que son muchas en el mundo. Mencionó algunos que realizan actualmente en Amsterdam, con retratos de mujeres. Se detuvo en la exposición de artes plásticas Hecho en Medellín, organizada por Paul Badwell en Estados Unidos en los años 80, cuando el mundo entero no oía hablar de esta ciudad más que por la delincuencia, los carros bomba y el narcotráfico.

El otro lado de los sentidos

Para la escultora Marta Lucía Villafañe, directora del Museo Juan del Corral, de Santa Fe de Antioquia, el arte sí tiene la misión de hacer las denuncias y protestas que ahora realiza el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Dice que la muestra que ahora adelanta el Moma, con piezas artísticas de creadores de países islámicos, va en consonancia de su función misional.

“El arte posee una manera clara de expresar asuntos de la realidad y de la historia que otros medios que se dirigen al otro lado de los sentidos, les queda difícil expresar”.

Cuando señala “otro lado de los sentidos” se refiere a las creaciones científicas.

“Un poema, una novela, una pintura o cualquier otra obra de arte puede ayudar a entender cosas de manera más directa y eficaz”.

Estas muestras ayudan a aclarar lo que los individuos dudan.

La directora del Juan del Corral hace caer en la cuenta de que esta propuesta del MoMa se suma a la de otras entidades, como Google y Apple, que también rechazan las medidas de Trump contra los inmigrantes, así como las humillaciones que encierran sus declaraciones sobre este tema.

Google reconoció que si no fuera por esa población, la de los inmigrantes, ella misma no serían nada.

“Estados Unidos —agrega Marta Lucía— se ha caracterizado históricamente por ser un país que ha acogido muy bien a los grupos humanos de todos el mundo y, en gran medida, por ellos ha crecido”.

Del mismo modo, algunos de América Latina como Argentina, Brasil y Venezuela.

“Colombia, en cambio, no ha tenido tradición de generosidad con los que llegan de otras partes”.

Cree que manifestaciones como la del Moma pueden ayudar a controlar un poco al mandatario gringo, antes de que “acabe con ese imperio y de paso nos lleve a todos por los cachos”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis La noticia de la agencia EFE

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) le plantó cara al polémico veto migratorio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con una exposición de varias obras de artistas de las nacionalidades a las que pretende bloquear el acceso al país.

“Apoyo que la comunidad artística quiera transmitir este mensaje”, aseguró la estadounidense Laura Cardoso. “El arte debe reaccionar al mundo real y a lo que está pasando”.

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros publicados: Al filo de la realidad (cuentos), Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López (periodismo), Crónicas de humo, El Arca de Noé (crónicas) y Vida y milagros (crónicas), El alma de las cosas (relatos), Gema, la nieve y el batracio (novela). Recibí el Premio a la Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa en 2005; el Premio CIPA, en 2004.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección