Los gatos que se pasean por los libros

  • ilustración Morphart
    ilustración Morphart
CLAUDIA ARANGO HOLGUÍN | Publicado el 20 de febrero de 2017

“Soy Pink tomate el gato de Amarilla. A veces no sé si soy tomate o gato. En todo caso a veces me parece que soy un gato al que le gustan los tomates o más bien un tomate con cara de gato. O algo así”.

Como este relato de Opio en las nubes de Rafael Chaparro Madiedo hay cientos de escritores que han incluido a los gatos en sus relatos, otros más han escrito específicamente cuentos o novelas donde los gatos son protagonistas y algunos autores profesan en sus textos el amor que sienten por estos animales domésticos, cómo les gusta observarlos, tenerlos cerca y acariciarlos.

Es conocido el cariño de Haruki Murakami y Ernest Hemingway por los mininos. Sobre los gatos de Hemingway escribió un libro la periodista estadounidense Carlene Fredericka Brennen. Murakami incluyó a gatos que desaparecen en sus textos.

También Cortázar, en Rayuela, metió en el relato de la Maga en París a los bigotudos animales y los describió como seres “dueños del tiempo y de las baldosas tibias”. Cortázar tenía un gato, fuera de los libros, al que llamó Teodoro W. Adorno.

Gatos de todas partes

Cómo olvidar a El gato negro de Edgar Allan Poe, a El gato que venía del cielo de Takashi Hiraide. García Márquez también tiene un cuento: Eva está dentro de su gato.

El gato callejero llamado Bob de James Bowen, del que ya hay una película. También Yo, el gato de Natsume Sōseki y los Retratos gatunos de Sebastien Perez.

El paraíso de los gatos de Émile Zola, el gato que andaba solo de Rudyard Kipling y el gato de Dick Baker de Mark Twain.

A los gatos les han dedicado poemas, como los de Jorge Luis Borges y Charles Baudelaire, de igual manera libros ilustrados. Cuenta Gloria Melo, de la librería Al pie de la letra, que no hay libro de gatos que no se venda, “hay gente que quiere tanto a sus gatos que adoran las lecturas de mininos, en general son libros muy vendidos”.

Celebran los gatos su día, metidos en los libros, en las historias de los escritores, en los cuentos y poemas.

Y es que “los estados de la materia son cuatro: líquido, sólido, gaseoso y gato. El gato es un estado especial de la materia”, como diría Darío Jaramillo Agudelo.

Contexto de la Noticia

Paréntesis un poema sobre los gatos

Se necesitan maña y constancia/ para que un gato se deje acariciar./ A veces condescenciente/ solamente porque los gatos son buenos amos.

Darío Jaramillo Agudelo.

Claudia Arango Holguín

Periodista, presentadora y locutora hoy inmersa en el mundo digital. Fui DJ de radio, escribir siempre ha sido un gusto y leer una pasión. Amo los animales y mi afición son los viajes. Periodista de tendencias en elcolombiano.com

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección