Las bibliotecas para guardar los relatos, a propósito de los Días del Libro

  • Isabel Santos Mayereducadora social
    Isabel Santos Mayer
    educadora social
  • fotoilustración cortesía
    fotoilustración cortesía
  • Las bibliotecas para guardar los relatos, a propósito de los Días del Libro
Por mónica quintero restrepo
y Jonhatan Acevedo | Publicado el 19 de mayo de 2018

Una biblioteca allá donde terminan resguardados los muertos. Parece extraño, suena raro, tenebroso incluso, pero así pasó en Sao Paulo, Brasil. En esa idea estuvo Isabel Santos Mayer. Ella es educadora social, coordina una red local de 14 bibliotecas comunitarias, que hacen parte de una más grande de 115, algunas periféricas, ahí en su país.

Isabel es una de las invitadas a los Días del Libro, un evento que empezó el viernes a las 12:00 y que termina esta noche a las 10:00. Todavía hay tiempo para encontrarse con las letras en esta feria popular, ahí en Carlos E. Restrepo.

Una vez creó una biblioteca en un cementerio...

“Fue el primero de Sao Paulo. Imagina la importancia que tiene para una biblioteca establecerse en este lugar, que es sinónimo de que la vida terminó. Con la biblioteca dijimos que la vida continúa a partir de la raíz que la gente tiene. Así que es muy importante para una biblioteca estar en ese lugar, en donde valoriza a quien vino antes y también da alas a quien viene después, para que el que venga pueda crear e inventar a partir de las historias que cree aquí. Es un lugar para que la gente lea, registre lo que ha aprendido y también transforme y construya otros cuentos”.

El tema de los Días del Libro es las formas de la memoria. La temática le interesa. ¿Por qué?

“Creemos mucho que las bibliotecas son unas guardianas de las memorias y las historias de las comunidades. Lo que ustedes han hecho en Medellín ha sido un referente para nosotros. Con la red de bibliotecas populares de la ciudad han registrado las historias de las comunidades, las han guardado. Cuando varias profecías decían que el libro, los periódicos y todo lo impreso se acabaría por causa de la tecnología, los sistemas de biblioteca se han transformado de manera creativa. Se han convertido en ese lugar en donde se guardan y se cuentan los relatos”.

Dice que la literatura es para todos, ¿cómo es eso?

“Hablo de literatura como derecho humano. Si consideramos que las bibliotecas comunitarias están en las periferias, entonces la literatura llega como un acto de resistencia. Antonio Candido trae un concepto de que la literatura es una necesidad básica, pues necesitamos la metáfora, la fantasía, el sueño para elaborar y reelaborar las necesidades. Literatura para todos es importante también como derecho porque con ella podemos pasar de la calle a las escuelas y al mismo tiempo asegurar una permanencia en la institución gracias a las bases que trae la literatura”.

¿Qué diferencia una biblioteca comunitaria de una pública?

“Ambas son de aspecto público, es algo que tienen en común, pero las comunitarias están allí en las periferias trabajando políticamente por las comunidades. Ambas ayudan a tener presencia de mediadores culturales, solo que las primeras nacen como ausencia del estado dentro de los territorios, como reivindicación, y por esto están tan ligadas a cuestiones de territorio y memoria. Cosas que a veces no pasan con las otras. Estas no tienen el apego y el fuerte relacionamiento con las comunidades. Y hay algo muy particular y es que además de tener literatura también guardan aquellos libros, otras propuestas, de historias creadas en los lugares con la ayuda de los mediadores y defiende el asunto de tener literatura para todos. Siempre van estar al ritmo de todo lo que acontece con la comunidad, algo que no pasará, o que pasa pocas veces con las públicas. Es por eso que Colombia, en el caso de Medellín y Bogotá, tienen un modelo admirable en el que las segundas sí se integran a las comunidades y registran lo que pasa en ellas. Aquí en Brasil tenemos una lucha para que eso pase”.

¿Para qué las bibliotecas?

“Quiebran las fronteras, porque la biblioteca no es una iglesia y no exige una afiliación religiosa, no es una escuela que exige el deber o una trayectoria de educación formal, tampoco es un centro de salud que se busca solo para tratar las dolencias o pedir medicamentos, ni tampoco la Policía que es el encargado de dar la seguridad pública (digo esto porque en las periferias hay centro de salud, escuela, iglesia y Policía). La biblioteca es el único lugar que quiebra esas fronteras de lugares determinados y en ella cabe todo el mundo, con sus diferentes religiones. Ella sirve también para quien está enfermo. Es un lugar donde la gente puede disfrutar, y está ahí por le gusta la palabra, porque le gusta la historia, y están ahí quebrando fronteras políticas, de idioma contando las historias de Brasil y Medellín”.

¿Cómo le ayudan las redes sociales en su trabajo?

“He trabajado mucho con estos medios digitales porque Brasil es un país continente, no hablamos la misma lengua que en América Latina. Trabajar con Facebook es una herramienta de fortalecimiento, de actualización para las bibliotecas de la red comunitaria de las periferias. Nos sirve como una estrategia de comunicación con más velocidad y también es un espacio de construcción de conceptos, de divulgación y de compartir lo que ocurre más lejos. La gente puede generar una movilidad y conocer lo que están haciendo los grandes modelos económicos y arquitectónicos. Además estas redes sociales ayudan a que los movimientos sociales estén en constante comunicación, además que son herramientas muy utilizadas por los jóvenes y lo usan personas con más de 50 años, así que ahí se puede generar una interlocución con las juventudes. Las redes sociales constituyen un espacio de discusión y de intercambio de nuevos saberes”.

Contexto de la Noticia

OTROS PLANES PARA ESTE FIN DE SEMANA

Primavera fest
Es la quinta edición de este festival que busca el entretenimiento sostenible. La unión de conceptos es así: un festival para la familia, con música y entretenimiento y un mensaje sobre el cuidado del medio ambiente. “Somos un festival amigable con el planeta y uno de los pocos familiares de Colombia”, explica Juan Felipe Arango, Coco, el director.

El escenario es el mismo de los otros cuatro años: el Orquideorama del Jardín Botánico. La diversión llega con la música, la gastronomía, la ciencia y el entretenimiento. “Los visitantes podrán encontrar una oferta musical en la que resaltan artistas que les han dado nuevos sonidos a las músicas colombianas. Tendremos champeta, cumbia, salsa, música experimental”, continúa el director. Así es como se escuchará a artistas como Charles King, La 33, Puerto Candelaria, Solo Valencia y Alimbombo.

Igual hay una Zona de ideas para dar soluciones ingeniosas para minimizar el impacto ambiental y hay un espacio para que los niños jueguen a partir de su cuerpo.

El festival mide cada año su huella de carbono y luego repone con árboles. La invitación es a no consumir en nada de icopor y a minimizar el uso del plástico con desechables de caña de azúcar y fécula de maíz.

Cuándo: este sabado, de 1:00 p.m. a 2:00 a.m.

Valor: $70.000

Informes: 426 08 60.

Saboréate
Este sábado y domingo se realiza este festival gastronómico, con una oferta entre postres, vinos, cerveza, café y quesos, que ofrecen 80 participantes. También hay catas de vino, fiesta de dj e incluso un concurso: eligirán al que más hamburguesas cuatreras coma. El sábado se realizan las primeras cinco rondas, en las que se contabilizará cuántas se come cada concursante en diez minutos. El ganador de cada una pasará a la final, que se realizará el domingo.

Entre las novedades de esta segunda edición está además la Barra Moka, con un tráiler de café que propone variedad de preparaciones para maridarlos con panes integrales con distintos ingredientes y una receta brasileña con chocolates.

Este festival gastronómico se piensa para la familia, con la idea de probar sabores desde salados y dulces, hasta agridulces o exóticos.

Dónde: Puerto Bulevar Llanogrande

Hora: hoy de 11:00 a.m. a 10:00 p.m. y domingo de 11:00 a.m. a 6:00 p.m.

Informes: http://www.saboreate.co

prográmese para esta tarde

· 2:00 p.m. Auditorio Sitio de Aná. Mujeres que escriben la historia con música, poesía y gestión cultural.

· 2:00 p.m. Auditorio San Lorenzo. Los Aburráes: tras las huellas de nuestros ancestros.

· 2:00 p.m. Tarima La Candelaria. El rincón del espontáneo.

· 4:00 p.m. A. Sitio de Aná. Medellín: una historia sin fin o un sinfín de historias.

· 4:00 p.m. A. San Lorenzo. Los escritores tienen la palabra.

· 6:00 p.m. A. Sitio de Aná. Solo morimos cuando nos olvidan.

· 6:00 p.m. A. San Lorenzo. Proyección Carta a una sombra.

· 8:00 p.m. A. Sitio de Aná. 60 años del Nadaísmo.

Mónica Quintero Restrepo

Es periodista porque le gusta escribir. A veces intenta con la ficción, y hasta con los poemas, y entonces se llama Camila Avril. Le gusta la literatura, el teatro, el arte y las historias. Es periodista de Cultura de El Colombiano. También estudió Hermenéutica Literaria.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección