¿Es Lillo el único responsable del fracaso en Nacional?

  • Directivos, técnico y jugadores deben encarar el 2018 con la unanimidad que al parecer faltó en el cierre de este 2017. FOTO juan a. sánchez
    Directivos, técnico y jugadores deben encarar el 2018 con la unanimidad que al parecer faltó en el cierre de este 2017. FOTO juan a. sánchez
Por john eric gómez marín | Publicado el 05 de diciembre de 2017
Infografía
¿Es Lillo el único responsable del fracaso en Nacional?

Una frase de Juan Manuel Lillo en la rueda de prensa tras la eliminación ante el Tolima llamó la atención aunque no especificó de qué se trata: “Hay un mar de fondo que tiene que ver con otras cuestiones y que es bueno que Nacional ayude a limpiarlo”.

Esa afirmación puede ser el resumen de todo lo equivocado que hizo Nacional después de la salida de Juan Carlos de la Cuesta y Reinaldo Rueda.

Por eso, cabe preguntarse si Lillo ¿es el único responsable del fracaso en Nacional este semestre, o son todos culpables?

El técnico antioqueño Carlos Navarrete dice, por ejemplo, que los jugadores verdes saben de su responsabilidad.

“Lo demostraron al respaldar a su líder en la rueda de prensa, porque no cumplieron los objetivos y no lo dejaron solo”.

Navarrete también mencionó a los directivos. “El presidente del club -Andrés Botero- estuvo allí y cada uno de ellos, internamente, saben cuál es su grado de responsabilidad. Lo que pasa es que siempre se ha señalado al entrenador y en el momento de las evaluaciones y los juicios cada institución tiene sus parámetros para determinar quién dio lo mejor, a quién le quedó faltando, quién aportó poco, quién no dio su máximo esfuerzo, etc”.

Agrega que después de esas evaluaciones pueden empezar a diseñar la nómina del próximo torneo, sabiendo de la gran responsabilidad que implica la Copa Libertadores.

“Lillo tendrá elementos de juicio para tomar decisiones sobre jugadores, de acuerdo con lo que cada uno entregó”.

El exseleccionador nacional Javier Álvarez explica que en el fútbol y en el deporte en general no se puede hablar de culpabilidad, pero sí de responsabilidad. “El compromiso es de todos los que hacen parte del equipo, el cual tiene una estructura y todos lo que hacen parte de eso, son responsables de lo que ocurra”.

Álvarez dice que no solo se llama equipo a los 11 que ingresan a la cancha, si no que están involucrados también el cuerpo técnico, los directivos, los médicos, todos los que trabajan en el club. “Hay que explicarle a la gente que no son únicamente los que dan la cara, hay muchas personas que trabajan y no se ven, y están siempre en función de que los jugadores rindan”.

El entrenador antioqueño explica que en Nacional parece que no hubiera coordinación y unión entre las personas que toman las decisiones en el equipo. “Cuando no existen propósitos claros, comunes y el proyecto no está tan bien definido, generalmente estos son los resultados que se obtienen”.

Gildardo Gómez, exjugador de Nacional, indica que el ambiente que se creó desde la salida del técnico Reinaldo Rueda incidió mucho en este fracaso. “Me parece que la afición también es culpable de lo que pasa, el entrenador tiene buenas propuestas pero no entró en matrimonio con los hinchas y los jugadores tienen también su grado de responsabilidad. Es muy fácil echarle la culpa al técnico”.

Gómez dice que nunca hubo empatía en este proceso y no se veía a todos tirando para el mismo lado. “El entrenador vino con propuestas, pero los jugadores no las agarraron bien. Pero ojo, que la afición no le dio tiempo y de una vez dijo que no quería al entrenador. En conclusión, en Nacional todos tienen la culpa de esta situación”.

El técnico Pedro Sarmiento, por su parte, expresó que del elenco verdolaga salieron muchos jugadores de buen nivel y los que llegaron no llenaron esos vacíos, quedaron en deuda y tienen una gran responsabilidad.

“Se vio un equipo al que le faltaban laterales y buenos extremos, posiciones que fueron las mayores virtudes del equipo que terminó campeón de la Copa Libertadores en el 2016”.

Sarmiento explica que se nota que no hay un ambiente bueno al interior del club, sobre todo, entre los directivos. “No parece haber unanimidad en muchas de las determinaciones y eso debe confundir al cuerpo técnico y a los futbolistas”.

Así que una de las tareas de Nacional antes de comenzar su proyecto deportivo de 2018 será la de limpiar el problema (?) del que habla el técnico español y del que dice es una situación de fondo, la cual, al parecer, no se solucionó en su debido momento, cuando salió de Nacional el técnico Reinaldo Rueda.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES otros dt buenos que fracasaron

El español Pep Guardiola completó su primera temporada sin títulos en el primer semestre de este año dirigiendo al Manchester City, estuvo a punto de ser despedido y hoy es líder en Inglaterra.

Igual pasó con el portugués José Mourinho con el Manchester United, en el que no ha podido ser tan exitoso como con otros equipos (Inter y Real Madrid).

Rafa Benítez no pudo lograr empatía en el Real Madrid y también salió por la puerta de atrás del club merengue.

En Colombia el caso más reciente es el del técnico Francisco Maturana, quien no pudo este semestre con Once Caldas.

Juan manuel lillo en la balanza

LO BUENO

Tiene manejo de grupo y convence a los jugadores de su idea de juego. Además muy buenas referencias entre los mejores técnicos del mundo y Colombia. De él hablan bien Pep Guardiola, Jorge Sampaoli, Juan Carlos Osorio y Francisco Maturana.

Propone fútbol de posesión en el campo rival para intentar generar mayores opciones de gol y así dominar en los partidos. Le da mayor prioridad al ataque que a la defensa y le gusta que su equipo recupere el balón en la zona del contrario.

Prefiere menos defensas para que el equipo tenga mayor fluidez en la zona ofensiva. Acumula 32 años de experiencia en la dirección técnica, pero no ha logrado títulos porque no ha tenido equipos de gran nivel que le permitan conseguir esa meta.

Además de técnico, muchas personalidades del fútbol aseguran que es un gran conferencista y que fue quien inventó el fútbol de posesión-posición, que trata de tener la pelota el mayor tiempo posible y quienes no lo tienen genere posibilidades de pase para el que conduce el esférico.

Explotar al máximo el nivel de los jugadores con los mano a mano que propone (duelos de sus jugadores con los futbolistas rivales), que si el equipo se hace fuerte individualmente va a ser mejor para el colectivo y que así se potencia el nivel grupal.

LO MALO

La falta de títulos en su hoja de vida le hace muy difícil validar su modelo de juego. Lo reconocen como un tipo que habla bien de fútbol, pero que nunca ha podido aplicar sus conceptos directamente en los equipos que dirigió, si no que son otros los que lo hacen.

Su discurso es confuso para el jugador colombiano. Puede ser el idóneo para el futbolista europeo, pero en Colombia no lo ha podido aplicar. Ya lo había intentado con Millonarios y no le salieron las cosas. Ahora le sucede lo mismo con Nacional.

Únicamente en la rueda de prensa de la eliminación asumió responsabilidades, porque casi siempre era culpa del árbitro, de la cancha, del clima y de la falta de definición de sus jugadores, no del modelo de juego que estaba aplicando y al que no se acomodaron.

Se distancia de los medios de comunicación y les cierra las puertas, lo que dificulta que la prensa conozca su trabajo (¿cómo quiere que la gente se enamore de su estilo si nadie lo conoce?), únicamente decide hablar en ruedas de prensa (el hincha espera un dt cercano, confiable y afectuoso).

Solamente regresó a la línea de 4 defensores en el duelo ante Tolima, durante la Liga insistió infructuosamente con los tres zagueros, lo que hizo ver a Nacional vulnerable y sin solidez, característica que en los últimos años fue una de sus mayores fortalezas.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1