Anatomía de un crack, ¿talento o disciplina?

  • ilustración Emerson Gaviria
    ilustración Emerson Gaviria
Por juan felipe zuleta valencia | Publicado el 14 de julio de 2018
72 %

de los regates de Messi son efectivos. Es el mejor promedio en el mundo.

2,63

metros es la altura alcanza Ronaldo en sus saltos, producto de entrenamientos.

En España, único país que se dio el lujo de tener a tres de los cuatro que han sido considerados como los mejores futbolistas de la historia (Johan Cruyff, Diego Maradona y Lionel Messi), pervive aún en bares, calles y tribunas la historia de un jugador, de quien dicen, fue más brillante que estos (incluyendo a Pelé y cualquier otro que se le ocurra al lector). O, más bien, tenía todo para ser el mejor, pero no le dio la gana o no pudo, coinciden quienes lo vieron jugar. Se llama Jorge Alberto González, a quien apodaban “El Mágico”.

Del salvadoreño aseguran que fue el más talentoso en la historia del fútbol, gracias a una condición innata que le permitó desarrollar velocidad, agilidad, técnica, capacidad de reacción y una inteligencia espacial exclusiva. Todo, sin asomo mínimo de preparación atlética y una proverbial indisciplina, que incluía toda clase de bacanales.

El mismo Diego Maradona, quien compartió con él durante un campamento de pretemporada con el Barcelona en 1984, y militó en la misma liga, diría, tiempo después, que nunca vio a un jugador con la técnica del salvadoreño.

“Queríamos imitar lo que hacía ‘El Mágico’ y no podíamos”, confesó.

Por estos días de Mundial, surgen eternos debates. Uno de estos ¿qué predomina en el fútbol actual: el talento innato o la disciplina?

Para Armando Quintero, consumado deportólogo de Coldeportes, la respuesta está a mitad de camino entre ambos aspectos.

“Hoy el listón está más arriba en el deporte de alto rendimiento. De ahí que en los últimos años veamos deportistas más veloces, fuertes y habilidosos ”, explica Quintero.

Para mantener ese nivel, advierte el especialista, el rigor al cual se exponen los deportistas supera, muchas veces, los límites físicos y mentales, aún de los más dotados”.

¿Soltar o amarrar?

Laura Arias, sicóloga deportiva que atiende a futbolistas, en actividad o no, apunta acerca de la importancia del equilibrio entre la disciplina colectiva, en la cual están inmersos los jugadores, y su desarrollo individual.

“A veces, por el rigor de la competencia y la funcionalidad que debe tener un futbolista dentro de un esquema, se relega la creatividad a un segundo plano”, señala.

“Entre los jugadores activos que atiendo, el temor al error es un factor común. Hay una predisposición a resguardarse en el equipo y a evitar la figuración”, asegura Arias.

Y complementa: “Un futbolista es, en esencia, un artista del balón y como tal, requiere una dosis importante de individualidad que, veo poco en el fútbol actual”.

El concepto de Arias coincide con el del siempre visionario técnico argentino Marcelo Bielsa, hace cinco años, cuando dirigía al Bilbao, en medio de una icónica conferencia ante aprendices de entrenadores.

“Nos lamentamos por la extinción de los talentosos, de los genios de este deporte. Pero apenas podemos los metemos en unos esquemas rígidos y les ponemos en la cabeza la idea de que solo basta ganar. Que nadie va a un estadio a ver una gambeta si esta no sirve para irse a casa con un triunfo”, declaró en aquel encuentro este precursor de una visión lírica del fútbol.

De la anécdota al hecho

Cristiano Ronaldo encarna la perspectiva de Bielsa como pocos.

El portugués tuvo un interesante desarrollo deportivo desde que llegó al Manchester United a los 17 años, hasta la cumbre de su carrera en el Real Madrid y que aún mantiene a los 33 años.

Cuando jugaba en Manchester, el luso exhibía una figura delgada, de extremidades largas y su estilo de juego era alegre, proclive a las gambetas. Allí dejó cifras “normales”: 118 goles en 292 juegos y 0,40 goles por partido, cifras de un jugador “promedio”.

Cuando pasó al Real Madrid, Ronaldo tuvo un cambio futbolístico y físico trascendental. Alcanzó los 85 kilos de peso, con abundante masa muscular y capacidades excepcionales: sus saltos alcanzaron los 78 centímetros, altura cercana a la media de un jugador de la NBA.

Su carrera corta, por ejemplo, alcanza los 25 metros en 3,61 segundos. Sus disparos han llegado a los 120 km/h (el de un futbolista promedio es de 85 o 90km/h) y en los últimos seis años pasó de ganar del 40% al 60% de los balones que disputa vía aérea.

Todos estos rendimientos, que constan en estadísticas de los diferentes torneos que disputa y en estudios sobre fútbol y medicina deportiva, los logró con un régimen riguroso de entrenamiento.

Recientemente, el inglés Río Ferdinand, excompañero de Ronaldo en el United, contó, en medio de los comentarios que realiza para Sky Sports con motivo del Mundial, una anécdota que refleja la transición de Ronaldo de un jugador talentoso, pero promedio, al excepcional atleta exitoso en el que se convirtió.

“Una vez tras un entrenamiento me invitó a su casa a almorzar. Solo había pollo, ensalada y agua. Luego, me pidió que nadáramos algunos cientos de metros en su piscina. Y que entrenáramos disparos y algunos movimientos en su cancha. Tiene una mentalidad temible como competidor”, contó el exdefensor.

El alma suramericana

Del otro lado están Neymar y Lionel Messi, que conforman el tridente actual como los mejores del mundo.

Los dos comparten cosas que, a la vez, los distancia del portugués.

Además de su magnífico y singular talento para jugar al fútbol, Neymar y Messi coinciden, gracias a su origen suramericano, unas condiciones psicosociales que marcaron no solo su estilo de juego, sino la forma de cómo asumir sus carreras profesionales.

El mismo “Leo” contó en el documental que realizó el Barcelona tras su debut, que lloró varios meses por tener que dejar Rosario, su ciudad natal, para vivir en un ambiente tan diferente como la cosmopolita capital catalana.

Además, confesó que nunca fue bueno para regirse por la disciplina de la insitución “Vivía a 10 metros del club y siempre llegaba tarde al entrenamiento”.

Sin embargo, alcanza los 32,5 kilómetros por hora ¡con el balón en los pies! algo que nunca nadie logró en la historia de este deporte. Y no le faltan méritos, pese a que, al parecer, nunca ganará un Mundial, para ser considerado el mejor.

Neymar, por su parte, es un rebelde, que pese a ser millonario desde los 14 años, aún disfruta desairando a sus rivales con un regate precioso y, a veces, ofensivo. Representa un virtuosismo natural de los brasileños, propios de las playas y las geografías barriales irregulares. El suyo es un caso similar. Su excompañero en el Barca, el croata Iván Rakitic, confesó que nunca había conocido un futbolista tan “vago” para el entrenamiento y la preparación física.

Al final, todo parece orientarse a que el punto de equilibrio es la única vía que el talentoso perdure y el fútbol mantenga su noción de espectáculo.

A lo mejor puede que no sea como indican los pesimistas del deporte que advierten la extinción del talentoso. Quizás, muchos de los que surgen carecen de lo que le faltó al “Mágico” González para ganarse su lugar en la historia.

Contexto de la Noticia

RANKING otros casos fuera del fútbol

1. Federer vs. Nadal
Tenis

Han dominado el tenis por años. El primero prima siempre el talento. El segundo el esfuerzo físico.

2. Phelps vs. Lochte
Natación

Michael Phelps, desgarbado y polémico, siempre se impuso ante el disciplinado Ryan Lochte.

3. Bolt vs. Powell
Atletismo

Bolt nació con una condición única para ser el más veloz. Powell nunca lo igualó pese al empeño.

4. Ali vs. Frazier
Boxeo

Muhamed Ali, carismático y cerebral, contrastó siempre con el irascible y esforzado Joe Frazer.

LAS DIFERENTES FORMAS DEL MANEJO DE UN GRUPO EN MEDIO DE LA “FIESTA” DEL FÚTBOL

De Inglaterra, rival de Colombia el martes por los octavos de final del Mundial, trascendió tan pronto llegó a Rusia que su sede se ubicara en la localidad de Repino, en el ForRestMix Club, una villa muy cerca de la activa vida nocturna de San Petesburgo, con mucha oferta de entretenimiento, incluyendo uno de los sectores de prostitución más conocido en esa zona de Europa.

Sin embargo, el técnico Gareth Southgate no prestó mayor atención pese al historial de indisciplina en el cual se han visto envueltos varios integrantes de la Selección inglesa en el pasado.

“Dirijo un grupo de profesionales, soy su guía futbolístico con un objetivo en común, no estoy con chicos adolescentes y no puedo tratarlos como tal”, expresó el estratega tras las críticas de la prensa de su país, por escoger un lugar “tentador” para romper la disciplina en medio de la cita más exigente del fútbol.

Son formas de asimilar el manejo de grupo en un Mundial, un tema siempre tan complejo y de opiniones tan dispares.

Generalmente, los seleccionados europeos tienen una tendencia más abierta hacia cómo dirigir comportamiento en el Mundial, pues conservan una extensa tradición de libertad y corresponsabilidad con los jugadores.

En Europa, salvo los viajes para juegos internacionales, los jugadores no concentran antes de un partido. Se citan en el estadio o en un punto de encuentro horas antes del encuentro y listo.

En Suramérica, sin embargo, la figura de la concentración como elemento facilitador del manejo de grupo previo a la competencia, aún es una práctica extendida.

No es casualidad entonces que las normas más estrictas en medio de un Mundial sean generalmente para los combinados de esta parte del mundo.

Hace cuatro años, en el Mundial que realizó Brasil, la Federación de dicho país construyó un complejo fuertemente custodiado en las afueras de Río de Janeiro, con varias hectáreas, todos los lujos y zonas campestres, para que los jugadores no tuviesen la tentación de salir de fiesta.

En el Mundial de 1990 la Selección Colombia se concentró durante dos meses fuera del país en zona rural de Bolonia, Italia, para alejar a los jugadores de tentaciones y peligros a los que estaban expuestos en un país convulso por aquellos días.

Eso en cuanto al cuidado físico. Pero ahora, en lo que coinciden varias selecciones, europeas y suramericanas, es en las normas acerca del manejo de las redes sociales. Algunos seleccionadores, incluso, prohiben el uso de estas en medio del Mundial ante la posibilidad de que ese contacto con el público altere la tranquilidad emocional de sus jugadores.

OPINIóN el talento también está en la cabeza

Image
jonathan bustamante
Entrenador mental
“El límite físico que busca superar un deportista solo es posible con trabajo mental. Este provee una programación que facilita al deportista convertir sus cualidades físicas en el medio para su objetivo”.
Image
víctor luna
Entrenador
“A un futbolista talentoso, con el mecanismo indicado, siempre puedes facilitarle una apertura hacia el el desarrollo profesional. Un jugador que carezca de este siempre va a llegar rápido a su tope”.
Image
marcelo roffé
Sicólogo del deporte
“El futbolista siempre mantiene un potencial oculto superior al que saca a la superficie. La verdadera labor de los entrenadores es demostrarles que su talento siempre puede mejorar”.
Image
diego toro
Coord. Fundación Camilo Zúñiga
“Hay un factor en la escases de talentos: la proliferación de canchas sintéticas en nuestras ciudades. Los potreros y esas condiciones difíciles eran las que propiciaban al jugador con ingenio natural”.
Image
Pep guardiola
Técnico español
“En España entendimos que la base de todo es ir en la corriente de nuestras condiciones sociales y fisicas y encontramos el camino. Un jugador es más que todo, resultado de su historia y entorno”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS