Fútbol: entre negocio, televisión y fanaticada

  • El negocio del fútbol riñe con la hinchada. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    El negocio del fútbol riñe con la hinchada. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
Por john eric gómez marín | Publicado el 06 de septiembre de 2018
Infografía
Fútbol: entre negocio, televisión y fanaticada
49%

de asistencia media sobre

la capacidad de los estadios presentó la Liga en 2017.

7,5%

han caído las asistencias

en Colombia respecto a la década pasada y a los 90.

El fútbol ha diversificado las fuentes de ingresos y ya no depende de las taquillas, la televisión y los patrocinios. Hoy es la venta de jugadores la que les permite mayor solvencia a los clubes. Sin embargo, eso también ha desencadenado que muchas veces se deje de lado el sentir de los aficionados, que en un principio fueron la razón de ser de los elencos.

¿Cómo evoluciona este negocio en Colombia y qué tanto afecta a los hinchas, que prefieren ver los partidos por televisión? Según datos de la Superintendencia de Sociedades, en el rubro de exportación de futbolistas ingresan unos $200.000 millones al año, lo que supone un impulso grande a inversiones y mercadeo.

Colombia es la undécima nación que más envía jugadores de fútbol al exterior, con 284 negocios en 2017. Cifra aún corta en comparación con Brasil que, con 1.202, es el que más “vende” jugadores, según informe del Cies Football Observatory (Centro Internacional de Estudios Deportivos, por su sigla en inglés).

Esto va en contraposición con las asistencias a los estadios del país. Según el estadígrafo Álvaro Hincapié en la actual Liga Águila-2 han ingresado 362.459 aficionados para un bajo promedio de 6.041 espectadores por juego. “Está al filo de caer por debajo de los 6.000 aficionados, en un hecho sin precedentes”.

Por ejemplo Nacional, el más taquillero, está en un promedio de 16.721, menor que en el segundo semestre de 2017 (17.040) y muchísimo más bajo que en el primer semestre de ese año (27.312). Y la tendencia sigue a la baja.

En pocos años se pasó de exportar una escasa cantidad de futbolistas a transferir decenas. Los equipos colombianos se desprenden, en forma rápida de sus mejores unidades si hay un negocio que convenga, situación que molesta a los hinchas porque, según ellos, se desmantelan los equipos en plena competencia.

Cambio de tercio

El aficionado Jorge Iván Cardona habla de los casos más recientes en el Medellín. “Venden los abonos (entradas prepagadas) y después salen de los jugadores”. Ese sentir también lo expresan en redes sociales aficionados del América, Millonarios, Cali, Tolima y Santa Fe, entre otros.

Este 2018 Millonarios, Nacional, Cali, Santa Fe y Junior invirtieron entre 10 y 15 millones de dólares en jugadores.

“De esa solvencia de mercado solo hay dos antecedentes: la época de El Dorado en los 50, y en los 80 cuando muchos dineros de los carteles infiltraron el fútbol”, explica Diego Valencia, profesional especialista en marketing deportivo.

En salarios también se nota este efecto. Según el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, quien presidió la Dimayor entre 2006 y 2015, en el país hay jugadores extranjeros a los que se les paga entre 60 y 80 mil dólares ($180 y $200 millones) por mes, pero también hay algunos futbolistas colombianos que regresaron del fútbol internacional, que devengan hasta 100 mil dólares ($300 millones).

Con tanto dinero circulando, aunque aún lejos económicamente de las poderosas ligas de Estados Unidos, México y Brasil, que mandan la parada en el continente, la Dimayor buscó asesoría de la liga española en cuanto al manejo de este tema.

Según el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, hay aspectos en análisis como que en España se sanciona al equipo que no atraiga hinchas a los estadios, sobre todo cuando los ingresos por taquilla pasan a un segundo plano en términos de ganancias totales.

Contó que se aprobó regulaciones que impiden a un club gastar más de lo que recibe (fair play económico) para mejorar la competitividad y atraer gente a los estadios.

Una propuesta de un hincha de Nacional, Andrés Raigoza, es que los equipos tengan una norma en la que, mínimo, por tres años, dejen a los buenos jugadores para que la afición los disfrute.

Sin embargo, como dice Carlos “Puche” González, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, eso iría en contra del derecho al trabajo. “Si a un jugador le llega una buena propuesta es muy difícil negarle la posibilidad de mejorar”, señala Puche. Surge la necesidad de conciliar entre el negocio y la afición.

Contexto de la Noticia

La tv es dueña de los horarios

Antes ir a fútbol era un plan familiar de los domingos en la tarde, con fiambre incluído (3:30 p.m.), hoy la es la dueña de los derechos de transmisión la que decide en qué horario poner cada partido. No importa que un juego aparezca un viernes o un sábado, 8:00 p.m. ni

si se llena o no el estadio. El espectáculo ya se ve por tv.

poco se escucha al hincha

El técnico Hugo Gallego dice que si se analizan los principales equipos del mundo, la gran mayoría le hace caso a sus hinchas, como principales accionistas. En Colombia el hincha ha pasado a un segundo renglón y los equipos venden a sus ídolos para ampliar sus arcas. La hinchada se queda sin las estrellas que la seducían a ir al estadio.

el que pone la plata, manda

Cada vez los hinchas tienen menos acceso a los jugadores, pero cuando alguna marca patrocinadora decide llevarlos a cualquiera de sus tiendas, ellos sí deben cumplir esos compromisos. Esa es la única manera de poder, si acaso, lograr algún autógrafo, situación muy distinta a épocas pasadas cuando no había inconveniente alguno.

Cantidad de partidos afecta bolsillo

La necesidad de la tv de ganar rating, de los patrocinadores por mostrar sus marcas, y de los equipos por exponer a sus jugadores a que sean vistos en el exterior son factores que pesan hoy. La obligación de acercar los partidos a varios mercados internacionales ha derivado en calendarios sin días libres y sin tener en cuenta que para el hincha asistir a dos o tres juegos en una semana requiere una alta inversión.

Ranking estas soluciones podrían conciliar

Image
exigir una cuota mínima de hinchas en el estadio
.
En ligas como España y Francia se les obliga a los equipos cumplir con una cuota mínima de hinchas, dependiendo del club que sea. Así ellos se preocupan por llevar gente a las gradas.
Image
Prohibir transacciones en competencia
.
Con política clara de transacciones, los hinchas sabrán con qué plantel se inicia y se termina un torneo, y así no se desmotivan por la venta de jugadores en competencia.
Image
Facilitar el acceso de hinchas a las figuras
.
Todos los equipos colombianos deberían tener un espacio semanal para compartir una mañana o una tarde con los hinchas, y no ser apáticos con ellos.
Image
El tope salarial, otra buena opción
.
Tanto un límite salarial como la nivelación en los planteles de fútbol, pueden permitir que los equipos sean más competitivos, lo que elevaría el nivel de la Liga.
Image
Mayor cabida a las inferiores en los clubes
.
Los mejores jugadores colombianos surgieron de las divisiones inferiores, y ahora las han relegado por comprar muchos extranjeros. Se deben reactivar las canteras.
John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS