El poder no sabe el valor del árbol: Francis Hallé

  • La pérdida de biodiversidad por desaparición del bosque tropical es algo muy negativo, considera Francis Hallé. FOTO Donaldo Zuluaga
    La pérdida de biodiversidad por desaparición del bosque tropical es algo muy negativo, considera Francis Hallé. FOTO Donaldo Zuluaga
Por Ramiro Velásquez Gómez | Publicado el 21 de mayo de 2015

Ha recorrido los bosques tropicales y los ha estudiado. Pero también le interesa el árbol urbano.

Es preciso en sus conceptos, directo. Cree que el poder político no sabe bien el valor de los árboles, pero sí la gente.

Esto dice Francis Hallé, botánico francés, que llegó a Medellín invitado por Colombiodiversidad y la Alianza Francesa. La ciudad, dice, le gusta y destaca al Jardín Botánico.

¿Cómo se resume?

“Soy un botánico francés, especializado en plantas tropicales hace 60 años. Durante mi vida he visto desaparecer el bosque tropical en todo el mundo. Es un problema muy grave y tengo una especie de lucha contra la deforestación en muchos países. Aquí en Colombia me dicen que no hay exportación de madera. Eso es positivo”.

¿Dónde está más amenazado el bosque tropical?

“El sureste de Asia. En esta región ya desapareció. Solo queda bosque secundario sin ningún interés y sin ningún valor económico. En África es mejor. En América del Sur está entre los dos. Hay una región con mucho bosque tropical, Melanesia: Nueva Guinea, norte de Australia, Salomón, etc”.

También ha estudiado el árbol urbano, ¿como debería ser?

“Me interesa mucho el árbol urbano. Medellín es una ciudad muy verde, estuve varias veces en el Jardín Botánico y me parece magnífico, pero no conozco detalles. El árbol debe ser grande, sin podarlo y sin peligro. Si hay flores y frutos mejor, la especie no importa. No hay una lista de especies para la ciudad, depende de la gente.”

¿Pero es una forma de reducir el efecto isla de calor?

“Sí, el calor, el aire que respiramos y el ruido también, pero hay algo más importante en el árbol: hay una relación cercana con el ser humano y por eso necesitamos árboles. Tengo un estudio reciente en Estados Unidos en grandes ciudades como Chicago: donde hay más árboles hay menos crímenes; donde faltan la criminalidad sube. Es lo mismo en hospitales: si los enfermos pueden ver árboles hay una recuperación muy buena de la salud, si no pueden verlos no es tan buena”.

¿Influye también la grama? Porque en muchas ciudades como Medellín están retirando la grama para construir grandes aceras de cemento, ¿importa eso?

“Sí importa porque cada hoja produce el oxígeno que respiramos. Si se quita la hierba falta el oxígeno. Se ve muy bien en el Jardín Botánico: ayer he visto un montón de gente en la grama. La necesitamos, es muy útil y no cuesta nada, mucho menos que el concreto.”

¿Cuánto deben tener las ciudades de espacio verde?

“Depende de la región, de la altitud y de la latitud. Vengo del sur de Francia, cerca del Mediterráneo, faltan muchos árboles en las ciudades del Mediterráneo pero está el mar, acá no hay mar, si no hay mar y no hay árboles es una vergüenza para la gente, que no sabe cómo utilizar los domingos y los días libres.”

Un experto decía que los árboles no deben estar tanto afuera sino adentro de la ciudad...

“En la ciudad. El único límite es que el árbol no debe ser peligroso. Es el único límite, más árboles es mejor para la gente. Deben ser sólidos, sin peligro”.

Se le atribuye a usted afirmar que en las obras que se hacen en las vías en la ciudad, se dice ‘vamos a cortar 100 árboles, pero vamos a sembrar 200 nuevos’ y eso no es bueno. ¿Es así?

“Sí, es así. Los árboles viejos que cortan no necesitan dinero, no necesitan agua, no necesitan nada, pero si se cortan los viejos y se plantan nuevos, hay que comprarlos, hacer huecos con buena tierra, irrigación, cuesta mucho. Pero lo más importante es ecológico: la producción de oxígeno de un árbol es con relación a su superficie y los jóvenes no pueden competir con la superficie de los grandes. Por eso, si remplazamos los grandes por pequeños, durante 25 años la gente del barrio no tendrá sombra y falta el oxígeno, es una posibilidad de violencia y de crímenes.

Está bien en la sociedad humana remplazar viejos por jóvenes (ríe) pero en árboles no.”

¿Cree usted como botánico que se les da más importancia a los animales que a las plantas?

“Para la gente en todas partes lo más importante son las plantas medicinales, porque la mayoría de nuestros medicamentos viene de ellas y no de los animales. Por eso hay un interés muy fuerte, incluso acá en Colombia, de la gente para las plantas y árboles medicinales.”

¿Se debería estudiar más eso, como en Colombia, cómo se puede hacer?

“Quizás se necesitan más etnobotánicos, que estudian la relación entre la gente y las plantas. He visto algunos en Bogotá, pero creo que faltan, sería mejor tener muchos más. También erboristas y farmacéuticos.”

¿Qué pasa si se pierde un árbol, cuántas especies se afectan?

“Hay resultados muy nuevos en Amazonas: en un árbol enorme hay insectos endémicos de este árbol y por eso si se destruye ya perdimos especies animales. Hay una relación muy fuerte. Para pequeños animales un árbol es como una isla, aislado de los otros y por eso hay endémicos en la copa de un árbol.”

¿Hay conciencia en el mundo sobre la necesidad de conservar los árboles, los bosques?

“No. En la población sí, pero en los políticos no. Acá no conozco bien pero en todos los países es casi igual, a la gente le gustan mucho los árboles y el bosque, saben que es útil, lo necesitamos, pero el poder no lo sabe.”

¿Es en todo el mundo?

“Hay regiones muy interesantes donde el poder político tiene interés en el bosque. Por ejemplo Costa Rica, Sri Lanka, Gabón en Centro África, pero no hay muchos.”

¿Qué se necesitaría para que haya más conciencia?

“El nivel de conciencia es muy alto en la población, acá, en Europa, en Norteamérica, el problema es cómo podemos dar esta conciencia a los políticos. Voy a dar una conferencia: es cierto que los políticos no vendrán y la gente que viene ya conoce la importancia de los árboles. En Francia hay una escuela para los políticos, Escuela Nacional de Administración, es muy grande y fuerte, no hay ni una sola palabra de ecología...”.

Contexto de la Noticia

informe Acerca de la reforestación

· “Cualquier árbol es mejor que ningún árbol”.

· “Los nativos si crecen lentamente son más interesantes desde lo ecológico”.

· “Los pinos en Europa significan fuegos, cada año; eucaliptos significan que el suelo pierde interés, lo destruyen.”

· “Se pueden elegir tantas especies... es estúpido introducir pinos o eucaliptos porque hay un montón de especies interesantes acá en la flora de Colombia, el problema es que la gente acá no conoce la flora.”

· “Los animales grandes dispersan semillas, pero los insectos los necesitamos para polinización”.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

  • 1

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección