Así fue la votación paisa

  • FOTO SANTIAGO MESA
    FOTO SANTIAGO MESA
Por óscar andrés sánchez á. | Publicado el 29 de mayo de 2018
en definitiva

El Centro Democrático ratificó su supremacía electoral, demostrada el pasado 11 de marzo. Sergio Fajardo se consolida como la segunda fuerza política de Antioquia.

Una nueva marca electoral se impuso este domingo en Antioquia. El candidato Iván Duque (Centro Democrático) obtuvo 1’367.745 votos en todo el departamento, lo que representa el 18 % de su caudal nacional en la primera vuelta presidencial y la votación más alta que haya alcanzado un candidato en la región en primera vuelta.

Hace ocho años Juan Manuel Santos, el candidato del entonces presidente Álvaro Uribe, obtuvo en primera 860.424 votos y 1’227.089 en segunda. En 2014 Óscar Iván Zuluaga obtuvo 665.160 votos en la primera y 1’139.007 en la segunda, mientras que Uribe, en 2006, sacó 1’108.085 votos.

Así la cosas, ya sin los candidatos Sergio Fajardo (Coalición Colombia) y Germán Vargas (Cambio Radical) en competencia, Duque, que ganó en 118 de los 125 municipios del departamento y obtuvo el 53,1 % de los votos, podría acercarse a los 2 millones de sufragios en la segunda en esta región.

De otro lado, el candidato Gustavo Petro (Colombia Humana), ganó en tres municipios antioqueños, en el Urabá, y obtuvo el 9,2 % del total de votos: 238.440. No logró superar la votación histórica que obtuvo en 2006 el candidato de izquierda, Carlos Gaviria, quien sacó 279.775 votos, pero sí superó los 71.477 que sacó cuando aspiró en 2010.

Mientras que Duque pasaría a recibir el apoyo de los congresistas que estaban con Vargas e incluso algunos que estaban con Humberto de la Calle (Partido Liberal), para un total de 32 congresistas actuales y electos, a Petro le tocaría intentar conquistar, al menos, los 4 congresistas verdes y del Polo que apoyaron a Fajardo.

Por su parte el exgobernador de Antioquia se consolidó como la segunda fuerza política, con 731.609 votos, lo que en el departamento representa el 28,4 % del total. Ganó en cuatro municipios, uno del Urabá, dos del Nordeste, donde es fuerte el Polo, y en Girardota, Valle de Aburrá.

¿Y la maquinaria?

El mismo fenómeno que tuvo lugar en el país se repitió en Antioquia. Los partidos políticos y los congresistas no lograron endosar sus votos a los candidatos más cercanos al presidente Juan Manuel Santos: Vargas y De la Calle.

Los principales barones electorales del Partido Conservador paisa, los senadores Carlos Andrés Trujillo y Olga Suárez, se la jugaron con el exvicepresidente y en sus fortines, Itagüí y Bello, sacaron 6.326 y 7.727 votos respectivamente, frente a los 68.550 y 86.219 de Duque.

Lo mismo ocurrió con los barones liberales, aunque la mayoría estaban, al menos de boca, con De la Calle que al final sacó 59.974 votos y fue derrotado en los santuarios del senador electo Julián Bedoya, Caldas y la Estrella, donde obtuvo 912 y 778 votos, respectivamente.

En Envigado, otro bastión del Partido Liberal, con representante electo a bordo, Julián Peinado, De la Calle solo obtuvo 4.407 votos, frente a los 85.564 que sacó Duque y los 44.836 de Fajardo.

Según Julian Mazo, docente del Centro de Análisis Político de la U. Eafit, esta votación era previsible en cuanto Antioquia es el bastión uribista por naturaleza y Fajardo tuvo sus dos gobiernos aquí.

“En una segunda vuelta no creo que el departamento sea tan decisivo como las pujas en la costa Atlántica o en ciudades como Cali y Bogotá, donde Fajardo fue primero y sus electores deberán optar una opción que seguramente no los representa totalmente”.

Para Jaime Alberto Carrión, la votación en Antioquia ratificó al Centro Democrático como la principal fuerza política, lo que deja prever que muy seguramente este partido contará con la Gobernación y la Alcaldía de Medellín el próximo año.

¿Qué pasó con Fajardo?

En la Coalición Colombia contaban, mínimo, con los 925.956 que Fajardo obtuvo cuando fue elegido gobernador de Antioquia en 2011, pero perdió acá lo que ganó en Bogotá. Hasta enero de este año era el que tenía mayor intención de voto, pero poco a poco Duque le fue ganando terreno.

En varios sectores económicos y sociales no vieron con buenos ojos su alianza con la centro-izquierda, representada por la Alianza Verde, ni con la izquierda pura que encarnan los senadores Jorge Robledo y Navarro Wolff.

No obstante, según Nury Astrid Gómez, politóloga y especialista en Comunicación Política, Fajardo sacó en Antioquia su propio potencial electoral, es decir, toda la capacidad de Compromiso Ciudadano y de los Verdes, y el Polo aportó poco para este fin.

“No es un cobro por hacer alianza con sectores de izquierda. Matices que tradicionalmente le apoyaban, tenían su voto con Duque. Para nadie es un secreto que el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) le pasó factura hace un tiempo por esta decisión”.

Al respecto Carrión precisó que los resultados del fajardismo no son despreciables, pues se ubicó como la segunda fuerza política en Antioquia. “Eso quiere decir que la Coalición Colombia puede ser un actor importante para disputar el poder local en algunas zonas del departamento”.

Los votos en disputa

La configuración política del departamento está en términos de uribismo y fajardismo desde hace casi dos décadas, y eso pulso, en palabras de Iván Garzón, director de Ciencia Política de la U. de la Sabana, se volvió a dar este domingo.

“Teniendo en cuenta la tendencia política de la zona, es difícil que esos votos se vayan para donde Petro. Este es uno de los departamentos donde Petro tiene mayor resistencia. El temor que genera aumentará el voto por Duque. Compromiso Ciudadano no va a endosar. Por su trayectoria, se atomizará”.

Para Gómez, Vargas poco tiene que trasladar votos en Antioquia a Duque. Agregó que la pelea será por los fajardistas, “que en un gran porcentaje se inclinarían por Duque y, calculo, en un 20 % se irán con Petro”. Antioquia se resiste a darle un chance a la izquierda.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Medellín catapultó al uribismo

La capital le aportó a Duque 532.329 votos, lo que representa el 38 % de los apoyos que obtuvo en Antioquia. En segunda posición se ubicó Fajardo, con 308.914 votos, seguido de Petro, con 77.397. De la Calle le ganó a Vargas Lleras en Medellín: obtuvo 26.112 votos frente a 24.276.

Según Ólmer Muñoz, docente de Ciencia Política de la U. Pontificia Bolivariana, la disputa por el departamento será fundamental, porque Antioquia le aporta un gran porcentaje a la elección presidencial y ha sido clave en ello, compitiendo con las otras capitales como Bogotá. “No sabemos con exactitud cuántos votos recibirá Duque de otros partidos, especialmente de Fajardo”.

Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

ANÁLISIS

Lecciones y preguntas para segunda vuelta
Pedro piedrahita
PhD U. Alfonso X El Sabio, docente C. Política U. de M.

La jornada electoral dejó tres lecciones y tres preguntas que configuran el escenario para la siguiente vuelta del 17 de junio de 2018. La primera, la hipótesis que algunos sosteníamos, a partir de la teoría de los partidos políticos, de que los votos de la Cámara de Representantes iban a mover el caudal...

Notas de la sección