La campaña que agitó de nuevo las ideologías

  • La campaña que agitó de nuevo las ideologías
  • La campaña que agitó de nuevo las ideologías
  • La campaña que agitó de nuevo las ideologías
  • La campaña que agitó de nuevo las ideologías
Por óscar andrés sánchez a. | Publicado el 27 de mayo de 2018
Infografía
La campaña que agitó de nuevo las ideologías

Aparte de tener un récord de precandidatos y candidatos por firmas, esta contienda electoral, que podría culminar hoy, o extenderse hasta el 17 de junio si hay segunda vuelta, tuvo elementos que rompieron el molde. Desde 1970, cuando la Anapo, comandada por el general Gustavo Rojas Pinilla, una fuerza alternativa no amenazaba al establecimiento.

Tres décadas después, la mejor votación para un candidato de izquierda se presentó en 2006, cuando el constitucionalista Carlos Gaviria Díaz, luego de unificar múltiples fuerzas, obtuvo 2.613.157 votos en la primera vuelta presidencial.

Desde que se expidió la Constitución de 1991, con excepción de la elección de 2010, cuando Antanas Mockus llegó a segunda y de los dos triunfos de Álvaro Uribe en primera, al país le ha tocado escoger entre dos modelos parecidos.

En contraste, esta vez las ideologías políticas de derecha, izquierda y centro, que parecían anacronismos condenados a los libros de historia, revivieron, y cada candidato hizo el esfuerzo por ubicarse en determinado espectro.

Para Freddy Santamaría, director de la Maestría en Estudios Políticos de la U. Pontificia Bolivariana, pese a que varios quisieron ubicarse en el centro, primaron los discursos tradicionales de enfrentados de izquierda y derecha, “que polarizaron el escenario dejando en el aire la idea de que alguna de estas posiciones es la que conviene”.

Quizá, la firma del Acuerdo con la Farc le quitó, de momento, el estigma a la izquierda, siempre relacionada con la lucha armada, pero también declararse abiertamente de derecha, en ocasiones algo asociado al paramilitarismo o posiciones radicales, dejó de ser vergonzante.

Según Nury Gómez, polítóloga y especialista en Comunicación Política, aunque se habla de polarización, de que el país está divido, de un agotamiento ideológico, tenemos hoy el primer debate ideológico abierto y libre en más de 40 años.

“No todos son lo mismo, hay variedad, diferencias, desencuentros. Por fin no pensamos todos igual. La desventaja es que aún no estamos preparados para asumir con altura una confrontación ideológica, que se queda en las formas y poco en fondos”.

Esta división de la opinión pública es válida y de provecho para la democracia, siguiendo a Fabio Sánchez, director de la Escuela de Política de la U. Sergio Arboleda, siempre y cuando se mantengan unos acuerdos mínimos sobre la defensa de la democracia y la paz. Agregó que el problema es que los ataques personales, y el discurso de odio invisibilizan los temas importantes: reducir la corrupción, buscar el desarrollo, mantener la paz y promover una mejor inserción internacional del país.

En contraposición Carlos Builes, docente de Ciencia Política de la Bolivariana, afirmó que ha habido un ambiente de paz no antes visto en la historia de nuestra democracia. Hace cuatro años la campaña fue sacudida por el escándalo del hacker de Óscar Iván Zuluaga.

Otras particularidades

Con excepción de la candidatura del Partido Liberal, las demás campañas son de coaliciones, incluida la del Centro Democrático, y eso permitió que, al final, solo quedaron 6 candidatos, de 13 que había antes de las alianzas y las consultas presidenciales.

Y aunque parecía que esta vez sobresaldrían las mujeres, pues había 6 precandidas presidenciales, una no obtuvo aval, dos se retiraron después de obtenerlo, y las demás hicieron acuerdos y hoy son candidatas vicepresidenciales, donde también han brillado.

Tampoco pasaron desapercibidas las grandes concentraciones. Según John Fredy Bedoya, del Instituto de Estudios Políticos de la U. de Antioquia, la plaza mostró dinamismo ante el desgaste de los partidos. Una campaña única.

Contexto de la Noticia

la alianza entre uribe y pastrana

Aunque medio año antes ya se habían tomado la foto, el 24 de noviembre de 2017 los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe firmaron un documento con las bases programáticas de una coalición llamada “alianza para la reconstrucción de Colombia”. Aunque por momentos hubo choques entre Pastrana y el exprocurador Alejandro Ordóñez, al final, también estuvo en la consulta con Marta Lucía Ramírez e Iván Duque.

Según Angélica Bernal, directora de Ciencia Política de la U. Jorge Tadeo, la gran alianza de derecha corresponde a los sectores opuestos a los Acuerdo, que en realidad era una apuesta electoral de preparación del terreno para llegar con una fuerza compacta a luchar por la Presidencia.

la consulta del partido liberal

En septiembre del año pasado la unidad del Partido Liberal se agrietó con la decisión de realizar una consulta presidencial en noviembre. De seis precandidatos, al final solo dos, Juan Fernando Cristo y Humberto de la Calle, se sometieron a ese mecanismo. De la Calle amenazó con irse del partido si no se hacía ese proceso, mientras que el resto decía que era más estratégico hacerla en marzo. El alto costo y los pocos votos, 744.521, el 2,1 % del censo electoral, le pasaron factura política al partido. Según Nicolás Liendo, vicedecano de la Escuela de Política de la U. Sergio Arboleda, De la Calle siguió con la candidatura contra viento y marea, a pesar de que su partido y partidarios por debajo apoyaron a otros candidatos.

consultas presidenciales

Hasta hoy la jugada maestra de la campaña fue la decisión de Gustavo Petro e Iván Duque de legitimar sus candidaturas a través de las consultas abiertas en las elecciones de Congreso del pasado 11 de marzo. Para el analista político Diego Corrales, esa estrategia les salió tan bien que no solo impulsaron sus listas al Congreso, sino que movilizaron la participación electoral y se aferraron de los primeros lugares en las encuestas. Según Miguel Silva, docente de Ciencia Política de la U. Pontificia Bolivariana, gracias a ganar en las consultas Petro y Duque lograron posicionarse en la intención de voto desde marzo. Sin embargo, tuvieron límites porque no lograron convocar a sectores políticos adicionales.

sin alianza en

El 10 de diciembre pasado, luego de una intentona de división, Sergio Fajardo fue ungido por los precandidatos Claudia López y Jorge Robledo como el candidato de la Coalición Colombia. Fajardo decía que dejar esa decisión para marzo, en una consulta, era muy riesgoso. De la Calle también pidió participar en esa convocatoria. Ambas campañas avanzaron y, por solicitud de varios movimientos sociales, el 26 de marzo Fajardo y De la Calle se tomaron un café, buscando la unión, pero no ocurrió porque no había tiempo. Según John Fredy Bedoya, del Instituto de Estudios Políticos de la U. de Antioquia, esa fractura de las propuesta alternativas fue por el personalismo de cada uno de los candidatos.

centro izquierda

Germán Vargas se mostró como un candidato de derecha, pero en ese espectro cerró filas con Iván Duque, por lo que al ex vicepresidente le tocó retornar al centro y ofrecer respaldo al Acuerdo para recibir la bendición del Partido de la U y de un sector del Partido Conservador.

Según Liendo, Vargas mandó a sus legisladores a votar en contra de proyectos de implementación y quiso quedarse con la derecha y con los cristianos, ganando a Claudia Rodríguez, de la Misión Carismática Internacional, pero terminó apoyando la paz. No obstante, para el consultor Orlando Goncalves, pese a que no va bien en las encuestas, Vargas podría dar hoy una sorpresa por las estructuras que tiene.

las movidas

Las Farc crearon su partido político y hasta tuvieron un par de meses candidato presidencial, Rodrigo Londoño, quien se retiró iniciando marzo argumentando problemas de salud. Para el Senado solo obtuvieron 85.000 votos, muy por debajo de las expectativas. Para Bernal, el paso de la guerrilla de la Farc a partido político, y su participación en elecciones después de 53 años de lucha fue un acontecimiento histórico para la democracia nacional.

De otro lado, las denuncias de corrupción con los dineros de la paz, los problemas de la JEP y la captura de Santrich golpearon de nuevo su imagen. Según Liendo, está a prueba la verdadera voluntad de la Farc de pedir perdón y contar la verdad, algo que hasta ahora no ha pasado.

de vargas lleras

El uso del dron para dimensionar la magnitud de las concentraciones de tres campañas se puso de moda. Vargas, Duque y Petro se retaron a sacar la gente a la calle.

Corrales afirmó que como hace muchos años no se veía en Colombia, la plaza pública volvió a ser un escenario protagónico de la campaña presidencial. “A los recorridos callejeros, la repartición de volantes en espacios públicos y los encuentros al aire libre, se sumó ‘el revivir’ las grandes movilizaciones en parques con tarima y discurso”.

Pedro Piedrahita, docente de Ciencia Política de la U. de Medellín, manifestó que Gustavo Petro logró con esta estrategia impacto social y en redes, pero además, retornó el contactó directo con el electorado.

participación de la farc en política

Estos dos hechos impusieron gran parte de la agenda electoral en los medios de comunicación. De 45 invitaciones en promedio que recibieron las campañas hace cuatro años, esta vez la mayoría tuvo cerca de 90 invitaciones a foros y debates, algo que dinamizó la contienda, pero que también desgastó el modelo. Por otra parte, nunca antes las mediciones de opinión habían generado tanta controversia, al punto, incluso, de que la mayoría de los candidatos se fueron lanza en ristre contra sus metodologías. Corrales recordó que las preferencias de los colombianos fueron variando tanto en el tiempo, que 4 de los 6 candidatos inscritos, hasta las consultas del 11 de marzo, lideraron en algún momento.

la plaza pública volvió a brillar

El añorado voto cristiano lo empezó a capitalizar Vargas, con la fuga de la pastora Claudia Rodríguez y la Misión Carismática Internacional (MCI) de las toldas del Centro Democrático y su arribo a las listas de Cambio Radical, donde obtuvo 66.557 sufragios. Pero después del 11 de marzo, cuando Duque ganó la consulta y se trepó en las encuestas, los partidos cristianos que se hicieron contar para Congreso empezaron a hacer acercamientos con él.

La excandidata Viviane Morales equilibró la balanza y adhirió a Duque. Su partido, Somos, que llegó a 116.000 votos para Senado, se dividió entre Duque y Vargas, pero Colombia Justa y Libre (462.529 votos) y el Mira (536.432 votos), se adhirieron compactos al primero.

encuestas y debates

Como lo proyectó EL COLOMBIANO en un artículo publicado el pasado 30 de agosto, la situación política, económica y social de Venezuela fue uno de los puntos centrales de discusión en la agenda de los candidatos presidenciales. Vargas y Duque no perdieron oportunidad para mostrar como espejo la crisis de Venezuela y asociarla con las banderas ideológicas que representa Petro. Todos los candidatos, incluso el exalcalde de Bogotá, que fue cercano a Chávez y admirador de Maduro, cuestionaron el régimen venezolano. Además, prometieron no reconocer su nueva elección presidencial en caso de resultar elegidos. Hoy, cuando se conozcan los resultados, se sabrá qué tanto influenció el debate la situación del vecino país.

Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección