Las tensiones políticas durante las visitas de Pablo VI y Juan Pablo II

  • Juan Pablo II visitó el país en julio de 1986, durante la guerra contra el narcotráfico. FOTO Archivo
    Juan Pablo II visitó el país en julio de 1986, durante la guerra contra el narcotráfico. FOTO Archivo
Por Óscar andrés Sánchez á. | Publicado el 06 de septiembre de 2017

En contextos diferentes, pero también en momentos de tensión política y social, llegaron a Colombia los pontífices Pablo VI y Juan Pablo II. El primero pisó el país durante el gobierno del liberal Carlos Lleras Restrepo, en pleno Frente Nacional y la germinación de las guerrillas comunistas. El segundo, en las postrimerías del mandato del conservador Belisario Betancur, que fracasó en su intento de negociación con los grupos insurgentes. El país enfrentaba en ese momento el estallido de la guerra del narcotráfico.

Así como ahora, recuerda Hernán Olano, director del Departamento de Humanidades e Historia de la Universidad de la Sabana, en 1968 el país estaba tan polarizado que en los periódicos titularon que la visita era pastoral y no política, porque Lleras estaba por aprobar una reforma constitucional, con la venia del Congreso.

Además, solo habían pasado dos años desde la muerte del sacerdote Camilo Torres, quien se había en enfilado en el Eln y que según José Fernando Rubio, director del programa de Historia de la Universidad Externado, la sociedad estaba muy marcada aún por ese hecho: “Pablo VI llega en una tónica posconciliar, en un país en conflicto entre la alianza bipartidista y los grupos insurgentes emergiendo. No obstante, el presidente presentó un discurso de que ya la violencia había pasado y eran tiempos de paz”.

Por ese año, el gobierno Lleras también estaba implementando una modernización de la estructura del Estado. Nacían instituciones como el ICBF, Coldeportes, Colciencias y el Icetex. Para Juan Cristóbal Restrepo, director de la Maestría en Gobierno de la Universidad Javeriana, había una relativa normalidad institucional, en el tercer gobierno del Frente Nacional.

La violencia del narcotráfico

En 1986, cuando arribó Juan Pablo II, las guerrillas seguían vivas, pero en palabras de Ricardo Zuluaga, constitucionalista y miembro de la Academia Antioqueña de Historia, a ese problema se había sumado una descomposición política distinta, el factor desestabilizador del narcotráfico, que permeó la política. “Cuando Pablo VI vino estaba naciendo la teología de la liberación, pero cuando llegó Juan Pablo II, ya él había liquidado esta corriente”.

Según Restrepo, Karol Wojtyła trajo una voz de esperanza, luego del fracaso de los diálogos de paz con las guerrillas. “Había antecedentes como la toma de Palacio de la Justicia, la realidad de Armero y una dura violencia producto del narcotráfico y el genocidio de la Unión Patriótica”.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES De la ruralidad o lo urbano

En 1968 Colombia tenía 20,91 millones de habitantes y, según las estimaciones del Banco Mundial, sobre la base de las perspectivas de la urbanización mundial de Naciones Unidas, el 46,6 % de la población vivía en zonas rurales, mientras que en 1986 había 31,67 millones de habitantes y el 33,8% residía en el campo. Por eso Zuluaga afirma que a Pablo VI le tocó una confrontación más rural y a Juan Pablo II una lucha más urbanizada.

No obstante, Bibiana Ortega, docente de la Escuela de Política de la Universidad Sergio Arboleda, sostiene que en ambas visitas el campo fue protagonista, como receptor del mensaje apostólico, “muy cercano al Concilio Vaticano II (1962 -1965) y al Celam de Medellín (1968), donde hay una decidida opción preferencial por los pobres”.

Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección