HISTÓRICO
A la futura "ley Lleras" aún le falta debate
  • A la futura "ley Lleras" aún le falta debate | shutterstock |
    A la futura "ley Lleras" aún le falta debate | shutterstock |
Natalia Estefanía Botero | Publicado el 12 de abril de 2011

¿Freno a la piratería?, ¿censura en internet?, ¿violación de la privacidad?, son algunas de las preguntas que se hacen los usuarios luego de la radicación del proyecto de Ley 241 de 2011, que regulará los derechos de autor en internet, llamada "ley Lleras", que sería presentada al Congreso para su trámite.

Y la discusión apenas comienza, porque si hay algún consenso en torno a este tema es que no se ha socializado lo suficiente para conocer sus impactos y alcances.

Uno de los principales temas de preocupación es el empoderamiento que se le dará al proveedor de Servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés), que cobijados por esta ley, podrán decidir bloquear contenidos de una web que violen derechos de autor, sin necesidad de un trámite judicial.

Carolina Botero, especialista en derechos de autor en internet, explica que debido a que la ley es tan amplia, podrían vulnerarse derechos fundamentales como el de la privacidad, la libre expresión o el de la información. "El ISP no va a hacer un análisis en derecho de una situación", dice Botero.

Al respecto, Juan Carlos Monroy, director de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, explica que se asegura un "mecanismo ágil" para bloquear un contenido colgado sin permiso de sus autores, lo que ahora tendrá consecuencias penales.

Agrega que el "supuesto infractor" podrá hacer valer sus argumentos en una contranotificación.

Si no se logra el restablecimiento del contenido, se puede acudir a un juez.

Mientras leyes similares como la Sinde, de España, y Hadopi, en Francia, otorgan el poder al Gobierno, en Colombia se le delegaría a una autoridad judicial, y en este terreno, con argumentos de ambos lados, "hay garantía de que no habrá censura de internet", dice Monroy.

Inconformidad
Justo este punto es el que menos se ha comprendido, en especial por grupos de hacktivistas y ciberpiratas que, el lunes pasado, sacaron del aire por ocho horas el sitio web del Ministerio del Interior.

El ingeniero James Guapacho dice que la acción se la atribuyó Anonymous, un grupo cuya filosofía es actuar contra todo lo que atente contra la libertad en la web. Para ello activaron un ataque de denegación de servicio, a través de redes de PC zombies, "que hicieron peticiones al servidor web hasta fundirlo, igual que sucede cuando un transformador de energía explota con una sobrecarga", explica.

Los usuarios también cuestionan la rapidez con la que se presentó este proyecto, lo que tiene que ver con las obligaciones del Estado Colombiano con los TLC con Estados Unidos y la Unión Europea.

Sin embargo no todos están inconformes. Andrés Williamson, director de Asuntos Legales de Microsoft Colombia, explica que esta "es una manera de fomentar la innovación local e impulsar el talento nacional".

En lo que concuerda la productora de cine, Paula Jaramillo, quien "celebra la ley", porque detrás de un producto, como una película o el DVD, que se deriva, hay una "cadena de empleo sana". Hay creación y horas de trabajo, añade.

Diego Buitrago, coordinador de Investigaciones de la facultad de Derecho del CES precisa que "la ley pretende imponer un régimen de responsabilidad y no de limitación", se trata de que los actores de internet respeten los derechos de autor.

Explica que el espíritu de la norma, según se percibe en la exposición de motivos, busca regular el contenido protegido, no la red misma. En palabras más claras, llevar los controles existentes para garantizar la protección de la propiedad intelectual en el mundo físico al mundo digital.

Así, no se eliminará el concepto de creative commons ni de conocimiento colectivo. Lo que se penaliza es el uso de piezas para la comercialización, no para la colaboración.