HISTÓRICO
Airplan llega al Olaya
Gustavo Gallo Machado | Publicado el 24 de junio de 2008
En tres semanas empezará una nueva etapa para el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín cuando el concesionario privado denominado Sociedad Operadora de Aeropuertos Centro Norte (Airplan) tome posesión del terminal aéreo.

Eso significa, según explicó la gerente de la firma colombochina, Sara Ramírez Restrepo, que iniciará el plan de inversiones por 380.000 millones de pesos que incluye, además, a los aeropuertos José María Córdova, de Rionegro; Los Garzones, de Montería; Las Brujas, de Corozal; Los Cedros, de Carepa, y El Caraño, de Quibdó.

En la actualidad están en la fase de diseños de las obras que se ejecutarán en 36 meses y que entre otras implican modificaciones a los edificios, seguridad aeroportuaria, remodelación de los equipos de seguridad y adecuaciones en las pistas, por mencionar solo algunas.

"El 16 de julio tomamos posesión del Olaya Herrera, el 31 del José María Córdova, el 11 de agosto del de Carepa hasta que el 11 de septiembre estemos operando en todos los aeropuertos. El plan de inversiones debe empezar de forma completa el 15 de marzo del próximo año", dijo.

Ramírez Restrepo detalló que en los aeropuertos de Medellín y Rionegro se invertirán 180.000 millones de pesos. En el primero se hará una distribución espacial diferente ya que es un edificio declarado monumento nacional y se debe respetar. Así, las aerolíneas tendrán mejores servicios para el pasajero y habrá un ordenamiento para darle un potencial comercial.

En Rionegro se conservará la estructura de concreto y se cambiarán los acrílicos por unos más modernos. La distribución de espacios será radical también para el beneficio de los viajeros y visitantes. Por ejemplo, la zona de migración será una de las que más modificaciones tendrá.

Miedo de comerciantes
Y son precisamente esos cambios de espacios, que ayer se hicieron públicos en el Concejo de Medellín, los que tienen preocupados a los comerciantes del Olaya Herrera. De acuerdo con el edil Jesús Aníbal Echeverri, no ha habido concertación con los propietarios de los 111 hangares, 105 locales y 55 empleados del aeropuerto.

Aseguró que fue un mal negocio para el Municipio dejar que un particular administrara el terminal, como quiera que estaba dando utilidades, que el año pasado fueron de 2.037 millones de pesos.

La gerente de Airplan declaró que en la medida en que se acaben los contratos con los arrendatarios se harán modificaciones en caso de que se requieran y explicó que el concesionario empleará a varios de los trabajadores pero no los absorberá a todos.