HISTÓRICO
Alfredo Morelos es un goleador de raza
  • Alfredo Morelos es un goleador de raza |
    Alfredo Morelos es un goleador de raza |
Por WILSON DÍAZ SÁNCHEZ | Publicado el 30 de agosto de 2014

El Medellín tiene en su cantera un "goleador de raza". Nació en Cereté, Córdoba, y en la Copa Postobón ya saben de su eficacia, pues aparece con cinco anotaciones.

Se trata de Alfredo José Morelos Avilés, un joven de 18 años, tez morena y cabello corto y lacio que, a pesar de su timidez por fuera de las canchas, adentro se muestra como una "fiera" ante los arqueros rivales. Muchos lo llaman el Búfalo.

Hace tres años y medio, como sucede permanentemente con cientos de chicos procedentes de regiones apartadas a la capital antioqueña, Alfredo llegó a prueba al Poderoso en busca de su gloria deportiva. A los cinco meses ya había sido ascendido al plantel profesional por el técnico de ese entonces, Hernán Darío Bolillo Gómez.

"El profe me subió a la profesional, me quería como un hijo y vivo muy agradecido con él por la confianza que me brindó desde el comienzo", relata este joven que también ha hecho el proceso con los seleccionados juveniles de Colombia.

Primero estuvo en la Sub-17 en un Suramericano en el que no se obtuvo buena figuración, pero su camino a la consolidación continúa y ha tenido convocatorias de Carlos Piscis Restrepo, actual seleccionador nacional de la Sub-20.

En noviembre del año pasado fue campeón del torneo de fútbol en los Juegos Bolivarianos, una gesta que lo emociona y lo motiva para luchar en busca de un alto nivel futbolístico. "Todos los días pienso en mejorar para tener la posibilidades un nuevo llamado y vestir orgulloso el uniforme del seleccionado colombiano".

En su hogar, en Cereté, sus hermanas Andrea Carolina y Julieth Paola, la abuela Berta y los padres, Marta Inés y Alfredo, ruegan por los progresos de este artillero que en Medellín vive en una casa de familia en la que dice sentirse "muy bien".

Allí comparte con su paisano Alejandro Galindo un muchacho con el que actuó en las selecciones de Córdoba y que también fue reclutado por el Equipo del Pueblo.

Vivir lejos de la familia resulta duro para estos deportistas, pero como dice Alfredo, "hay que tener paciencia, fe y aprovechar las oportunidades" que les brinda el actual cuerpo técnico para en un futuro traerla cuando tenga una mayor solidez en la parte económica, "y disfrutar juntos los mejores momentos".

Morelos, que con la llegada del entrenador Hernán Torres al Medellín tomó un nuevo aire, confía en marcar muchos goles en la Liga Postobón y seguir los pasos de los más experimentados, como Yorleys Mena y Germán Ezequiel Cano, quienes le brindan consejos y lo arropan.

Cada entrenamiento al lado de ellos es una gran lección, dice el cordobés, que de todo ese aprendizaje resalta que para ser un gran goleador "hay que tener mentalidad y tranquilidad a la hora de definir". Y él ya lo ha demostrado en la Copa Postobón y quiere ratificarlo desde hoy en la Liga y en los principales torneos del mundo.

Aunque siempre se le ve serio en el trabajo, confiesa que a la hora de las bromas no se queda atrás. Por su forma de ser se ha ganado el cariño de los compañeros, algo que lo llena de seguridad y felicidad