HISTÓRICO
Así vio y disfrutó la ciudad un arquitecto indio
  • Así vio y disfrutó la ciudad un arquitecto indio | Lugares que hemos visitado por siempre, pero que se nos hacen irreconocibles, para volver a descubrir, gracias a la sensibilidad del arquitecto indio. Plaza de la Libertad, Museo el Castillo y el parque biblioteca Fernando Botero. FOTOS CORTESÍA AJAY CHOPRA
    Así vio y disfrutó la ciudad un arquitecto indio | Lugares que hemos visitado por siempre, pero que se nos hacen irreconocibles, para volver a descubrir, gracias a la sensibilidad del arquitecto indio. Plaza de la Libertad, Museo el Castillo y el parque biblioteca Fernando Botero. FOTOS CORTESÍA AJAY CHOPRA
Por AJAY CHOPRA | Publicado el 26 de enero de 2013

La intención de mi viaje era expandir mis horizontes como arquitecto y aprender de la cultura y la arquitectura de Medellín, además de aumentar mis contactos, con la esperanza de algún día construir algo especial para esta hermosa ciudad.

Viajé a Medellín con la mente abierta y sin nociones preconcebidas en cuanto a qué esperar. Hubo muchas cosas positivas durante mi visita.

No sólo hay amor y cultura y vitalidad en lo que ofrece Medellín, junto con la comida fenomenal. Hay una variedad de sabores y frutas increíbles; el rango arquitectónico mirando hacia la arquitectura moderna fue un encanto y me abrió los ojos.

Mi primera impresión fue cómo esta ciudad existe rodeada de las montañas. Constantemente me recordó cuán pequeño es alguien en el contexto personal, cuando está rodeado del asombro de las montañas, es impresionante.

Como arquitecto me sorprendió cómo la arquitectura contemporánea enriquece la cultura y la arquitectura histórica que aún existe.

Cuando visité el Museo El Castillo me enriquecieron la belleza y el paisaje construido por el hombre que ofrece una visión pintoresca de la ciudad. El Castillo en sí es lujoso y refleja las necesidades del periodo en que fue construido. Aunque soy un arquitecto modernista, sentí tremenda apreciación y respeto por la arquitectura del pasado y al ver cómo El Castillo aún retiene su belleza y gracia después de tantos años, vi cómo se mantiene la historia.

Visité un mall. Este parque comercial, El Tesoro, es como ningún otro. A pesar de ser muy grande en escala está constantemente dividido en vistas panorámicas del paisaje que a cada rato le recuerdan al visitante bosques y cielos abiertos mientras hace compras.

Pasar tiempo en el Parque Explora fue entretenido porque es industrial y moderno y es muy entretenido explorar la exhibición.

El favorito
La Plaza de la Libertad la consideraría mi actual edificio preferido por su creación de elementos verticales lineales y el efecto de escala y cambios en los volúmenes de la creación de esta obra.

La arquitectura escultural en el Jardín Botánico me sorprendió. Fue lindo ver los volúmenes arquitectónicos doblados para crear una orquídea. La serie de arcadas crea una arquitectura que ofreció una escultura llena de luz cuando uno mira los hermosos árboles verdes.

Mis viajes en el metrocable fueron hermosos y tristes. Porque fue ver la increíble belleza de la ciudad desde un punto de convergencia totalmente diferente, pero la pobreza fue dura de mirar. Al fin y al cabo es la realidad.

También pude ver los nuevos establecimientos que son el progreso de Medellín, que va en dirección positiva.

Al llegar a la Biblioteca España lo maravilloso fue apreciar que la biblioteca fue construida para que las personas aprendan y se eduquen.

Según entendí y después de disfrutar la impresionante vista, la intención fue mezclar el edificio con el paisaje y ofrecer un monumento para esa región de Medellín.

Visitar la exhibición de Fernando Botero y sus esculturas fue encantador, vital y emocionante. Después de conocer su trabajo en el museo fue increíble ver la biblioteca nombrada en su honor.

Allí, una serie de penetraciones en la fachada constantemente ofrecen vistas diferentes hacia el espacio exterior.

La mayoría de los países soñarían con tener semejantes edificios como una biblioteca, arquitectura vibrante e inspiradora, un gran lugar para aprender, esta visita a San Cristóbal fue enriquecedora. La educación es crítica y la posibilidad de mostrarle a alguien que puede hacer algo con su vida.

El desarrollo de la arquitectura moderna por toda la ciudad hace de Medellín un lugar que todos deben visitar. Todos deben ir, por la arquitectura y los alumbrados en Navidad, surrealista y hermoso… ¡Y ni hablar de la comida….