HISTÓRICO
ATAQUES A MI COLUMNA
  • ATAQUES A MI COLUMNA |
    ATAQUES A MI COLUMNA |
Por RAÚL E. TAMAYO GAVIRIA | Publicado el 03 de mayo de 2013

Dos mexicanos atravesaron ilegalmente la frontera con Estados Unidos e iban por una autopista de California, en una bicicleta. Uno de parrillero del otro y el sol estaba muy fuerte. Agotados del cansancio decidieron parar en la berma y pedir un remolque o ayuda.

Al cabo de un rato, un camionero que llevaba un cargamento de bolas deportivas, paró y les dijo:

- Si se pueden acomodar atrás, súbanse con bicicleta y todo.

Poco después una rubia patrullera de la Policía de Carreteras detuvo el camión para revisión y le preguntó al conductor, que resultó ser un mamagallista de primera:

- Señor, ¿Qué lleva usted en su vagón trasero?

- Llevo un cargamento de huevos mexicanos. Dijo el chofer riéndose para sus adentros.

La patrullera fue atrás y al ver la carga, llamó ayuda por radio y al instante estaban rodeados de motos y carros policiales con sirenas y pitos.

- ¿Qué pasa aquí señorita patrullera? Preguntó el jefe de patrulleros.

- Pues que el señor lleva un cargamento de 2.000 "huevos mexicanos", se han empollado dos y ya se robaron una bicicleta. "El escándalo es el que mata" y de un pequeño detalle no explicado, o por un chistoso con ganas de reírse de los demás, se han causado muchas catástrofes.

En mi pasada columna titulada "Reaparece el libro White ", un señor que se firma José Botero, hizo el siguiente comentario en la edición electrónica, debajo de mi columna: "Raúl, contanos más bien porque (sic) te abstenés de denunciar el campamento paramilitar con más de 50 hombres instalados en los alrededores de Chontadural, en Mutatá, aledaña a tus tierras. No nos vas a decir que tus trabajadores los acolitan a tus espaldas. Y a propósito, estos tipos no fueron los mismos que desmovilizó el salgareño?".

Me parece muy peligroso que este señor José Botero, a quien no conozco, sepa tanta información sobre las bacrim de Urabá. Dónde están localizadas, cuántos hombres tienen y además culpa a mis trabajadores, "los acolitan a tus espaldas", en palabras que parecen de Samper, en otras épocas. Acusación peligrosa que se puede devolver en contra del agresor a mi columna.

Dejo en manos del señor coronel Gómez Quintero, comandante de la XVII Brigada de Carepa; del señor coronel Mejía, comandante del Batallón Bejarano, cuyas fuerzas recorren mis tierras y las aledañas en busca de guerrillas y bacrim narcotraficantes y promotoras de minería ilegal que destruyen tierras, ríos y quebradas.

Paso esta información a la Fiscalía y al señor Coronel Leonardo Mejía comandante del Departamento de Policía Urabá, para que tomen nota e investiguen al señor Botero en busca de más datos sobre las bacrim. En Sistemas Electrónicos de El Colombiano nos dirán cómo localizar a José Botero para estos efectos.

Puede que los ataques de Botero nos ayuden a encontrar a estos bandidos que tanto daño hacen en la región.

ÑAPA : Regresó Bernardo Alejandro Guerra con mucha fe, confianza y fortaleza para defender a Medellín de otro fracaso peor que el de Orbitel. Mientras más plata gana EPM, más novios le salen.

ÑAPA 1: Esta columna dejará de salir durante mayo. Me voy a recoger motivos para querer más esta tierra bendita.