HISTÓRICO
Claudia, la voz y el temperamento
  • Claudia, la voz y el temperamento | FOTO COLPRENSA
    Claudia, la voz y el temperamento | FOTO COLPRENSA
POR LAURA VICTORIA BOTERO | Publicado el 13 de septiembre de 2012

Ha pasado por los medios más importantes del país. Es contundente para investigar y jalar las cuerdas más sensibles. No le tiene miedo al poder, se enfrenta a él. Es dulce, generosa y atenta. Está loca por su pequeña Isabela, de tres años y pelo rubio.

Acaba de declinar la propuesta que le hizo Julio Sánchez Cristo de volver a La W. En octubre empezará un nuevo proyecto, alejada de los medios. Esta es Claudia Morales , la que sacude el mantel.

¿Radio, prensa, televisión o internet, en cuál te sientes más cómoda?
“Me divierto más en la radio y reflexiono más en la prensa”.

Después de vivir por fuera, ¿cómo es volver a Bogotá?
“Yo no viviría en Colombia en el mediano plazo, quiero explorar oportunidades afuera y permitirle a mi hija crecer en otro país”.

¿Por qué?
“He vivido en muchos países, he pasado más de 10 años de mi vida afuera y creo que mi carácter se ajusta mejor a sociedades más organizadas”.

¿Se puede hacer periodismo de investigación en Colombia con los medios tan cerca del poder?
“Si bien los grandes medios tienen una conexión importante con todo el poder, nunca me sentí censurada o amenazada por sacar un tema al aire. En las investigaciones que hice estuvieron involucrados personajes de una altísima sensibilidad, pero la premisa de Julio siempre fue la misma: ‘Si se puede demostrar que el tema es cierto yo te apoyo’”.

¿Qué investigación marcó tu carrera?
“Dos. Una que tuvo que ver con irregularidades en la designación de algunos cargos diplomáticos de Colombia en varias misiones y otro de contratación irregular en obras de infraestructura”.

¿Cómo es trabajar con Julio Sánchez Cristo?
“Ha sido muy grato. Sé que Julio genera algunos temores, pero mi experiencia ha sido maravillosa. Hemos tenido una relación laboral y personal importante para mi crecimiento. Julio siempre ha apoyado mi trabajo, yo me siento muy agradecida porque ha sabido valorarme. Siempre trabajamos como un equipo. Ahora volví después de casi cinco años a sentarme en este cabina y es como si no hubiera pasado el tiempo”.

¿Quiénes han sido sus maestros?
“ Yamid Amat, mi maestro en la vida y el periodismo. Luis Alberto Moreno y Julio Sánchez”.

Qué programa de TV te entretiene y cuál cambias el canal.
“Cambio de canal con los realities, cualesquiera de ellos, y me divierten los documentales de NatGeo o las series policíacas tipo CSI, Criminal Minds”.

¿Cuál rol no cambia por ninguno?
“El de mamá”.

Hábleme de Isabela.
“Tiene tres años y es esa conciencia de lo mucho que uno tiene que evolucionar. Verla es ver de frente un amor sin condiciones”.

¿Enamorada?
“Me fui a Australia con mi novio en 2007. Estudiamos y allá nació Isabela. En este momento estoy sacudiendo el mantel y entendiendo dónde están las prioridades afectivas de mi vida”.

¿Qué es lo más difícil de hacer periodismo?
“Me hastía vivir en un mundo con un componente de chisme tan grande y me hastía la mala competencia”.

Un mensaje para las nuevas figuras del periodismo radial.
“Nada es para siempre. La huella que uno deja en esos lugares que dan la oportunidad, más que verse reflejada en los intentos por mostrarse inteligentes y brillantes es lo que son capaces de dejar como seres humanos y como buenas personas”.