HISTÓRICO
Como sea, pa las que sea
  • Jorge Giraldo Ramírez | Jorge Giraldo Ramírez
    Jorge Giraldo Ramírez | Jorge Giraldo Ramírez
Jorge Giraldo Ramírez | Publicado el 28 de noviembre de 2010

Ya llega diciembre. Aunque si se juzga por la pólvora, los adornos navideños y alumbrados en tiendas y hogares, ya llevamos dos semanas de diciembre. Y hay criterios más dramáticos como los quemados (que ya empezaron). Y otros menos rigurosos como la frecuencia de la música bailable o los borrachos, por los cuales uno puede deducir que todo el año es diciembre, al menos para mucha gente.

Diciembre tiene, como toda temporada, sus frases de cajón. Frases de todo tipo, pero sin espíritu, como toda fórmula. Pero hay frases de frases. Las frases de la publicidad son poderosas; si el respaldo económico es grande aumentan su poder; y si tienen respaldo político, adquieren un sentido especial. A esta última clase pertenece la frase "como sea, pa las que sea".

Es una expresión contundente, con rima y con ritmo, con timbre adecuado al oído paisa, y difundida en vallas, tablados, coliseos, emisoras de radio, canales de televisión y papel impreso. Un mensaje dirigido a toda la región y a todas las gentes que la habitamos. Un mensaje sin ambigüedades ni medias tintas.

"Pa las que sea" alude a los fines y "como sea" se refiere a los medios. Si seguimos a Norberto Bobbio, la discusión sobre los fines es asunto ético, mientras que la discusión sobre los medios es asunto técnico. Dicho de otro modo, cuando preguntamos por los fines juzgamos su probable bondad; cuando hablamos de medios pensamos básicamente en su eficacia para alcanzar esos fines.

Pues bien, "como sea, pa las que sea" resuelve el problema tajantemente. No hay reflexión ni deliberación posible. "Pa las que sea" significa que cualquier cosa es buena; basta proponérsela o quererla. No hay restricción moral en la elección del objetivo, del ideal o de la meta. "Pa las que sea" es una invitación a la acción, sin meditación y, ante todo, sin consideración de algún parámetro moral o constitucional.

"Como sea" cumple una función parecida respecto a los medios. Cualquier manera de cumplir con la meta propuesta es saludada con tal de que incremente las probabilidades de hacerlo. El "como sea" no se juzga desde ningún principio o consideración situacional; se juzgará solo por el resultado. "Como sea" es una invitación al arrojo, la aventura y la temeridad sin limitaciones.

"Como sea, pa las que sea" es el mejor lema posible para describir una persona, un grupo o una sociedad sin escrúpulos, sin inhibiciones, ni reglas, aquello que técnicamente llamamos una sociedad anómica. Pero lo más grave es que la frase no es una descripción; es una invitación. Es la celebración de un ideal. Un ideal que se cumple mejor tomando aguardiente, así por raticos se incluya la palabra moderación o las autoridades pongan por allí un letrerito referente a la salud.

Siempre me he preguntado si los publicistas tienen moral. Pero el publicista es el penúltimo eslabón de una cadena que empieza por la empresa. Cuando se trata de una empresa oficial, en este caso la Fábrica de Licores de Antioquia, todavía hay otro agente cual es el gobierno departamental. "Como sea, pa las que sea", es una consigna despreciable que debe cambiarse.