HISTÓRICO
Con solo 15 pesos se creó Leonisa
  • 15 pesos fue el capital que puso Joaquín Urrea para montar la tienda que dio origen a esta textilera.
    15 pesos fue el capital que puso Joaquín Urrea para montar la tienda que dio origen a esta textilera.
Por Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 14 de enero de 2013

Con un capital de 15 pesos y una muy profunda visión empresarial de un jovencito de apenas 12 años, se gestó Leonisa, una de las empresas textiles y de confecciones más importantes de Antioquia y de Colombia.

En un video de la serie “100 empresarios 100 historias de vida”, de la Cámara de Comercio, Joaquín Eduardo Urrea, dueño de la empresa hasta 2009, cuando falleció, relató que era un niño cuando tuvo la visión que le enrutaría la vida a él y a su familia por el mundo de los negocios.

“Yo tenía 12 años y un hermano que nos ayudaba mucho me regaló 15 pesos. En Guatapé había un local desocupado de un amigo, le dije que yo lo quería, me pidió 5 pesos, le dije que no los tenía, que en dos meses le pagaba, él aceptó y así empecé la tienda”.

Luego, Joaquín Eduardo se fue al Viejo Caldas a buscar oportunidades hasta montar la tienda Volga, en Armenia.

“Allí vendíamos mercancía que nos fiaban en Pereira. Era una sociedad de 4 hermanos y mi papá. Ahí vi una prenda que se vendía mucho, unas combinaciones y unos corpiños con un satín que hacían en Fabritex de Medellín”.

Relató Urrea que entonces puso un aviso que decía: “se necesitan obreras con máquina expertas en costura”.

Así llegó la primera empleada, Fabiola Valencia, y a los dos días ya estaba produciendo la prenda. Fue el nacimiento de Leonisa, que inicialmente se llamó Leona, pero el Club de Leones se opuso a este nombre y hubo que buscar una fórmula viable para que se le otorgara la licencia. Fue entonces cuando se adoptó el nombre de Leonisa.

Única en prendas íntimas
La fecha oficial de nacimiento fue el 20 de noviembre de 1956. “En Colombia, para ese entonces, no existía ninguna empresa dedicada a la producción de ropa interior femenina y los hermanos Urrea -Marco Aurelio, Joaquín Eduardo, Julio Ernesto y Luis- vieron una oportunidad de negocio y de Armenia se trasladaron a Medellín”, relató el economista Carlos Enrique Ramírez, en su texto “Internacionalización de Leonisa, una empresa colombiana de ropa interior”.

Para Marta Isabel Bravo, diseñadora y quien lleva 28 años en esta compañía en diversos cargos, Leonisa es como su familia, pues allí llegó siendo una adolescente y allí ha desarrollado su proyecto de vida.

“Acá, ante todo, he aprendido mucho, esto es una escuela, y aunque 28 años es mucho tiempo, acá uno todos los días aprende. Uno nunca llega a decir ya, ya... No, la experiencia y el aprendizaje hacen que uno siempre aporte”.

Marta es toda una experta en los diseños de los brasieres y conoce a la perfección la evolución de la prenda desde sus inicios y concretamente cómo la ha producido Leonisa.

“Nuestro énfasis siempre ha sido la mujer latina, que tiene alegría, que le gusta realzar la belleza y es exuberante, y más que latina, de espíritu latino, mujeres que las hay en todo el mundo”, dice Marta Elena, para resaltar el porqué internacionalmente Leonisa es tan reconocida, tanto el producto como la empresa.

Beatriz Palacio, también del área de diseño y con 23 años allí, destaca las cualidades de Julio y Joaquín Urrea, los últimos dueños de la empresa, ya fallecidos: “Ellos bajaban a la planta, eran pendientes de los retacitos, de todo, y aportaban mucho al producto. Eran grandes personas”.

Y recuerda que antes el diseño no se hacía por computador, “todo era a mano, cortando los retazos”.

Hoy Leonisa es una de las empresas textiles más internacionales de Colombia. Un verdadero ejemplo de empuje empresarial antioqueño.