HISTÓRICO
Nacional y Rentería se sobraron
  • Manuel Saldarriaga | Con los tres de anoche (en el primero sólo tuvo que tocar el balón, el segundo fue con dos enganches en el área y el tercero llegó con potencia en el rebote), Carlos Rentería ajustó 4 y amaneció como el goleador de la Liga Postobón.
    Manuel Saldarriaga | Con los tres de anoche (en el primero sólo tuvo que tocar el balón, el segundo fue con dos enganches en el área y el tercero llegó con potencia en el rebote), Carlos Rentería ajustó 4 y amaneció como el goleador de la Liga Postobón.
Jaime Herrera Correa | Publicado el 19 de febrero de 2011

Aplausos para Atlético Nacional; se los merece porque este sábado volvió a jugar bien y conjugó todos los conceptos válidos en el fútbol para ganar, gustar y ser superior al rival, que en esta ocasión fue América de Cali.

Técnica, velocidad y definición fueron los ingredientes de la pócima verde para conseguir la primera victoria en la Liga Postobón y en la segunda era del técnico Santiago Escobar.

En las fotos de los periódicos, las imágenes de televisión y el cántico de los narradores aparecerá, merecidamente, el chocoano Carlos Rentería por su tripleta (anotó a los 15, 29 y 41 minutos).

Sin embargo, no se puede desconocer el valioso y oportuno aporte de Dorlan Pabón (salió rápido y cruzó el balón para el primer tanto, además de generar el tercero cobrando el tiro libre que terminó en un rebote), John Valencia -inició la segunda anotación y le dio la salida al equipo-, Víctor Ibarbo, por sus sociedades, y Macnelly Torres, quien mejoró su fútbol.

Gracias a que estos señores se pellizcaron y jugaron en sociedad, el onceno antioqueño mostró una propuesta convincente que le devolvió la alegría a la afición por la clara victoria   3-1 sobre el conjunto vallecaucano en un partido en el que sobraron las opciones de anotar.

Hablar el mismo idioma en la cancha le generó mucha tranquilidad al cuerpo técnico, porque con iniciativa, el balón en los pies (por varios pasajes), ideas, ardentía  y dinámica el verde superó a un América que llegó feliz porque pudo inscribir ocho jugadores, aunque sólo uno de los cinco utilizados (Jorge Artigas) se notó generando el pase del empate transitorio con Morales (24’, de cabeza). 

Así sí Nacional, con fútbol rápido, colectivo y efectivo si vale la pena que tu hinchada vuelva al estadio Atanasio Girardot, donde se ilusionó con ese gran primer tiempo y le reconoció la mejoría al equipo con un sonoro aplauso.