HISTÓRICO
Contratación: cartel y carrusel
  • Contratación: cartel y carrusel | Colprensa, Bogotá | Obras en la calle 26 de Bogotá, por donde pasará una de las troncales del sistema Transmilenio.
    Contratación: cartel y carrusel | Colprensa, Bogotá | Obras en la calle 26 de Bogotá, por donde pasará una de las troncales del sistema Transmilenio.
Federico Arellano Mendoza | Publicado el 16 de febrero de 2011

Hace ya varios meses, los principales diarios nacionales publicaron el escandaloso e impudoroso proceder de la administración del Distrito Capital, en los procesos de contratación en materia de infraestructura vial.

Este álgido tema, que no solo nos deja ver la magnitud de la corrupción administrativa y sus "socios" contratistas, sino también la descarada actitud de la administración, el contralor distrital Miguel Ángel Moralesrussi y el excongresista Germán Olano, que presuntamente se beneficiaron económicamente en cada contrato que se adjudicaba a los contratistas en el famoso "carrusel de la contratación".

Las investigaciones tendrán que establecer si son ciertas las declaraciones según las cuales los hermanos Moreno Rojas, entre los cuales está el Alcalde Mayor de Bogotá D.C., cobraban un porcentaje del valor de cada contrato y en estos negocios subrepticios participaban altos funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

Sin duda, los señores Nule son los principales protagonistas de esta escalofriante novela de terror de la administración pública, pero no quiere decir esto que sean los únicos que deban ser llamados a responder por sus alianzas ilegales en la adjudicación, ejecución y desarrollo de obras civiles en Bogotá D.C. De esta manera, paso a hacer un breve resumen de los demás actores y personajes macabros, que harían parte del extraordinario y multidisciplinario elenco encargado de hacer las delicias de la objetiva contratación bogotana.

Habiendo señalado lo anterior, se puede ver abiertamente, (pues no se conoce en este gremio el concepto confidencialidad) que la concentración de la contratación y las empresas que conforman el famoso cartel se puede ver en la siguiente información: el 70 por ciento de lo contratado para movilidad en Bogotá D.C., ha quedado en manos de cinco grupos.

Algunos de ellos, no obstante estar inmersos en el escándalo de corrupción, siguen contratando, ejecutando y desarrollando obras civiles hoy por hoy. Una firma vallecacucana adelanta las obras de la calle 100 y de la carrera séptima, sólo para mencionar las contrataciones públicas, que son objeto actualmente de denuncias por corrupción.

Las obras de la 100 tienen una duración de 13 meses; contempla los estudios, diseños y construcción de obras en diferentes puntos de Bogotá D.C., entre los cuales se encuentran los puentes de la calle 100, la carrera 15, la calle 100 sobre la carrera 15, la intersección de la carrera 11 sobre la avenida 9 y la carrera 11 desde la calle 106 hasta la calle 108.

La segunda consiste en la construcción de las obras de infraestructura para la adecuación del corredor de la carrera 7, en el sector de la calle 34 hasta la calle 72 para la implementación del sistema Transmilenio, con una duración de 14 meses. En estos dos macronegocios el contratante es el IDU.

Conociendo que algunas de estas firmas contratistas hacían parte del llamado carrusel de la contratación, los órganos de control deberían proceder a investigarlas y, de ser el caso, sancionarlas con todo el rigor y excluirlas de inmediato de los procesos de contratación, respetando el debido proceso.

Hoy conmino a las autoridades a proceder de conformidad a la ley.