HISTÓRICO
Copa Colombia generó primer punto verde
Jaime Herrera Correa | Publicado el 04 de marzo de 2009
De cuenta de los jóvenes le llegó a Nacional el primer punto del año en el fútbol colombiano y le entró por fin una taquilla, así ésta no haya sido muy representativa frente al Envigado Fútbol Club.

En el estadio Atanasio Girardot no estaban más de 700 aficionados, pero con ellos fue suficiente para ratificar lo pesado que es el entorno del conjunto verdolaga, porque a los muchachos también se les notó algo de ansiedad.

La primera fecha de la Copa Colombia-Postobón fue el epicentro de un nuevo arranque de Nacional para motivar al grupo principal con base en las ganas que se le vieron a Jair Iglesias, la personalidad de Santiago Ceferino y la mezcla de talento y fútbol que le sobró a Víctor Ibarbo.

Con esta tripleta, más el gol de penalti conseguido por Édison Villalba (72'), el verde estuvo ganando hasta el minuto 88. En ese instante el grupo se contagió de la pasividad del plantel principal y le facilitó el drible a Juan Suescún para el empate 2-2.

Aunque el aporte de Carlos Barahona, Andrés Orozco, Diego Toro, Carlos Rentería y Luis Alberto Perea no alcanzó para conseguir el primer triunfo del 2009, comenzar sumando en este certamen puede ser un buen presagio y conducir hacia cosas mejores a partir de pasado mañana frente a Millos.

De nuevo la afición se incomodó por el resultado, pero hay que tener en cuenta que Envigado tiene más experiencia con los jóvenes y no contaba con el entorno negativo ni con la presión que acompaña a los nacionalistas.

El apoyo no alcanzó
Otro local que dejó escapar puntos en el comienzo de la Copa Postobón, que premiará al campeón con un cupo para la Copa Nissan Suramericana de 2010, fue Itagüí Ditaires.

En el estadio Metropolitano Once Caldas ganó 2-1 con el doblete de Wilson Mena, a quien poco le importó que en las graderías unas 8.000 personas estuvieran en su contra en cada llegada.

Mena abrió el marcador a los 8 minutos y liquidó la contienda a los 49. Itagüí empató transitoriamente con el veterano Hugo Arrieta, pero se quedó corto frente al onceno blanco, que trajo un grupo con varios jugadores de recorrido en el país como Nilson Cortés.