HISTÓRICO
Dos guardianes son los nuevos en el Sur
  • Dos guardianes son los nuevos en el Sur | Donaldo Zuluaga | Álvaro Solís y Julián Meza son dos arqueros vallecaucanos en equipos antioqueños.
    Dos guardianes son los nuevos en el Sur | Donaldo Zuluaga | Álvaro Solís y Julián Meza son dos arqueros vallecaucanos en equipos antioqueños.
Santiago Hernández Henao | Publicado el 13 de enero de 2011

Son vallecaucanos, tienen 29 años, jugaron en la B, comparten el amor por los guantes y eso de tirarse al piso. Y aunque uno ya conoce estas tierras y el otro apenas las visita, ambos comparten una meta: que en su guarida del Sur no entre el enemigo.

Álvaro Solís y Julián Meza son los llamados a custodiar las vallas de los dos equipos antioqueños del Sur del Valle de Aburrá, y a competir por un puesto con los hombres que supieron hacer esa labor en la temporada pasada.

Álvaro nació en el Valle del Cauca en agosto de 1981, pero hizo sus mejores años en el frío altiplano. Primero con Patriotas, en Boyacá; luego con Santa Fe y Equidad, equipo este último en el que llegó a ser campeón de la Copa Colombia. Hoy, y tras un paso por las playas de Cartagena, es el nuevo arquero de Envigado.

"Estoy contento por el grupo que hay, y por el interés que se mostró de las partes para que llegara a Envigado. Me gusta la plaza, es tranquila, te tratan bien", explica Álvaro, quien vivió sus mejores años con Equidad en 2008 con un par de subtítulos.

A Solís le tocará enfrentarse con Andrés Saldarriaga para un lugar entre los once. "Es un gran profesional y va a ser difícil. Pero para eso estoy acá, para dar pelea", dice Álvaro José.

Mesa también es vallecaucano, nacido en Cali hace 29 años, aunque su pasado siempre está ligado al Independiente Medellín. En 2004 salió del DIM, después de hacer gran parte de su carrera, para militar en el Once Caldas y el América.

"Estoy feliz de volver a Antioquia, me fui hace seis años con la idea de ganar más minutos afuera y lo he logrado. Agradezco a Dios, porque me brindó la oportunidad de regresar a esta tierra que me dio mucho", sostiene Julián, quien viene de Pasto, precisamente el equipo al que venció Itagüí en la final de la B.

Su primer reto, ganarse la titular. "Vengo a dar todo de mí, mi aporte. Será una buena relación con Roberto Mosquera, daré todo por ser titular y esperar qué decide el profe", anota Julián, quien tiene a su mujer antioqueña y feliz de volver a la tierra. Ahora su reto, como el de Solís, es mantener imbatible al Sur del valle de Aburrá.