HISTÓRICO
El pez que lleva un mapa de estrellas
POR DIEGO AGUDELO GÓMEZ | Publicado el 24 de mayo de 2013
El algoritmo con el que la Nasa construye el mapa de las estrellas, también sirve para rastrear a una de las especies más evasivas del mar: el tiburón ballena.

Los biólogos que adaptaron la herramienta recopilan fotografías de buzos y turistas que alrededor del mundo tienen encuentros cercanos con este enorme animal, cuya longitud es de 12 metros.

Ecocean es el nombre de la librería de imágenes más grande de este tipo. Fue fundada en el año 2003 por el biólogo australiano Brad Norman y hasta el año 2012 ya había recopilado 47 mil fotografías.

Los lunares blancos distribuidos en el cuerpo del tiburón ballena forman patrones irrepetibles, como una huella digital, como una constelación. Los investigadores se basan especialmente en los puntos ubicados en los costados para identificar cada individuo. Así pueden conocer a fondo la situación de esta especie declarada en peligro por la Uicn (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y de la cual no se conoce la cantidad exacta de ejemplares.

Un solo equipo de investigadores no tendría recursos suficientes para recorrer un territorio que abarca más de 124 países. Por eso, las plataformas colaborativas de la red se convierten en una herramienta que permite recolectar grandes volúmenes de información.

"Cuando la gente, que es la que está yendo a bucear con frecuencia, sabe que sus fotos pueden hacer parte de una base de datos, se esmera por aportar información", dice Marcela Grijalba Bendeck, profesora asociada al programa de biología marina de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

En Colombia esta especie suele visitar las aguas de las islas Malpelo y Gorgona, donde la Fundación Squalus realiza un trabajo similar con pescadores e instructores de buceo.

Luis Muñoz, zoólogo de Squalus, sabe que este trabajo colaborativo permite ahorrar recursos y al mismo tiempo hacer avanzar los estudios. "Este tipo de herramientas nos ayuda a los biólogos a identificar las rutas del tiburón". Así saben con certeza cuándo y dónde es posible repetir un encuentro con este pez excepcional.