HISTÓRICO
La tristeza que produce un animal atropellado
  • La tristeza que produce un animal atropellado | Es frecuente el atropello de animales en las carreteras del Oriente. FOTO CORTESÍA ABURRÁ NATURAL
    La tristeza que produce un animal atropellado | Es frecuente el atropello de animales en las carreteras del Oriente. FOTO CORTESÍA ABURRÁ NATURAL
Por JUAN DAVID SÁNCHEZ | Publicado el 29 de septiembre de 2013

A raíz de las frecuentes muertes de animales atropellados en las vías, Juan David Sánchez, biólogo de Aburrá Natural, relata, a pedido nuestro, su sentimiento por la situación. El texto es solo un fragmento:

"Ver un animal atropellado produce desazón y pena, pero el sentimiento más fuerte es de tristeza absoluta. En mi caso en particular que trabajo con fauna silvestre, al presenciar un animal atropellado existe también ansiedad producida por la curiosidad y el ánimo de no perder información en torno al animal mismo, su especie, su sexo y edad, el lugar exacto de su presencia, el hábitat, todo lo relacionado con el fin científico.

Aunque no se pierde la admiración por la belleza o rareza del animal, una vez lo encuentras tirado en la vía, sí es más fuerte la sensación de pesar, porque lo imaginas vivo, con capacidad de correr, saltar, volar o trepar.

Los que han tenido el placer de trabajar en el campo y observar animales en vida silvestre ("en vivo y en directo"), saben que ese momento es de felicidad. Es tan emocionante que uno a la primera oportunidad llama a alguien para decirle en una voz más que alta: "Me encontré con un tigrillo". Otra cosa ocurre cuando el animal lo acabas de ver atropellado, ahí se dificulta el poder contárselo a alguien.

En los últimos años se han registrado en las carreteras urbanas del Valle de Aburrá y Oriente cercano un gran número de animales silvestres atropellados, como zarigüeyas, ardillas, zorros, comadrejas, cusumbos, puercoespines, y como lo hemos reportado en la página www.aburranatural.org, pareciera que los felinos fueran uno de los grupos de especies más afectadas.

Esta situación genera preocupación ya que estamos impactando seriamente las especies que conviven con nosotros y no conocemos mucho sobre su biología, historia natural o sobre su estado de conservación en nuestra región y es inquietante pensar que pueda pasar con estas especies en el futuro inmediato".