HISTÓRICO
Nacional sí sabía jugar bien, agradar y ganar
  • Nacional sí sabía jugar bien, agradar y ganar | Manuel Saldarriaga | Esta es la acción polémica del minuto 40 cuando el arquero Gastón Pezzuti sacó el balón de la raya, tras el cabezazo de Bélmer Aguilar. El técnico del América, Juan Carlos Gruesso, reconoció la superioridad de Nacional que anoche salió aplaudido por la afición. Este puede ser el comienzo del repunte verde.
    Nacional sí sabía jugar bien, agradar y ganar | Manuel Saldarriaga | Esta es la acción polémica del minuto 40 cuando el arquero Gastón Pezzuti sacó el balón de la raya, tras el cabezazo de Bélmer Aguilar. El técnico del América, Juan Carlos Gruesso, reconoció la superioridad de Nacional que anoche salió aplaudido por la afición. Este puede ser el comienzo del repunte verde.
Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 07 de abril de 2010

Con buen fútbol, entrega, colectividad y mucha solidaridad en la cancha, Atlético Nacional se sacudió de su mala racha y en el reestreno del técnico José Fernando Santa derrotó por 2-0, y con suficiencia, al América, anoche en el Atanasio Girardot.

Orlando Berrío, que estaba marginado de la nómina verde por capricho del anterior técnico, puso a gozar a los aficionados con el primer gol en el cierre de la etapa inicial (43').

Ese tanto premió al equipo que más había hecho por el triunfo con su entrega y, sobre todo, con la propuesta colectiva que ya extrañaban los hinchas. Giovanni Moreno, que lució solidario como nunca, participó en la acción de Berrío y, al igual que Víctor Ibarbo, tuvo una destacada presentación.

Nacional, aunque no utilizó mucho las bandas con Jair Iglesias y Víctor Giraldo para salir, lució más seguro y a medida que pasaron los minutos agradó más a las 13.729 personas que asistieron al partido.

América también intentó ganar, pero cuando superó la defensa se encontró con Gastón Pezzuti atento. El arquero argentino, entre otras apariciones, sacó un balón en la raya de gol tras un cabezazo de Bélmer Aguilar que los escarlatas alcanzaron a celebrar. La acción generó protesta de los visitantes que seguramente ya observaron que la pelota no entró.

En el resurgir de los nacionalistas, Jairo Palomino aportó el segundo gol de la noche en un campo difícil, con un cabezazo que dejó sin opción al arquero Alexis Viera, a los 53 minutos.

De ahí en adelante surgieron otras opciones claras de ambos lados, dos de ellas con Marcos Mondaini que reemplazó a Berrío, pero el marcador no cambió. Lo que hizo Nacional fue suficiente para comprobar que sí sabe divertir, agradar y ganar.