HISTÓRICO
No se enrede al elegir antivirus
  • Un buen antivirus permite entregar alertas tempranas de las tareas necesarias que no se estén realizando como: actualizaciones del propio antimalware, análisis de los discos duros, entre otras. Puede ver otro comparativo en el blog Panel de Control: www.ecbloguer.com/paneldecontrol
    Un buen antivirus permite entregar alertas tempranas de las tareas necesarias que no se estén realizando como: actualizaciones del propio antimalware, análisis de los discos duros, entre otras. Puede ver otro comparativo en el blog Panel de Control: www.ecbloguer.com/paneldecontrol
Natalia Estefanía Botero | Publicado el 08 de julio de 2010

Le propongo un test: falso o verdadero. "Si no descargo nada de internet no tengo porque preocuparme por los virus". ¿Qué opina? suena tentador pensar que porque no se tiene actividad en la web se está seguro de ciberalimañas.

Sin embargo es falso. Si usted es usuario frecuente del correo electrónico podría, en un clic rápido y equivocado, caer en la trampa. O en una de las formas más comunes de infección, podría contaminar su impoluto PC, al conectar un dispositivo USB.

Nadie está a salvo -podría pensarse-. ¿Ni siquiera del correo de mis amigos? En un sentido estricto, habría que responder que tampoco.

Tal como dice el ingeniero Juan Jaramillo, de la empresa Lockitgroup.com, "existen tipos de virus que al contaminar un equipo por email, se reenvía a las personas que hacen parte de la lista de la persona infectada". Un caso posible aunque no de todos los días.

Conviene la suspicacia. Por ello, aunque no sea la única medida para protegerse, el antivirus permite una cosa fundamental: rastrear comportamientos anómalos en las carpetas y archivos donde pueden haberse alojado los virus o algún código malicioso.

Y con el mismo principio que lo hace la medicina, es decir, diagnosticar los infiltrados y llevarlos a cuarentena, es posible sacarlos del sistema y así evitar que corrompan información o al propio sistema operativo.

Conozca cómo elegirlo
Otro de los asuntos que se asumen con frecuencia es que cuando se compra un computador y ya viene una versión de antivirus instalada de prueba, seguirá la protección una vez se termine el tiempo establecido.

Error craso. Hay que adquirir una opción nueva, que puede ser gratuita, sí; o de pago, aún mejor.

"Las libres no tienen soporte y cuentan con configuraciones limitadas", pero son una buena opción si se complementan, añade Juan.

Entre el decálogo de consideraciones que debe evaluar antes de elegir una opción, dice el consultor Ómar Calvo, es conveniente ponderar el nivel de análisis de nuevas amenazas y la identificación de amenazas falsas o de falsos antivirus (una modalidad extendida para atrapar incautos).

Las actualizaciones, ojalá que sean varias veces al día. Además la detección y desinfección efectiva, al analizar los discos duros, memorias USB, entre otras fuentes.

Ojalá que no afecte de manera importante el buen funcionamiento del PC ni las conexiones de red, al agregarle desesperante lentitud. Es probable que termine por ser una solución muy robusta para su máquina.

Y si para ello, reconoce con rapidez los archivos propios del sistema, quizás esté frente a una excelente opción. Un antivirus que lo respalde de cualquier eventualidad. Porque nadie está a salvo.