HISTÓRICO
Álvaro Araújo Noguera quedó en libertad
Colprensa | Publicado el 03 de julio de 2009

Un fiscal delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá precluyó la investigación que se adelantaba contra los ex diplomático Álvaro Araújo Noguera y su hijo, el ex senador Álvaro Araújo Castro, investigados por su presunta responsabilidad en el secuestro del dirigente político Víctor Ochoa Daza, el 13 de enero de 2002.

Según el abogado de la defensa, Carlos Augusto Galves Argote, los dos ex congresistas quedaron libres del delito de secuestro.

En consecuencia, Araújo Noguera a quien también se le cerró el proceso de concierto para delinquir, y quien estuvo preso en la cárcel La Picota de Bogotá, por varios meses recuperó su libertad este viernes pasadas las tres de la tarde.

Su hijo Álvaro Araújo Castro deberá continuar privado de la libertad (en 2006 le dieron el beneficio de prisión domiciliaria) pues en su caso aún existe un proceso por concierto para delinquir, por sus supuestos vínculos con el extraditado jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo alias "Jorge 40", quien lo habría apoyado electoralmente en su campaña al Congreso.

De acuerdo con el abogado, la preclusión obedece a una apelación que la defensa había hecho al considerar que no había suficientes pruebas para relacionarlos con el secuestro.

En este recurso de apelación se señaló que los testigos incurrieron en contradicciones lo afectó su credibilidad, por lo que solicitaron que se reevaluaran las pruebas presentadas en el proceso.

El apoderado de los Araújo indicó que el ex senador continuará detenido en su residencia debido a que el juzgado quinto especializado de Bogotá lo juzga por supuestos vínculos con grupos paramilitares

Al enterarse de la decisión el ex senador Araújo Castro dijo que toma esa medida “con tranquilidad, serenidad y humildad esperando que todo se aclare. Soy inocente”, concluyó.

Agregó además que después de tres años se está haciendo justicia, porque no hay pruebas en su contra.