HISTÓRICO
SALUDOS EN EL CIELO
  • SALUDOS EN EL CIELO |
    SALUDOS EN EL CIELO |
Por ROCÍO ARANGO GIRALDO | Publicado el 21 de enero de 2013

Si las personas con discapacidad física no ahorramos en quejas sobre las excluyentes prácticas sociales, qué dirán del lado de quienes presentan discapacidad cognitiva. A nivel nacional son 2,9 millones de personas con un bajo funcionamiento intelectual, cifra que representa el 6,4 % de la población colombiana.

Como ejercicio de la libertad, la autonomía es de lo que gozamos los seres humanos para poder elegir y decidir. En el caso de las personas con discapacidad cognitiva, las decisiones son tomadas por sus familias, afrontando las escasas posibilidades que ofrece nuestro país en materia de educación, empleo, salud y el desarrollo de una vida digna.

La tecnología tiene infinitas posibilidades de inclusión para estas personas y sus cuidadores, pues de la proporción de personas con discapacidad cognitiva, el 38 % necesita de cuidados permanentes. El teletrabajo es una de ellas que permite la inclusión a la vida productiva, la generación de alternativas de empleo, para cuidadores que permanecen junto al paciente.

Temas como la neurorrehabilitación a través del uso de consolas de video, juegos como la Wii, permiten el desarrollo de funciones de coordinación, reconocimiento de colores y sonidos y motricidad fina. Lo mejor es que este tipo de técnicas resultan entretenidas para los pacientes.

En el caso de la educación, las tecnologías de información y comunicaciones ofrecen grandes opciones de aprendizaje apoyados en ayudas multimediales. Según el Dane, del 33 % de los niños y jóvenes con discapacidad cognitiva sólo el 5,4 % termina el bachillerato.

Pero también hay que hablar de diversión, Fundación Todos Podemos Ayudar me hizo caer en la cuenta de la necesidad de juguetes accesibles para que niñas y niños con discapacidad cognitiva, puedan divertirse e interactuar con sus muñecos.

La semana pasada tuve un encuentro afortunado: Conocí a María Stella Jaramillo, mamá de una persona de 29 años que presenta discapacidad cognitiva. Ella me compartió su preocupación por la educación especial, la misma que comparten otras madres y por la que formaron a Ludipaz, un emprendimiento social.

Doña María Stella, las mamás y papás que cuidan de sus hijos con discapacidad cognitiva requieren de herramientas para cuidar de sí misma y de la persona dependiente. La implementación de herramientas de telemedicina puede contribuir al mejoramiento de los hábitos de las personas con discapacidad cognitiva.

Necesidades de formación, salud y empleo que la tecnología puede proveerles, en España se encuentra la Corporación Fisiogestión, la cual desarrolla trabajo en esta línea en Estimulación Cognitiva y rehabilitación a través de una plataforma interactiva.

El compromiso social de hacerles la vida más fácil a cuidadores y personas con discapacidades es posible de cumplir gracias a la tecnología, para que ante su ausencia los padres lean desde el cielo lo que escriben sus hijos en una pantalla de computador.