HISTÓRICO
Stalin Motta vino a pelear un lugar en el Nacional
Santiago Hernández Henao | Publicado el 11 de enero de 2010
Stalin Motta vivió un corre corre para llegar a Argentina. "Quería estar lo antes posible con mis compañeros", dijo el nuevo volante de Atlético Nacional.

Este bogotano de 25 años, firmó y ahí mismo se embarcó hacia Buenos Aires. El domingo ya estaba con su club, ayer entrenó y estará presente, seguramente desde afuera, en el primer partido preparatorio de los verdes, que fue retrasado para mañana frente River Plate en el Hindú Club de la capital argentina (3:00 de la tarde, en horario de Colombia).

Stalin habló con EL COLOMBIANO, y reveló su sentimiento y sus metas, ahora que es verdolaga.

¿Qué siente con su llegada a Nacional?
"Estoy muy contento, agradecido por el interés que mantuvo el club y sus directivos para traerme a sus filas. Sé que es una responsabilidad grande, un reto aún mayor para mí como futbolista. Con expectativas para lograr ser un referente".


Usted viene de un club sin presiones a uno al que se le pide siempre ser campeón, ¿está consciente de ese reto?
"Es una meta que tengo, la de ser campeón. Quiero conseguir un título, algo que me hace falta, pese a lograrlo en la Copa Colombia. Soy consciente que en Nacional siempre piden ser campeón, que la hinchada lo exige, que por su grandeza espera mucho de uno como jugador".


Primer mensaje para la hinchada...
"He estado muchas veces en el estadio y sé como es el hincha. Mi idea es responder como jugador y persona. Voy a responder con fútbol y goles, no tengo otra intención".


Previo al viaje y a la contratación, ¿pudo hablar con Ramón Cabrero?
"Siempre supe que tenía el visto bueno del entrenador para estar en el equipo. Él quería contar conmigo, sabe qué cosas puedo darle al club. Yo hice las vueltas lo más rápido posible y viajé el mismo día porque quería estar lo más rápido posible con mis nuevos compañeros y a disposición de él".


Es el tercer refuerzo de Equidad para Nacional...
"Sí, es una alegría porque demuestra que hicimos las cosas bien. Tengo compañeros como Víctor (Giraldo) y Camilo (Pérez), a quienes conozco. Espero con ellos y el resto del plantel hacer una bonita familia, que es importante en cualquier equipo".


Usted llega a un puesto en el que Nacional tiene muchos jugadores: Víctor Ibarbo, Giovanni Moreno, Edwin Cardona, Jairo Patiño, Yeison Devoz, ¿cuál es su objetivo?
"Es un grupo de buenos jugadores, y por eso mismo hay una responsabilidad mayor. Son hombres de clase alta. Yo vengo a ganarme un puesto, no solo a aportarle a ese mediocampo de talento, sino a todo el conjunto. Ojalá pueda disfrutar de mi estadía en la institución".