Ejecutivo peruano estrenaría presidente y pasaría la página

  • FOTO REUTERS
    FOTO REUTERS
Por maría alejandra castillo | Publicado el 23 de marzo de 2018
Infografía
Ejecutivo peruano estrenaría presidente y pasaría la página
en definitiva

Durante las últimas 48 horas Perú ha vivido un carrusel de emociones institucionales. Desde la renuncia de Kuczynski hasta la posesión del vicepresidente que sería hoy, el país está en vilo.

Durante la noche del miércoles el vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, hacía sus maletas en Canadá para devolverse a su país a enfrentar tal vez el panorama más desafiante de su carrera: asumir la presidencia de un Estado que cumplirá tres décadas de crisis institucional por corrupción en sus altas esferas.

Si todo sale según la información al cierre de esta edición, habría llegado hacia la madrugada para posesionarse como presidente, y aunque él se había mantenido al margen de la dirigencia, desde el día de la renuncia, dijo que regresaba a Perú para ponerse a disposición del país, “respetando lo que manda la Constitución”.

De acuerdo con Arturo Maldonado, miembro de la consultora 50 más uno, un grupo de análisis político peruano, el origen político de Vizcarra será beneficioso para ese país. “El vicepresidente va a ser diferente porque muchas fuerzas políticas dicen que su nuevo gobierno incluiría una base más amplia. Él es un exgobernador regional, una figura asociada no al mundo limeño sino al de las regiones”, precisó.

El analista dice que, aunque al asumir su gobierno tendrá una luna de miel porque es un aire fresco en el Ejecutivo, también estará marcado por la inestabilidad, “porque no tiene un partido político que lo sostenga y tendrá que construir alianzas que lo van a sostener”.

Adicionalmente, recibirá una economía en crecimiento, pero deberá lidiar con desequilibrios presupuestales debido a dos leyes impulsadas por el Congreso que incrementan el gasto público, advirtió la ministra de Economía, Claudia Cooper.

¿Cuánto se quedará?

El Artículo 115 de la Constitución Política de Perú establece que por impedimento temporal o permanente del Presidente de la República, asume sus funciones el primer Vicepresidente. En defecto de éste, el Segundo vicepresidente (en este caso Mercedes Aráoz), y por impedimento de ambos el presidente del Congreso. Si la objeción es permanente, el líder del legislativo convoca a elecciones presidenciales.

“Él está llamado a asumir la presidencia de la República por el periodo de tiempo que debía durar el mandato de Kuczynski, hasta el 2021”, dijo a EL COLOMBIANO el periodista político del medio peruano, El Comercio, Rodrigo Cruz.

Lo que se debatiría
Ayer el Congreso de Perú tuvo una de las sesiones que más expectativa ha debido generar en su historia dentro del electorado peruano, a fin de cuentas, no todos los días el legislativo de un país acepta y debate la renuncia de su presidente y discute su salida.

El mismo miércoles en la noche el Congreso peruano (unicameral), en cabeza de su presidente, Luis Galarreta, anunciaba que la renuncia presidencial sería discutida y que el proceso de vacancia ya no estaba en curso.

Aclaró que el jueves los parlamentarios iniciarían el debate de solicitud de renuncia del presidente –día en el que el Congreso se reuniría de todas maneras para ver si obligaban al mandatario a dimitir–, y señaló que el debate continuaría hasta el día de hoy, “para la votación respectiva y ya con el vicepresidente presente”.

De acuerdo a Dino Carlos Caro Coria, profesor de derecho penal de la Universidad Católica de Perú, el Congreso podría decir que acepta la renuncia si el presidente acepta las responsabilidades. Podrían incluso pedirle que deje claro que los motivos que lo llevaron a renunciar no eran los adecuados. “Esas eran las posibles salvedades del Congreso”, dijo el analista.

A la crisis peruana se sumó ayer la autorización del gobierno de ese país para extraditar al expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir un millonario soborno de la multinacional Odebrecht.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES otros obligados a asumir el poder

Que un vicepresidente asuma la jefatura de un estado no es nuevo. En este mismo año, el vicepresidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, tuvo que asumir el cargo luego de que su predecesor fuera destituido; también sucedió en 1963 con Lyndon B. Johnson, quien asumió la presidenica de EE. UU. por el asesinato de John F. Kennedy.

Periodista de la sección de Actualidad de EL COLOMBIANO

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección