Pena de muerte, estrategia errada contra el terrorismo

Por mariana escobar roldán | Publicado el 12 de octubre de 2016
Infografía
Pena de muerte, estrategia errada contra el terrorismo
en definitiva

El uso de la pena de muerte contra el terrorismo es ampliamente discutido por los expertos. Aunque los casos han aumentado desde 2014, su eficacia queda en duda.

El inesperado ascenso de los terroristas del Estado Islámico tomó por sorpresa a los gobiernos, que en su afán por hallar una estrategia para combatir las amenazas y expansión del grupo, llegaron al punto, algunos, de argumentar el restablecimiento de la pena de muerte y de aumentar esta práctica.

De hecho, según encontró la organización Amnistía Internacional, el año pasado, al menos 20 países condenaron a muerte o ejecutaron a personas por delitos relacionados con el terrorismo: Arabia Saudí, Argelia, Bahrein, Camerún, Chad, China, Egipto, Estados Unidos, India, Irak, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano, Pakistán, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Túnez y Emiratos Árabes Unidos.

“El aumento en el uso de la pena de muerte al que estamos asistiendo, en equivocada respuesta a los delitos relacionados con el terrorismo, revela un error fundamental por parte de las autoridades: no hay ninguna prueba de que la pena capital disuada de cometer delitos violentos con más eficacia que otros castigos. Esta actitud se basa más en la debilidad y la conveniencia que en la fuerza”, manifestó James Lynch, subdirector del Programa sobre Asuntos Globales de Amnistía.

En eso concuerda Jeffrey Fagan, director del Centro sobre Crimen, Comunidad y Leyes de la Universidad de Columbia. Según le dijo a EL COLOMBIANO, “no hay evidencia de que la amenaza de la pena capital disuada de cometer actos terroristas que resultan en la muerte de ciudadanos inocentes”.

De hecho, sus estudios en epidemiología han mostrado que el delincuente potencial entiende las consecuencias de sus acciones y percibe la amenaza tan real como un criminólogo.

En cambio, continúa Fagan, para algunos terroristas la muerte a manos del Estado les proporciona el martirio, que es un gran incentivo para la comisión de actos terroristas, y también puede influir en otros para asumir su causa y alcanzar la condición de mártir.

El experto pone como ejemplo que en 2015 un funcionario de prisiones en Pakistán dijo que, en una ocasión, cuando un miembro del grupo militante Lashkar-e-Jhangvi fue ejecutado, escuchó que la organización repartió dulces de confitería mithai para celebrar su martirio.

Una vergüenza en Occidente

Para Andrés Molano, internacionalista de la Universidad del Rosario, sí es cierto que justificando la seguridad nacional, algunos regímenes han intensificado el uso de la pena de muerte, sobre todo los de Medio Oriente.

Lo que le llama poderosamente la atención es que el único país de Occidente que sigue apareciendo en esa lista negra es Estados Unidos. “Parece una contradicción, una gran vergüenza, aparecer al lado de grandes regímenes a los cuales acusa de ser violadores sistemáticos de los derechos humanos”, opina.

Teniendo en cuenta que la pena de muerte existe generalmente para asesinos, Delphine Lourtau, directora del Centro Cornell sobre la Pena de Muerte en el Mundo, llega a la conclusión de que como el terrorismo es uno de los asuntos primarios para el gobierno de su país, “más que un tema de justicia criminal, la pena capital aquí es un asunto de dinámicas políticas que pasa por encima de muchísimos derechos”.

Y es para ella, si bien el terrorismo causa un sufrimiento enorme y es injustificable, tampoco resuelve el problema el “homicidio ordenado por unos Estados que no ven el verdadero significado de justicia y en cambio agravan la injusticia, el sufrimiento y agradan el círculo vicioso de la violencia cada vez que hacen lo mismo con los criminales”.

Contexto de la Noticia

Cronología Donde el terror amerita la pena

Emiratos árabes unidos
En 2014 introdujeron una nueva ley antiterrorista que ampliaba el alcance de la pena de muerte a todo “el que comete un acto destinado a socavar la seguridad”.

Camerún
En 2014, en respuesta a los ataques de Boko Haram, aprobó una ley que prevé la pena de muerte por actos de “terrorismo”, con una definición muy amplia y ambigua.

Chad
En julio de 2015 promulgó una ley contra el terrorismo que se utilizó para condenar a 10 personas. Se introdujo en respuesta a los ataques de N’Djamena.

Guyana
En diciembre de 2015, el parlamento de ese país adoptó la lucha contra el terrorismo mediante una Ley de actividades, que amplió polémicamente la definición de un terrorista.

Mariana Escobar Roldán

Periodista del área Internacional de EL COLOMBIANO.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección