Piden justicia para hija de colombianos, muerta en operación contra Óscar Pérez

  • Faride Mantilla y Ángel Ramírez son los padres de Andreína, la única mujer asesinada en el ataque. FOTO ROSALINDA HERNÁNDEZ
    Faride Mantilla y Ángel Ramírez son los padres de Andreína, la única mujer asesinada en el ataque. FOTO ROSALINDA HERNÁNDEZ
Por Rosalinda Hernández C.Colaboración desde Táchira, Venezuela | Publicado el 21 de enero de 2018

“Quiero salir corriendo por la calle para pedir que me la entreguen, la quiero aquí conmigo, enterrarla aquí en San Cristóbal”, repite empapada en llanto Faride Mantilla, de 63 años.

Han transcurrido seis días desde el fatal operativo desplegado por los cuerpos de seguridad venezolanos en contra de Oscar Pérez, piloto y exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, y el cadáver de la joven no ha sido entregado a sus familiares, quienes aseguran que se trata de una maniobra del gobierno para “hacernos sufrir”.

Lea aquí: asesinato de Óscar Pérez muestra la faceta más violenta de Maduro

Los familiares de la joven, nacida en San Cristóbal, aún no salen del asombro al enterarse el mismo día de los hechos de que su hija se encontraba dentro del Chalet atacado por fuerzas de seguridad venezolanas, presuntamente por tratarse de “terroristas”.

“Me la quitaron, se la llevaron. No sé porque le hicieron eso, mi Dios es justo y ellos tienen que pagar. No confío en la justicia de aquí, la justicia es ellos, mire lo que hacen”, señala la madre de la joven que cursaba el cuarto año de odontología en la Universidad del Zulia y era Técnico Superior en Enfermería.

Su familia nunca pensó que Andreína estaba en ese lugar y no cree que el presidente venezolano Nicolás Maduro haya pedido el resguardo de la vida del grupo opositor.

“No creemos que Maduro los hubiera querido vivos ¿Cómo es posible que pasaran por encima de las órdenes del presidente?, eso es mentira, Maduro los mandó a matar”, recalcó.

Los padres de Andreína Ramírez Mantilla llegaron a Venezuela hace 40 años, provenientes de Ocaña, Norte de Santander, buscando un mejor futuro para la familia y para los hijos.

Siga leyendo: tensión en la morgue donde dejaron el cuerpo de Pérez

“Todos nos veníamos a Venezuela a trabajar porque cualquier cosa que uno ganara era mucha plata y aquí había oportunidades. No nos hemos ido porque creemos que las cosas van a cambiar, este país lo adoptamos como nuestro”, dice Faride, entristecida, apretando la mano de Yamile, la mayor de sus hijas.

De tener la oportunidad de estar frente a los verdugos de su hija, seguramente y a pesar de la indignación, afirma que “no les diría nada, se los dejo a Dios que es el único que puede hacer justicia. Tengo mucha rabia, ella no merecía morir así. Si ellos pidieron clemencia (el grupo de resistencia), si se querían entregar, ¿por qué los mataron?”.

La vida de Andreína

Andreína envió mensajes a su familia antes de morir: “pidió perdón, nos dijo que nos amaba mucho y a las amiguitas les envió mensajes de texto en los que les pedía que la ayudaran, que la habían hecho presa. Ella se sintió atrapada pero nunca imaginó que la iban a asesinar”, narra Shirley Ramírez, hermana de la joven.

Tenía 30 años y fue criada en la religión católica, por lo que sus parientes aseguran que era incapaz de atentar contra alguien.

Conoció a su esposo, Jairo Lugo, quien también cayó abatido en el operativo, cuando alquilaba teléfonos celulares en las inmediaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), en San Cristóbal.

Después de pasar juntos estas festividades navideñas, la familia desconocía que ella iría a Caracas, creyeron que estaría en Maracaibo, donde reside, hasta que el pasado lunes envió una nota de voz a su hermano pidiendo que la perdonaran.

“Ahí empezó nuestra angustia, luego vimos los videos que difundió el muchacho Óscar Pérez y reconocimos a Jairo (esposo de Andreína)... y hasta que nuestra hermana, que está en Caracas, no pasó a reconocerla en la morgue, no nos convencimos de que estaba muerta. No creíamos nada”.

Lea aquí: Maduro dice que Pérez pretendía atentar contra embajada

El cuerpo sería entregado

Familiares y amigos de Andreína Ramírez Mantilla, se encontraban al cierre de esta edición concentrados en el cementerio Jardines del Mirador, ubicado en San Cristóbal, a la espera del féretro de la joven que habría salido de la morgue de Bello Monte en Caracas cerca de las 2:00 de la tarde hora local de Venezuela, con destino a un aeropuerto tachirense.

Al campo santo acudieron parte de la sociedad civil del Táchira, integrantes del movimiento estudiantil que declararon estar dispuestos a todo con tal de que sea abierta la urna.

Al momento de cerrar esta información ningún órgano de seguridad había llegado al cementerio

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección