Washington intenta poner límites a Facebook

  • En el Capitolio, donde el Comité de Comercio y el de Justicia del Senado lo confrontaron, Zuckerberg comprendió la presión: “Nos enfrentamos a cuestiones importantes sobre privacidad y democracia. Y con razón ustedes tendrán preguntas difíciles”. FOTO afp
    En el Capitolio, donde el Comité de Comercio y el de Justicia del Senado lo confrontaron, Zuckerberg comprendió la presión: “Nos enfrentamos a cuestiones importantes sobre privacidad y democracia. Y con razón ustedes tendrán preguntas difíciles”. FOTO afp
  • Washington intenta poner límites a Facebook
Por daniel armirola r. | Publicado el 11 de abril de 2018
100

mil dólares se gastaron desde cuentas falsas rusas para publicidad en Facebook.

El caso del uso indebido de datos de 87 millones de usuarios de Facebook por parte de la empresa de consultoría política Cambridge Analytica llegó ayer a su apogeo con la comparecencia de Mark Zuckerberg, fundador y líder de la mayor red social del globo, ante el Congreso de los Estados Unidos.

El magnate de los negocios digitales había prometido responder a los interrogantes de los legisladores pocas horas después de que se conociera el escándalo el pasado 17 de marzo. En especial, fueron los demócratas quienes exigieron su presencia en Washington para dar explicaciones, dado que el uso poco ético de la información por parte de Cambridge Analytica benefició a su cliente, la campaña presidencial de Donald Trump.

Durante dos jornadas —que comenzaron ayer a mediodía—, la quinta persona más acaudalada del mundo según Forbes, tendrá que responder bajo registro público todos los interrogantes de los congresistas no solo sobre el rol de Facebook en dinámicas de desinformación, sino en el uso intrusivo de los datos que dejan los ciudadanos en dicha red social.

Disculpas y esfuerzos

Zuckerberg arrancó su intervención diciendo: “está claro que no hicimos lo suficiente para evitar que Facebook sea usado también para hacer daño. Eso se aplica a noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones y discursos de odio, así como también a desarrolladores y privacidad de datos”.

Tras ello admitió: “eso fue un gran error. Y fue mi error. Lo siento”, pero dedicó gran parte de su tiempo a esbozar cómo la compañía que dirige podría, en cambio, convertirse en un futuro en la principal herramienta y el primer aliado para luchar contra la desinformación y el odio.

“De ahora en adelante investigaremos decenas de miles de aplicaciones interconectadas a Facebook. Y si encontramos alguna actividad sospechosa, vamos a realizar una auditoría completa de esas aplicaciones para comprender cómo están utilizando sus datos y si están haciendo algo inapropiado”, aseguró.

Tras ello prometió que para finales de este año, 20.000 trabajadores de la firma se encargaran de la seguridad y la revisión del contenido para complementar su estrategia y prevenir episodios similares.

Pero no conforme con eso, el magnate de 33 años informó que su compañía está siendo una de las principales colaboradoras de la pesquisa que adelanta el Departamento de Justicia por la presunta interferencia de Rusia en la campaña presidencial de 2016, en beneficio de Trump.

“Facebook identificó decenas de miles de cuentas falsas rusas durante la campaña, aunque solo 470 fueron canceladas por difundir información falsa. Pero mi empresa está trabajando con el equipo del fiscal especial, Robert Mueller, para asistirle en sus investigaciones”, dijo.

De cualquier forma, los congresistas mantuvieron la presión: “si Facebook y otras compañías en línea no pueden o no saben arreglar estas invasiones de privacidad, entonces lo haremos nosotros”, afirmó el demócrata Bill Nelson, perteneciente al Comité de Comercio del Senado.

Implicaciones

Al cierre de la jornada no se produjeron más avances en la discusión entre Zuckerberg y los legisladores, y a falta de que hoy el empresario siga respondiendo, cabe preguntar los efectos que podría dejar este asunto en la política internacional e incluso en el funcionamiento de las redes sociales.

En opinión de Juan Carlos Ruiz, docente de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, el debate trasciende cualquier agenda que puedan tener los demócratas frente al tema y se vuelve ineludible.

“Se empieza a tener en cuenta la dimensión que implica la cantidad de información personal que pueden tener estas redes, que si está al servicio de intereses políticos mezquinos puede ser supremamente peligroso. Entonces la comparecencia de Zuckerberg no obedece simplemente a la agenda demócrata. Se trata de una cuestión sensible de los tiempos actuales que nos afecta a todos y que hay que abordar”, argumentó.

Por ende el experto anticipó no solo medidas desde el Congreso estadounidense, “sino incluso sanciones y multas contra Facebook por lo que ha sucedido y por no proteger los datos de sus usuarios”.

El internacionalista Germán Sahid, Máster en Inteligencia Estratégica de la Universidad Jaume I, coincidió en la idea de que “el debate no será tanto político sino que se enfocará en cómo las empresas de las redes sociales tendrán que controlar el flujo de información y darle seguridad a los ciudadanos. ¿En qué medida el Estado tendrá que intervenir el cibermundo para evitar la pérdida de control de la información de la gente? Esa discusión se seguirá fortaleciendo”.

El analista señala la paradoja de que “hoy en día las luchas políticas se dan no en un terreno sino en las redes, pero quien controla lo que pasa en ellas son empresas privadas y actores no siempre conocidos o transparentes”.

Entretanto, los políticos se seguirán viendo tentados a manipular la opinión utilizando todas las herramientas que les brinda la denominada Política 2.0, pero sin duda desde hoy se pone de manifiesto el imperativo de ponerle límites y hacer un seguimiento a lo que ocurre en ese ámbito.

Contexto de la Noticia

radiografía Facebook ya estaba bajo aviso

En un principio, la red social, cifró en 50 millones el número de afectados, pero a principios de abril admitió que Cambridge Analytica accedió a los datos de 87 millones de usuarios. Antes del escándalo de dicha consultora, Facebook también tuvo que enfrentar acusaciones a finales del año pasado por permitir la difusión en la campaña presidencial de 2016 de noticias falsas que habrían podido afectar a la intención de voto. De hecho, esas acusaciones llevaron a Facebook, así como a Google, a comprometerse en noviembre a adoptar medidas para detener la difusión de noticias de origen dudoso.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección