La Tierra se está tragando sus océanos

  • Para mantener un equilibrio, el volumen de agua que se escurre por la corteza hacia el manto debe ser igual al que resurge tiempo después en las erupciones. FOTO sstock
    Para mantener un equilibrio, el volumen de agua que se escurre por la corteza hacia el manto debe ser igual al que resurge tiempo después en las erupciones. FOTO sstock
Publicado el 20 de noviembre de 2018
en definitiva

El agua de los océanos se recicla filtrándose por los sitios donde chocan las placas tectónicas, saliendo de nuevo a la superficie en las erupciones volcánicas. Un proceso que apenas se estudia.

Los océanos están siempre llenos, aunque existen rendijas por donde el agua se escurre hacia las profundidades de la Tierra.

¿Vuelve a salir? La respuesta es parte de la historia detrás de las revelaciones de un estudio publicado en Nature.

Cuando las placas tectónicas del planeta se mete una debajo de la otra, se traga tres veces más cantidad de agua hacia el interior del planeta de lo que decían otros estudios.

La investigación se centró en la zona de subducción de las fosas Marianas, donde la placa del Pacífico se desliza debajo de la placa de Filipinas. Los científicos estimaron cuánta agua se incorpora en las rocas que se zambullen en las profundidades de la corteza terrestre.

El hallazgo ayudará a entender mejor el ciclo del agua profunda de la Tierra, según Donna Shillington, del Lamont-Doherty Earth Observatory en la Universidad de Columbia, en un comentario que acompaña al estudio en esa revista.

El agua que se filtra por esa área puede contribuir al desarrollo del magma, lubricar las fallas geológicas y alterar la fuerza y el comportamiento del manto del planeta, haciendo más probables los sismos, escribió.

Esa agua se almacena en la estructura cristalina de los minerales. El líquido se incorpora en la corteza cuando se forman nuevas placas y se doblan y rompen cuando se pulverizan contra sus vecinas.

Este proceso, la subducción, es por medio del cual el agua penetra profundamente en la corteza y el manto, pero no se sabía cuánta se filtraba, escribieron en su artículo Chen Cai, de la Universidad de Washington en San Luis y sus colegas.

Shillington describió que la filtración del líquido se presenta en un par de fases del ciclo de vida de una placa oceánica. La primera, en las crestas montañosas de la mitad del océano, la otra en la elevación exterior de la zona de subducción, donde se dobla la placa antes de entrar en las fosas. Allí se forman fallas extendidas como respuesta a ese doblamiento.

Una serie de temblores

¿Cómo cuantificaron la cantidad que se filtra?

Para lograrlo, usaron dados de una red de sensores sísmicos alrededor de la zona central de las marianas en el Pacífico occidental. La parte más profunda es de unos 11 kilómetros.

Esos sensores detectan los temblores y Cai y colegas rastrearon con qué rapidez se movían. Una reducción en la velocidad indicaría fracturas en las rocas llenas con agua y la presencia de minerales hidratados que encierran el agua en esos cristales.

De este modo observaron reducciones en la profundidad de la corteza, a unos 30 kilómetros debajo de la superficie.

Calcularon que por la zona de subducción se filtran 3 billones de teragramos cada millón de años. Un teragramo son un billón de kilogramos.

La cifra es impresionante y significa que por las zonas de subducción se filtra tres veces más agua de lo que sugerían estudios previos.

Quedan serias inquietudes

Este hallazgo genera algunas preguntas: el agua que va al fondo, debe volver a subir, por lo general en los contenidos de las erupciones volcánicas.

El estimativo de cuánta se filtra es mayor que el de cuánta es emitida por los volcanes, sugiriendo que hay algo que están omitiendo los científicos en sus estudios.

Para Cai, no hay un faltante de agua, es decir se filtra tanta como la que es emitida de nuevo a la superficie. Lo que sucede es que hay algo del ciclo que los científicos no entienden bien todavía sobre cómo se mueve en el interior de la Tierra.

Lo claro es que faltan más estudios sobre este proceso y sobre la incidencia del agua filtrada y almacenada en los cristales de las rocas en los temblores de tierra.

Aunque el estudio se hizo en las Marianas, una situación parecida se da en otras zonas de subducción.

Reciclaje oceánico.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Acerca de las fosas marianas

Las fosas Marianas se encuentran en el Pacífico, a unos 200 kilómetros al este de las islas Marianas y allí está el punto más profundo de los océanos terrestres.

La presión en él es más de 1.000 veces la presión atmosférica estándar a nivel del mar. Allí la densidad del agua es 4,96 % mayor y la temperatura de 1 a 4 °C.

Las Marianas son parte de la subducción Izu-Bonin-Mariana que conforma los límites entre dos placas tectónicas, y son responsables de la formación de las islas.

Pese a la presión, en el fondo viven varias especies de animales.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección