“Los subsidios solo son para viviendas nuevas que valgan hasta $87 millones”

  • Luis Felipe Henao Cardona, ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio. FOTO EMANUEL ZERBOS
    Luis Felipe Henao Cardona, ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio.
    FOTO
    EMANUEL ZERBOS
Por nicolás abrew quimbaya | Publicado el 08 de marzo de 2015
130

mil subsidios a la tasa de interés se otorgan en crédito hipotecario para VIS nueva.

81

proyectos se presentaron en Antioquia para la segunda fase de las viviendas gratis.

100

mil familias beneficiadas,

meta del programa “Mi Casa Ya” entre 2015 y 2018.

2-4

salarios mínimos, es el rango de ingreso del hogar para aspirar a “Mi Casa Ya”.

en definitiva

Con diversos planes con los
que se prevé la construcción de 400.000 viviendas en el cuatrienio, el Gobierno aspira que la construcción sea un motor del empleo y la economía.

A comienzos de este mes, mientras que se realizaba Expoinmobiliaria, muchos compradores preguntaban por los subsidios del Gobierno. La respuesta de los vendedores de las viviendas de hasta 200 millones de pesos era: “estamos a la espera de los nuevos decretos que saque el gobierno”.

Pero el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao Cardona, en diálogo con EL COLOMBIANO, dejó claro que las ayudas serán solo para viviendas nuevas de interés social (VIS), es decir cuyo precio no supere los 86,98 millones de pesos (135 salarios mínimos). Para las de mayor valor no habrá subsidios, solo los beneficios tributarios vigentes.

También el funcionario contó detalles del programa “Mi Casa Ya”, que está previsto lance oficialmente hoy el presidente Juan Manuel Santos, aunque fue anunciado desde hace cuatro meses y medio. Se dirigirá a 100 mil familias urbanas que certifiquen ingresos entre dos y cuatro salarios mínimos (de 1.288.700 a 2.577.400 pesos).

Además, el ministro Henao respondió a las críticas sobre el nombramiento de la nueva gerente del Metro de Medellín, Claudia Restrepo, la estrategia para que Empresas Públicas de Medellín (EPM) siga operando el acueducto de Quibdó, retrasos en equipamientos de las casas gratis de la primera fase y avances en acueductos en zonas apartadas:

¿A qué hogares se dirige el plan “Mi Casa Ya”?

“Está dirigido a hogares que ganan menos de cuatro salarios mínimos (2.577.400 pesos), que es la clase media baja que está creciendo y su tema aspiracional es adquirir una vivienda por primera vez. Una de las barreras para comprar casa es la cuota inicial. Si una persona se gana 2,6 millones de pesos y va a comprar una vivienda hasta de 87 millones, tiene que ahorrar como mínimo ocho años. Eso hace que se demore mucho ese proceso, así que muchos prefieren comprar un televisor o un carro en el corto plazo y no ahorrar para una casa.

¿Cuál es la ayuda que da?

“Un subsidio de hasta 12 millones de pesos y se le financiará cinco puntos de la tasa hipotecaria, pues la segunda barrera para los trabajadores es tener la capacidad de pago del crédito. Entonces, si un banco le presta al 13 por ciento efectivo anual, la tasa le quedará en 8 por ciento, el crédito de vivienda más barato que habrá en el mercado. La persona va al banco de su preferencia y tramita el crédito, no tiene que hacer fila en la caja de compensación, ni en el Ministerio”.

¿Por qué se pospuso del 1° a 9 de marzo la fecha de lanzamiento de “Mi Casa Ya”?

“Porque el Presidente estaba en España la semana pasada. Esperamos que lo pueda lanzar este lunes (hoy). Lo importante es resaltar que tenemos una política integral. La gratuidad es para el segmento más pobre, para personas que no son sujetos de crédito y por ende no son bancarizables”.

Y para hogares de más ingresos, ¿qué oferta hay?

“Para quienes ganan entre uno y dos salarios mínimos está Casa Ahorro, para que puedan comprar vivienda desde 180.000 pesos mensuales, menos de lo que vale un arriendo. Después está el subsidio a la tasa, para los que están entre dos y cuatro salarios, con un cupo de 130.000 para viviendas de hasta 87 millones de pesos. Para quienes ganan más, tienen la opción de deducción de renta con las cuentas de AFC y el leasing habitacional”.

Pero en Expoinmobiliaria los vendedores decían que esperaban decretos para subsidiar casas de hasta $200 millones: ¿los programas son solo para quienes compren vivienda nueva hasta de $87 millones?

“Sí, porque es un tema de equidad, de ayudar a los más necesitados, que son los más pobres y la clase media, pues la inmensa mayoría de los colombianos ganan menos de cuatro salarios mínimos al mes”.

¿Cree que con estos planes puedan hacer campaña en los departamentos y municipios en este año electoral?

“Según las últimas encuestas, el programa de vivienda tiene la mejor percepción. El 74 por ciento cree que la vivienda de interés social ha mejorado, antes era del 30 por ciento. Siempre que un programa es exitoso es susceptible para hacer política. Yo he tenido que denunciar a las personas que han utilizado el programa de gratuidad para hacer política en las pasadas elecciones. La sencillez de los programas es lo que hace que sea transparente”.

¿Pero el candidato sí puede prometer un número de viviendas gratis bajo su administración?

“Es legítimo que un candidato ofrezca mayor espacio público, mayor atención de servicios públicos, mayor oferta de vivienda. Lo que no puede ofrecer es un voto a cambio de una vivienda”.

¿Por qué hay retrasos en el equipamiento de las casas gratis? ¿Y eso no se ha materializado como lo prometieron varios ministerios?

“Ya se están instalando muchas de las unidades del programa del Ministerio TIC, que será el internet más barato que tendrá Latinoamérica, solo 6.000 pesos mensuales. El Ministerio de Cultura tiene listas las 100.000 bibliotecas y se están repartiendo en todos los programas que se están ocupando. Ya hay 12 colegios, los cuales tendrán jornada única y formación tecnológica. En un mes saldrán 20 colegios más en licitación. Finalmente, en abril saldrán a licitación otros 48 centros deportivos.

Pasemos a las casas gratis, Antioquia será el departamento que más tendrá en esta fase, ¿qué sigue?

“En los 81 proyectos que ya se presentaron examinaremos la ubicación, que el lote cumpla con todas las garantías, las normas sismorresistentes, que esté en el perímetro de servicios públicos y tenga uso habitacional”.

¿En esta fase pueden repetir municipios?

Sí, pero la prioridad serán a los que no hemos llegado. El éxito se debe a que donde no llegan los bancos, nosotros vamos a llegar con gratuidad. Donde hay bancarización vamos a llegar con los otros programas, porque creemos que el mercado puede responder de una forma más adecuada”.

¿Cómo terminó Antioquia la primera fase de casas gratis?

“Con 13 mil unidades, fue la región con más viviendas. De hecho, la ciudad que más tuvo fue Medellín, con 9 mil, Bogotá solo desarrolló 4 mil, y eso impulsó la creación de empleo. Con el problema de confianza en la compra de vivienda que generó el tema de CDO, Antioquia no redujo sus planes de vivienda gracias al programa de gratuidad. Y un detalle: en toda la historia de Necoclí (Urabá), nunca se había terminado un proyecto de vivienda, no se cumplía con las normas sismorresistentes, y eso cambió”.

De otro lado, ¿qué viene en acueductos para Antioquia?

“En quince días inauguraremos el de San Juan de Urabá, allá nunca antes tuvieron agua potable. Ya hicimos un plan de choque y se generaron inversiones, sumando recursos en 60 municipios con plata del Gobierno Nacional y de la Gobernación. Ahora nos vamos a concentrar en la parte minera, donde acordamos las prioridades. Antioquia es como el papá de Córdoba y Chocó”.

¿Cómo así?

“En junio inauguraremos el acueducto administrado por EPM en Quibdó y pagaremos esa deuda histórica en San José de Tadó, Bahía Solano, Nuquí y así, doce municipios más. Necesitamos que EPM no se salga y siga administrando”.

¿Cómo lo logrará?

“EPM pide ayuda con infraestructura por 90 mil millones de pesos. Haremos una inversión en alcantarillado de 120.000 millones. EPM nos pide que los tres servicios se puedan cobrar en una factura y que, de esa forma, el cierre financiero sea mucho más rápido. Eso también lo haremos y lo trabajamos con la Superintendencia de Servicios.”

Un último tema: usted estuvo en la junta directiva del Metro de Medellín: ¿qué responde a las críticas acerca de que la nueva gerente, Claudia Restrepo, fue un nombramiento político?

“La conozco desde hace mucho tiempo y es amiga personal. Cuando era viceministro de Vivienda, hace 7 años, ella era directora del Instituto de Vivienda de Medellín, conozco su transparencia”.

¿A qué se refiere?

“Le delegamos la construcción de vivienda en Medellín y no tuvimos problemas de corrupción, ni de elección indebida de participantes. La defiendo porque es muy buena política”.

¿Y el criterio de selección?

“En la selección de esta persona solo se tuvieron criterios de buen manejo de los cargos que ha ejercido, no ha tenido ni una sola mancha en su hoja de vida. El Metro necesita una persona con buenas ideas. El único criterio politiquero fue darle un nuevo aire al Metro de Medellín”.

Contexto de la Noticia

Nicolás Abrew Quimbaya

Comunicador Social-Periodista, especialista en Economía de la U. Javeriana. Editor de Economía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección