Elevar la edad para jubilarse no es prioridad en reforma pensional

  • David Bojanini García, presidente del Grupo de Inversiones Suramericana (Grupo Sura).FOTO ESTEBAN VANEGAS
    David Bojanini García, presidente del Grupo de Inversiones Suramericana (Grupo Sura).
    FOTO ESTEBAN VANEGAS
Por Ferney arias Jiménez | Publicado el 29 de julio de 2018
En definitiva

David Bojanini, una de las voces relevantes del sector privado en Colombia, plantea escenarios, esboza iniciativas y da voces de alerta de las coyunturas local, nacional e internacional.

Con activos por 66,7 billones de pesos entre inversiones, propiedades, reservas y cuentas por cobrar, además de las operaciones en 10 países latinoamericanos enfocadas en los sectores de servicios financieros, seguros, pensiones, ahorro e inversión, al presidente del Grupo Sura, David Bojanini, nada se le puede escapar y, mucho menos, dejarlo al azar.

Desde las coyunturas internas hasta las amenazas de una guerra comercial internacional están en el radar de este empresario antioqueño, quien en diálogo con EL COLOMBIANO planteó algunas de las tareas que con urgencia deberá emprender el presidente electo, Iván Duque. También opinó sobre los avances del acuerdo suscrito con las Farc y habló de los hitos logrados por la holding y las expectativas para este segundo semestre del año.

Pasada la contienda electoral, ¿qué expectativas se tienen para los próximos meses?

“La dinámica electoral para nosotros no solo es Colombia, abarca a México, Perú y Chile, es una situación que en general afronta la región. Hay países donde estamos más optimistas porque la economía ha ido tomando una dinámica diferente, y es el caso de Colombia donde el aumento del precio del petróleo y el control de la inflación han sido beneficiosos. En Chile ha habido una mayor dinámica y más optimismo, que es algo que mueve los negocios. Entre los países en los que todavía hay cierta incertidumbre por los líos institucionales, tenemos a Brasil y Argentina, los estamos observando con cuidado, pero nosotros somos inversionistas de largo plazo y no entramos o salimos de los negocios por las coyunturas económicas”.

Y, durante el semestre, al ritmo de campaña, ¿qué se observó?

“Un poco de mejor dinámica en la economía. Lo que ha sido duro es que los mercados de capitales no han tenido los rendimientos que tuvieron hace un año, pero en general los resultados operativos han compensado en buena medida lo que no han hecho los mercados de capitales que ya se han ido estabilizando un poco y esperamos que para este segundo semestre estén mejor”.

Y una holding, con negocios desde México hasta la Patagonia, ¿cómo ve las amenazas de una guerra comercial internacional?

“Ha generado mucha volatilidad. Si dos potencias como Estados Unidos y China empiezan a tener una guerra comercial los mercados se enturbian. Eso es lo que estamos viendo cada vez que se dan noticias alrededor de represalias en temas comerciales entre las grandes potencias del mundo, lo que no tiene lógica. Ojalá haya alguna moderación”.

En Colombia, ¿resuelta la campaña presidencial, en qué dirección va el país?

“Pasada esa tensión se empieza a ver un mayor optimismo y a las personas con más deseos de invertir y de ejecutar los proyectos que tenían congelados, mientras se definía el proceso. Hoy reina un ambiente de más tranquilidad y el índice de confianza del consumidor (15,5 % a junio) así lo refleja”.

A días de la posesión del presidente Iván Duque, ¿qué consideración hace de los anuncios que ha hecho?

“El presidente electo ha anunciado unos nombramientos para su gabinete. Está haciendo un trabajo serio al escoger personas competentes y que puedan ayudarle a realizar las estrategias que él ha planteado para mejorar la competitividad y unir a los colombianos. El país ha estado sometido a una polarización que no ayuda a generar valor. Tiene muy buenas intenciones y lo que debemos hacer es apoyarlo para disminuir la pobreza y mejorar muchos otros aspectos en los que necesitamos avanzar”.

Esos avances requerirán reformas, como la pensional...

“Esa reforma no da más espera, y lo que se debe buscar, principalmente, es aumentar la cobertura del régimen pensional colombiano, no como un número de afiliados al sistema de seguridad social en pensiones, sino que la persona pueda recibir una jubilación o algún tipo de beneficio. Para mejorar esa cobertura hay que ver cuál es la capacidad que tiene el país, para no ofrecer cosas que fiscalmente no se pueden cumplir. La reforma debe buscar la unificación de los regímenes de pensiones, hoy tenemos dos, el de prima media y el de ahorro individual, que llevan mucho tiempo compitiendo y no han generado ningún valor. Creo que se puede hacer un solo régimen donde estos dos modelos se junten de manera colaborativa, teniendo un primer pilar solidario donde los subsidios se les den a las personas de menores ingresos. También diría que lo que se defina debe ser sostenible desde el punto de vista fiscal, las pensiones hay que construirlas con los aportes y con el trabajo, y por eso la formalización es tan importante”.

¿Cómo debe estructurarse la iniciativa para que el Congreso la apruebe?

“Debe conformarse un equipo de expertos porque esto no se trata de hacer una reforma para buscar favorabilidad política para nadie, estos son temas cruciales que se deben realizar con mucha seriedad. El problema que tenemos es que a la hora de hacer estas reformas resulta que todos son expertos y nadie consulta cuál es el costo fiscal de las propuestas que hacen. Ojo con el populismo que reina muchas veces en este tipo de temas”.

¿Será necesario elevar la edad de jubilación y eliminar a Colpensiones?

“Esta reforma no puede estar supeditada a una entidad como Colpensiones, porque esta puede seguir funcionando en un régimen unificado y manejar todo el primer pilar donde estarían los subsidios. Dejemos de estar pensando que esto es una pelea entre los fondos privados y Colpensiones, porque así no vamos a hacer nada bueno. Hay que hacer una reforma donde haya cabida para diferentes operadores. Ahora, decir que en la reforma pensional el primer punto tiene que ser el aumento de la edad, pues no creo. Más adelante y para los nuevos entrantes (trabajadores que llegan al sistema pensional) será necesario pensar en subir las edades de retiro porque las personas están viviendo más años. Ese es un proceso gradual, que se debe ir dando sin afectar a los actuales afiliados al sistema”.

El año pasado se estrenó una reforma tributaria,
¿será necesaria otra?

“El país ha tratado muchas veces de hacer una reforma tributaria estructural. Una nueva debe buscar pocas cosas: aumentar la base de personas que tributan, yo no quiero decir con esto que pongan a pagar impuestos a personas de bajos ingresos, pero hay que aumentar la base porque en Colombia muy pocos ciudadanos pagan impuestos. Además, aunque a algunas personas no les guste, creo que bajar la tasa de tributación corporativa es muy importante porque eso es lo que atrae la inversión y, en consecuencia, genera empleo formal y desarrollo económico. El discurso que tienen algunos de que les van a bajar los impuestos a los grandes capitales no es adecuado, porque si les subimos los impuestos a las empresas, estas se irían del país y ya se han ido muchas por eso. También creo que tantas exenciones se deben eliminar. Estamos llenos de pequeñas excepciones que se les hacen a algunos sectores porque tienen más fuerza o más influencia en el Congreso y eso no es bueno, porque uno de los principios de un sistema tributario o de un sistema pensional es que haya equidad” (ver ¿Qué sigue?).

¿Cómo ve los avances de los acuerdos con las Farc?

“El acuerdo de desmovilización, con muchos defectos, es importante para el país, ¿por qué? Pues desmovilizar una guerrilla que llevaba más de 50 años haciendo estragos, haciéndoles la vida difícil a muchas personas, ha traído tranquilidad. Pero, quiero hacer una diferenciación entre lo que es la desmovilización y la implementación de los acuerdos para construir la paz. Esa implementación va muy lenta y, si no tiene el ritmo que debería tener, vamos a empezar a ver más disidencias. Si hacemos una buena implementación reintegraremos a muchas personas a la vida civil, pero cuando esa implementación es débil o lenta o se incumplen los acuerdos, obviamente vamos a tener disidencias y creación de nuevos grupos armados, como ya estamos empezando a ver”.

¿O sea que en ese contexto estamos lejos de esa máxima que tenía el doctor Nicanor Restrepo en el sentido de que la paz iba a hacer una gran fuente de desarrollo para el país?

“La paz es una fuente de desarrollo, pero hay que construirla. Nosotros no firmamos la paz, firmamos la desmovilización de las Farc, la paz es lo que hay que construir de aquí hacia adelante, que es con la presencia del Estado en todas las regiones, y eso sí trae mucho desarrollo para el país”.

¿Cómo ve a la ciudad
y a la región?

“Vemos a la Alcaldía trabajando en mejorar muchas cosas, pero el revés de Hidroituango debe superarse, porque ese proyecto es importante para todo el país. Es importante para que EPM (Empresas Públicas de Medellín) pueda seguir apoyando el desarrollo de nuestra ciudad y obviamente allí también habrá recursos para el departamento como dueño del proyecto. Está esa preocupación porque los gobernantes vienen haciendo sus planes de desarrollo y para eso se necesitan recursos que en este último período no sé si se van a ver afectados”.

En el tema de inseguridad, ¿usted es partidario de que se oprima el botón de alerta naranja o alerta roja por lo que sucede en Medellín?

“Esto no es solo de Medellín. El país tiene que invertir mucho más en la educación de los jóvenes, en las oportunidades de trabajo para ellos, porque es la única manera en que podremos combatir la inseguridad en las ciudades. Muchos jóvenes están desertando del colegio porque no ven oportunidades de trabajo y se están uniendo a los combos o bandas y eso es lo que ha generado inseguridad en la ciudad, pero lo mismo está pasando en Bogotá, en Bucaramanga, en Barranquilla, en Cali. Creo que si bien hay que tener a las autoridades muy alertas para combatir el crimen, también hay que invertir mucho en evitar que estos jóvenes dejen de estudiar, abrir más puestos en las universidades para que puedan hacer una carrera o una técnica y así accedan al mercado laboral”.

Contexto de la Noticia

¿Qué sigue? Reducción temporal de impuestos

El presidente del Grupo Sura, David Bojanini, recuerda que en Colombia se expidió una ley que le bajaba el costo de los parafiscales a las nuevas empresas. “Lo que hemos visto, que lo ha mostrado el Departamento Nacional de Planeación, es que esa norma ayudó a la formalización del empleo. Bajarle la carga de parafiscales o la carga tributaria a las nuevas empresas es bueno, pero no que esa reducción sea de por vida, debe ser en las primeras etapas que es tan duro, así que eso puede ayudar a que se formalicen más las empresas y la economía. No me parece que eso sea una mala idea, por el contrario puede servir sabiéndolo hacer y que ese tipo de subsidios sean de carácter temporal como deben ser todos los subsidios, los subsidios no pueden ser perennes”.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección