A más estudios, ¿mejor salario?

  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
Por Julian Vásquez | Publicado el 06 de octubre de 2017
en definitiva

Es cierto que los posgrados mejoran el perfil laboral, pero no cualquier diploma repercute en un aumento salarial, en especial si el estudio poco tiene que ver con el área de trabajo.

Los tiempos han cambiado. Antes, para hacerse a un buen trabajo —bien remunerado—, era necesaria una carrera universitaria, poco más. Sin embargo ahora, entre más títulos tenga la hoja de vida, mejor. Así, proliferan las especializaciones y los diplomados; algunos cursan maestría y, los menos, doctorados.

La pregunta es: ¿entre más títulos se gana más dinero en Colombia? Aunque no es una pregunta fácil, sí se puede decir que los empleadores cada vez exigen más experiencia y más preparación académica.

Se arma así un postulante quimérico al que muy pocos son capaces de llenarle los pantalones. Y ni qué decir cuando se aspira a un cargo público o a uno académico, de ahí ya los conocidos casos de políticos que falsifican títulos de posgrados internacionales que nunca cursaron y sin los que nunca hubieran llegado tan alto.

El profesor Hugo López Castaño de la Escuela de Economía de la Universidad Eafit, y uno de los expertos en empleo más reconocidos del país, explica que en general, a más estudios, más dinero, aunque el panorama ha cambiado en los últimos años en el país.

Las razones

“Hay que tener en cuenta que los salarios de la gente con algún grado de estudios superiores han venido cayendo. Si lo ves desde 2008, han venido cayendo ligeramente frente al salario mínimo y a los salarios formales, los salarios de las personas que no tienen estudios superiores”, explica y a lo que se refiere es a que, como el salario mínimo ha tenido alzas por encima del cinco por ciento, hacer esos aumentos para personas que ganan más de ocho salarios mínimos se hace un poco insostenible.

López Castaño explica que, además, con la modernidad, los profesionales se preocupan por estar mejor preparados, lo que hace que la oferta supere la demanda y que las empresas cambien su planta laboral “de menos educados por más educados”. El experto cree que esto es grave debido a que el nivel de informalidad es muy alto —según el último boletín del Dane, llega al 47,1 por ciento—, por lo que el empleo para la gente con un nivel educativo precario ha venido bajando.

En un artículo titulado La educación superior y su papel dinamizador en el empleo formal en Colombia, el profesor López Castaño escribe: “La demanda de personal con formación superior por parte de las empresas modernas ha venido aumentando tendencialmente en las ciudades colombianas. Por unidad de PIB urbano se duplicó entre 1984 y 2014. Este extraordinario dinamismo ha generado una creciente demanda de información por parte de los aspirantes, las universidades, los egresados y las empresas. Mientras tanto, los sistemas de información son todavía deficientes”.

¿Hay que estudiarlos?

Claro que vale la pena hacer posgrados, pues generan trabajo capacitado que se paga mejor. Sin embargo, considera el profesor López Castaño, algo que no se ha dicho es que esta demanda beneficia enormemente a las universidades.

“En la academia, esos posgrados son más rentables. Yo no he hecho un estudio sobre eso pero tengo esa impresión. Ha habido un boom de los posgrados, especializaciones y diplomados. Y en el caso de las universidades públicas, cada vez vemos más y más programas de posgrado y se construyen bloques enteros para ese fin, pues ahí encontraron una manera de oxigenar sus finanzas que, para nadie es un secuestro, debido a los recortes del Gobierno Nacional, no andan muy bien”.

Según cifras entregadas por el Observatorio Laboral para la Educación, de estudios hechos entre 2013 y 2014, un recién graduado de doctorado puede ganarse en Colombia hasta cinco millones y medio de pesos; alguien con una maestría puede alcanzar los tres millones novecientos mil pesos, y si se tiene sólo una especialización se pueden redondear los tres millones cien mil pesos. La diferencia de este último comparado con un egresado de pregrado es de casi el 50 por ciento, y de alguien graduado de una tecnología alcanza el 70 por ciento. Sin embargo, aquí se reseña a los recién graduados sin contar años de experiencia.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS El beneficio de la acreditación

Desde el Observatorio Laboral, dicen: “Para un graduado en 2013 (trabajando en el 2014) de una Institución de Educación Superior acreditada, la vinculación laboral y su salario promedio de enganche son mayores que los que presentan los graduados de instituciones no acreditadas. Esto lo que indica es que el mercado laboral está teniendo muy en cuenta a las instituciones con acreditación de alta calidad, como una garantía de excelencia en la formación de los nuevos profesionales. La diferencia entre los salarios de enganche de las instituciones acreditadas y no acreditadas es del 14,1 por ciento”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección