Así se preparan estas 5 arepas colombianas

  • Hasta 70 tipos de arepas se producen en el país.
    Hasta 70 tipos de arepas se producen en el país.
Ana María López de Mesa | Publicado el 04 de julio de 2018

La historia de las arepas se remonta a la época precolombina donde el maíz era considerado un regalo de los dioses, siendo el principal cultivo y base de alimentación de los chibchas, que lo consumían en diversas formas, entre ellas las también llamadas tortillas. A Europa solo llega en el siglo XVI después del primer contacto con América.

Los diferentes tipos de maíz que se encuentran en nuestras tierras, permitieron la creación de múltiples tipos de arepas. Hasta la introducción de la harina de maíz, la preparación tradicional ha sido a base de maíz molido; lo que cambia es la técnica de cocción y combinación de ingredientes que le da a cada variedad su toque característico.

Hoy existen más de 70 tipos de arepas en las diferentes regiones colombianas. La paisa, sin duda, es la más reconocida, tal vez por el gran culto que le rendimos en la región. Sin embargo, con características muy diferentes y autóctonas, según la tierra de origen, este plato es también insignia en regiones como el Caribe, Santander, Boyacá y el Valle del Cauca.

Arepa de huevo

Entre la empanada y la arepa, esta variedad clásica de la Costa Caribe bordea un límite polémico por ser un frito. Se prepara con maíz peto molido y antes de freírse es bañada en agua de ajo, lo que le da el sabor salado y la textura crujiente. Una vez se arma, la arepa se fríe y cuando está dura se abre para agregarle el huevo y luego terminarla de freír. La versión tradicional es solo con huevo, pero algunas llevan también carne, hogao u otros ingredientes. Para los caribeños es un plato que pueden consumir en cualquier momento del día, con ají casero y suero costeño.

Arepa de choclo valluno

Se prepara con maíz dulce, lo que desde el mismo sabor la hace bastante diferente a los demás tipos de arepa. Su textura también la caracteriza, pues por ser hecha con mazorca tierna, el producto final no es rígido, sino que, por el contrario, es suave y esponjoso, más similar a una tortilla. Por su sabor dulce es consumida en meriendas. Siempre se sirve con queso, suero o quesocrema. Algunas variaciones incluyen un producto dulce, como el bocadillo.

Pelao santandereano

El maíz amarillo con el que se prepara este tipo de arepa es previamente cocinado y tratado con ceniza disuelta en agua para quitarle la cubierta de la semilla, un proceso que en su preparación tradicional puede tardar hasta un día completo. Luego, el maíz molido se mezcla con chicharrones o yuca triturados y la masa final se asa en plancha o tiesto de barro hasta que estén crocantes. Su uso común suele ser para acompañar otros platos principales, como asados, sopas o picadas de carne.

Tela paisa

La que más goza de fama es en realidad la más simple de todas. Es una preparación a base de puro maíz, sin ninguna otra combinación, ni siquiera sal. Se consume al desayuno, almuerzo, cena y meriendas; sola, como acompañante de otras comidas o como un plato completo con preparaciones especiales sobre ella. Una de sus características más importantes es que sea delgada para que tueste fácilmente. La combinación clásica de la tela es mantequilla y quesito, pero por su sabor neutro puede acompañar prácticamente cualquier alimento.

Arepa boyacense

La receta original mezcla maíz amarillo seco molido con mantequilla, leche, sal y azúcar o panela, creando una masa que finalmente se rellena de cuajada. La técnica de cocción es asada sobre piedra dando como resultado un producto crujiente por fuera y suave por dentro. Se consume como parte de la picada boyacense o al desayuno con changua. También, en las comidas intermedias con una bebida caliente.

Fuentes: Arepas Artesanales Fusión / Restaurante Sierva María / Restaurante La Fogata / Biblioteca del Banco de la República.

Contexto de la Noticia

Revista Paladares

La magia de los ingredientes, recetas e historias que llenan de sabor nuestras cocinas inspiran las páginas de Paladares, una revista que circula cada mes para suscriptores de El Colombiano.

Ana María López de Mesa Betancur

Periodista de la unidad de Revistas de El Colombiano. Con interés por los temas de ciencia, tecnología, medio ambiente y cultura.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección