La nave Cassini prepara su muerte, después de 13 años

  • El color dorado con el que se conoce mejor a Saturno y sus anillos, captado por Cassini. FOTO NASA
    El color dorado con el que se conoce mejor a Saturno y sus anillos, captado por Cassini. FOTO NASA
Por Ramiro Velásquez Gómez | Publicado el 19 de abril de 2017

El anuncio de la existencia de condiciones favorables para la vida en Encelado, esa pequeña luna de Saturno, puso un punto más alto en los logros de Cassini.

La nave comenzará la semana que llega (el domingo 23) una serie de 22 acercamientos a Saturno para, el 15 de septiembre, morir engullida por ese gigante alrededor del cual ha estado girando y revelando sus secretos desde el 1 de julio de 2004 cuando se insertó en su órbita.

La revelación del jueves es solo un hallazgo importante más en la misión, la primera en explorar en mayor detalle al gigante de los anillos y sus 53 lunas nombradas, más 9 provisionales.

Luego de haber recibido dos extensiones en su misión, pues estaba prevista su muerte para 2008, la nave se está quedando sin combustible.

Y tal vez el gran final, como lo han llamado sus manejadores de la Nasa, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Italiana del Espacio, será el tiempo más productivo de los 13 años de una misión que ha costado US$ 3260 millones.

“Cassini hará algunas de sus observaciones más extraordinarias al final de su larga vida”, en palabras de Linda Spilker, científica de la misión en el Jet Propulsion Laboratory de la Nasa.

La afirmación tiene su razón: se sumergirá repetidamente entre los anillos y la atmósfera del planeta, un espacio de 2500 kilómetros donde nunca jamás ha estado una nave y en cuya travesía se espera contar con la suerte tenida en los 13 años de trabajo.

¿Pero qué es eso tan extraordinario que ha logrado la pequeña Cassini, de 6,7 por 4 metros, frente a ese monstruo de 120 536 kilómetros de diámetro?

¿Existe vida?

La última investigación a cargo de científicos de Cassini, revelada en el journal Science, sugiere que en la pequeña luna Encelado existiría una especie de energía química de la que podría aprovecharse alguna forma viva para alimentarse. Allí, se conoce en gran detalle por lo que ha reportado Cassini, hay chorros de agua que salen desde la superficie al espacio.

“Es lo más cerca que hemos estado hasta ahora, de identificar un lugar con alguno de los ingredientes necesarios para un ambiente habitado”, explicó Thomas Zurbuchen, administrador científico de la agencia espacial.

Hacia el subsuelo se está filtrando hidrógeno, lo que permitiría que microbios -si existieran en ese océano interno- lo usaran para combinarlo con el dióxido de carbono disuelto en el agua. Esa reacción podría generar metano, que es la raíz del árbol de la vida que tenemos en la Tierra.

Los chorros de vapor de agua observados fueron toda una sorpresa que confirmaron la existencia de una superficie joven, vista por la Voyager.

En Titán

Fue el 14 de enero de 2005, cuando Cassini soltó sobre la gran luna Titán la sonda Huygens, que aterrizó en ella, el primer aterrizaje en un cuerpo del Sistema Solar exterior, 10 veces más alejado del Sol que la Tierra y mucho más frío.

Huygens demostró que Titán es el único lugar conocido del Sistema Solar con un mar líquido en su superficie, no de agua sino de metano.

Reveló un paisaje similar al terrestre, con dunas como las de Namibia y el Sahara y rasgos costeros, canales y cañones profundos y rocas redondas como las que hay en los ríos en la superficie terrestre.

Un paisaje como el que pudo tener la Tierra en sus primera fase.

Entre las observaciones se destaca una tormenta, la más poderosa jamás vista en el Sistema Solar, una lluvia de metano en esta luna.

La historia

También permitió conocer el funcionamiento de los anillos, un minilaboratorio del Sistema Solar: las partículas que los conforman se juntan, se separan, forman ondas y chocan con objetos, una simulación, si se quiere, de cómo se forman los planetas.

Las lunas cuentan la historia de su pasado, dejando ver señales de bombardeos de meteoritos y acciones de otras fuerzas durante su formación y evolución.

En este sentido, permitió entender que cada una posee unas características únicas con sus misterios.

De la información se deduce que la luna Febe es probablemente un objeto del Sistema Solar exterior más allá de Neptuno capturado por la gravedad de Saturno hace mucho tiempo.

Es Febe a la vez la causante de que Iapeto aparezca de dos colores, porque proyecta su sombra sobre este.

Para sorpresa, Hiperión, otro de sus satélites, luce como un panal de avispas rodando por el espacio. Su densidad es tan baja que los impactos que recibe comprimen su superficie en vez de despedazarla.

Cuando una de las Voyager cruzó por Saturno hace tres décadas, se observaron intrigantes arrugas sobre la luna Dione. Cassini confirmó que son cañones en una vasta red, habiendo detectado además una tenue atmósfera.

Tantos sobrevuelos por las lunas arrojaron información que tardará años en ser analizada y digerida.

Maravillosos anillos

Si bien no se conoce el origen exacto de los anillos de Saturno que le confieren una fisonomía espectacular, la misión aportó datos reveladores.

El anillo denominado E fue creado por el hielo que expulsa Encelado, mientras otros fueron formados por el material eyectado cuando meteoritos golpean las lunas, como el G, un anillo descubierto solo en 2006 gracias a la misión.

Otro anillo, el F, es controlado por la interacción con la luna Prometeo.

Observó cómo el color del hemisferio norte cambia al moverse al sur la sombra de los anillos, cambiando del tono azulado que encontró al llegar, al dorado con el que se conoce más el planeta.

Pero hay un hecho tecnológico poco conocido que explica cómo una nave logra mantenerse 13 años (casi la mitad de un año saturniano) en intrincados sobrevuelos por entre una jauría de lunas y anillos.

La nave sobrevoló 127 veces la gran y misteriosa luna Titán. Cada una de esas pasadas modificó su velocidad, usando al satélite como asistente de gravedad, ayuda muy usada en exploración espacial (como en el viaje de Galileo a Júpiter) pero no a este grado de complicación, avance que facilitó el ahorro de combustible y un periplo que no se habría logrado con los modos tradicionales de exploración.

Pionera

Aunque la misión fue operada por tres países, 19 más contribuyeron al hardware del sistema de vuelo.

La nave porta 12 instrumentos, desde espectrógrafos a cámaras y radar, hasta magnetómetro, mientras Huygens, que llevó adherida durante el viaje de casi 7 años, tenía 6.

Entre las tecnologías pioneras figura la grabadora sólida, sin partes móviles, así como su electrónica sólida.

Tiene cerca de 14 kilómetros de cables y 22 000 conexiones de distinta clase.

Sus logros serán base de futuras misiones de exploración, no solo a Marte sino en la conquista de Europa, luna de Júpiter con otro océano, viaje que se encuentra en la fase de diseño.

Desde la antigüedad Saturno ha sido admirado por los humanos, pero solo ahora gracias a Cassini se presenta en todo su esplendor, sin dudas el planeta más fotogénico del Sistema Solar. Una historia bien contada.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Los momentos finales de una productiva misión

Para el final de Cassini había cuatro alternativas: dejarla que vagara por el espacio; que se estrellara contra Titán o que lo hiciera contra Encelado; o mandarla contra Saturno, como se eligió.

Pese a que toda nave es esterilizada antes de partir, pueden quedar bacterias y de lanzarse contra Titán o Encelado podrían contaminarlos. Contra Saturno se consumirá en la atmósfera.

A partir del próximo domingo la nave realizará una inmersión semanal entre los anillos y el planeta. Serán 22.

En la fase final entregará información sobre los campos magnéticos y la conformación interna del planeta, así como sobre su rotación, y con mayor detalle sobre el material en los anillos.

Las imágenes finales las enviará unas horas antes de entrar en la atmósfera, pero hasta último momento enviará datos. Está previsto que a las 5:44 de la mañana del 15 de septiembre entre en la atmósfera y un minuto más tarde haya muerto.

INFORME Dos lunas que atraen la atención

· Titán, la luna más estudiada, es la más grande de Saturno y segunda del Sistema Solar detrás de Ganímedes (Júpiter). Su diámetro es de 5150 kilómetros y orbita a 1,2 millones de kilómetros del planeta.

· Encelado por su parte es el sexto satélite más grande, con un diámetro de 500 kilómetros. Orbita a unos 180 000 kilómetros de la cima de las nubes de Saturno.

· Cassini fue lanzada el 15 de octubre de 1997. La misión se extendió dos veces, 2008-2010 y 2010-2017.

· Se estima que más de 5000 personas participaron de una u otra forma en el desarrollo de este programa.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección